SE AVANZA EN SU REGULACIÓN

Los psicólogos especializados en emergencias, una necesidad en España

Tras la aprobación en la Asamblea Regional de Murcia de dos mociones presentadas por el Partido Popular, instando al Gobierno de la Nación a la regulación de la figura del psicólogo de emergencias, Maria Antonia Soto, psicóloga que coordinó el dispositivo de atención psicológica en el terremoto de Lorca de mayo de 2011, consideró necesaria su profesionalización y continúa trabajando para ello

Psicóloga que coordinó el dispositivo de atención psicológica. | ED
Psicóloga que coordinó el dispositivo de atención psicológica. | ED
Los psicólogos especializados en emergencias, una necesidad en España

El terremoto de magnitud 5,1 en la escala de Ritcher que sacudió la ciudad de Lorca hizo cundir el pánico durante todo el día en la región murciana con múltiples réplicas que incrementaron la sensación de peligro, dejando 9 víctimas mortales y 324 heridos.

La presencia de los equipos de psicólogos pertenecientes a Protección Civil, Cruz Roja, Colegios Oficiales de Psicólogos y otros organismos públicos y privados en éste y otros acontecimientos acaecidos en nuestro país, como la inundación en el camping “Las Nieves” de Biescas en 1996, los atentados de Madrid el 11 de marzo de 2004, los accidentes de vuelo de Spanair en 2008 y Germanwings en 2015 o el descarrilamiento del tren Alvia en Santiago de Compostela en 2012, han puesto de manifiesto la necesidad de la regulación y estructuración de la asistencia de los profesionales de la psicología ante estas situaciones de emergencia y catástrofes.

La necesidad de un psicólogo de emergencias

A raíz de su experiencia en el terremoto de Lorca, previamente en el Grupo de Emergencias del Colegio Oficial de Psicólogos de la Región de Murcia y del trabajado que venía desarrollando en esos momentos como psicóloga en la Dirección General de Emergencias de esa Comunidad, surgió la idea de crear un Plan Director de Formación en psicología de Emergencias y Catástrofes que estableciera los contenidos que debía reunir la formación del psicólogo de emergencias.

“Con la experiencia que yo tenía y haciendo un análisis de la situación que había en España, consideré necesario realizar este documento que sirvió de base para iniciar el proceso de regulación”, afirma María Antonia Soto. El objetivo final es la creación de un servicio de asistencia que permita la integración de estos profesionales de forma permanente en los organismos con competencia en materia de gestión de emergencias y catástrofes y establecer la formación reglada que habilite para dicha actividad.

La inclusión de la atención psicológica en la Ley de Protección Civil de 2015, en el amplio marco normativo que determina la asistencia a víctimas en estas situaciones y en los planes de acción de salud mental en la respuesta a emergencias en organismos internacionales como la OMS es un hecho, por lo que el desarrollo de la actividad del psicólogo de emergencias debe estar asociada a profesionales cualificados en esta materia que aborden las necesidades psicológicas de la población afectada y fomenten su recuperación.

Desde la aprobación de las mociones de regulación por la Asamblea Regional de Murcia el 4 de febrero de 2015 y el 21 de febrero de 2017 se han venido realizando contactos y conversaciones con responsables de los distintos Ministerios implicados, mostrando todos ellos un gran interés en trabajar en esta propuesta, afirma Maria Antonia Soto. Una predisposición que también muestran y apoyan otros grupos parlamentarios.

Antes, durante y después

No sólo es en grandes catástrofes donde esta figura cobra especial relevancia, sino también en situaciones cotidianas donde se producen fallecimientos de forma violenta e inesperada como accidentes de tráfico, suicidios, incendios, etc. “Estos profesionales dirigirán su actuación a aquellas necesidades de índole psicológica que pudieran requerir tanto víctimas y afectados como personal interviniente en estas situaciones”, añade Soto.

El psicólogo de emergencias además de intervenir en el momento de la emergencia, llevará a cabo tareas preventivas, de asesoramiento a profesionales de este ámbito, proporcionará asistencia en la fase post-impacto hasta el restablecimiento de la normalidad y facilitará la derivación y continuidad a otros servicios de salud metal.

"Lo importante es que los profesionales de la psicología de emergencias se inserten en los organismos que las gestionan dentro de un sistema asistencial público y normado que garantice la prestación de este servicio a la población en todas las etapas del proceso de emergencia: antes, durante y después del incidente crítico", añade Soto..

En esta línea se ha pronunciado recientemente Javier Torres, Decano del Colegio Oficial de psicólogos de las Islas Baleares y Coordinador del Área de Intervención Psicológica en Emergencias y Catástrofes del Consejo General de la Psicología en España, con motivo de la I Jornada de Protección Civil Municipal celebrada en Mallorca, donde ha reivindicado la inclusión del psicólogo en las estructuras de emergencias municipales.