SIN FIANZA

Prisión provisional para el acusado de golpear 10 veces a su pareja con un martillo

La mujer, que recibió varios martillazos en la cabeza por parte de su pareja, se encuentra en estado muy grave en el Hospital de La Paz de Madrid. La agresión se produjo en una vivienda del barrio de Tetuán donde los agentes detuvieron al hombre pasadas las 22:30 de la noche 

Policía Nacional. | Imagen de Archivo
Policía Nacional. | Imagen de Archivo

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer nº8 de Madrid ha ordenado la prisión provisional y sin fianza de un hombre que dejó en estado crítico a su mujer tras haberle propiciado 10 martillazos en la cabeza. El acusado será investigado por un presunto delito de homicidio intentado, susceptible de acabar siendo un delito de asesinato intentado, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid este viernes. 

La Policía Nacional detuvo el martes a un hombre de nacionalidad paraguaya de 32 años que dejó en estado crítico a su mujer, de 36 años, tras agredir a su pareja en repetidas ocasiones con un martillo. Según ha podido averiguar la Policía Nacional, el detenido discutió el martes con su pareja nada más llegar a su casa situada en el número 8 de la calle Azucenas, del barrio Tetuán en torno a las tres de la tarde. Todavía sin saber por qué, el hombre se dirigió a una habitación donde cogió un martillo con el que golpeó a su pareja. El hijo de la pareja se encontraba en la cuna en el momento de los hechos.

Fue el hermano del supuesto agresor el que encontró el cuerpo de su cuñada en el interior de la vivienda. Inmediatamente y, tras comprobar que la mujer se encontraba aún con vida, llamó tanto a la Policía como a los servicios de Emergencia del 112. La mujer fue trasladada al Hospital de la Paz en estado muy grave. Ayer jueves, la mujer continuaba en estado crítico. Los agentes encontraron ese mismo día al hombre en una vivienda de un amigo del mismo barrio en torno a las 22:30 de la noche.

Según ha podido saber la Policía, la pareja estaba pasando por una mala racha sentimental y varios testigos aseguran que el hombre era celoso. Sin embargo, éste no contaba con antecedentes ni con una orden de alejamiento. Además, éstos aseguraron que tampoco escucharon ningún sonido proveniente de la casa que indicara que se estaba produciendo tales hechos en el interior de la vivienda.

El acusado se ha acogido al derecho de no declarar ya que no existe ninguna denuncia previa contra él aunque por lo que los agentes esperan que la mujer se recupere para esclarecer así los hechos.