Los presos de ETA, dispuestos a "dar pasos" si se acaban "las presiones y los chantajes"

El EPPK ve cuestiones "significativas" en el plan de reinserción del Gobierno y advierte de que "cualquier programa que tenga como base el arrepentimiento-delación nace muerto"

El colectivo de presos de ETA EPPK ve cuestiones "significativas" en el plan de reinserción anunciado por el Gobierno central y muestra su disposición a "dar pasos" si se abandonan "las presiones y los chantajes".

En un comunicado del denominado Colectivo de Presos Políticos Vascos que publica el diario Gara, advierte de que "cualquier programa que tenga como base el arrepentimiento-delación nace muerto y estéril". No obstante, apunta que, "abandonando las presiones y los chantajes", el EPPK está dispuesto a "dar pasos en la línea de sus últimas declaraciones y a la espera de que se difundan las conclusiones de su debate".

El colectivo considera que el plan del Gobierno "no responde a lo que una amplia mayoría de la sociedad vasca le ha pedido: que cambie la política carcelaria y la adecue a la luz de las nuevas oportunidades políticas".

Pide que se "desactiven las medidas de excepción y con la dispersión", así como que "se garanticen todos los derechos y empezar a posibilitar la excarcelación de los presos en el marco de las condiciones democráticas".

Asimismo, destaca que el programa "nos reconoce como objetivo del sistema penitenciario y como sujeto de derechos globales" y supone, a su entender, un reconocimiento del "fracaso político" de la llamada 'vía Nanclares'.

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Al usar este sitio acepta el uso que hacemos de las cookies Más información >