SE ESCUDA EN EL CÓDIGO ÉTICO DE PODEMOS

La presidenta del Parlamento navarro utiliza el coche oficial para sus vacaciones

Ainhoa Aznárez, presidenta del Parlamento de Navarra y miembro de Podemos, ha reconocido que utilizó el coche oficial en dos ocasiones para ir de vacaciones con su marido por "cuestiones de seguridad". Antes, renegaba del uso del vehículo, al que tiene derecho por su cargo público

Ainhoa Aznarez, presidenta del Parlamento Navarro.
Ainhoa Aznarez, presidenta del Parlamento Navarro.

La presidenta del Parlamento de Navarra, Ainhoa Aznárez (Podemos), ha reconocido el uso del coche oficial para asuntos personales y lo ha intentado justificar aludiendo motivos de "seguridad" y "aconsejada" en todo momento por la Policía Foral e Interior. Aznárez había renunciado a su derecho de utilizar el vehículo oficial a su llegada al cargo en junio de 2015, pero una fuerte discusión con los vecinos de Berriozar en agosto ese mismo año le hizo cambiar de opinión al ver peligrar su integridad física. La formación morada presentó hace poco más un año a Aznárez como la presidenta "de un Parlamento que ahora sí será del pueblo". 

Tan sólo unas semanas después del altercado de Berriozar, Aznárez ordenó a los chóferes del Gobierno de Navarra que la recogieran en su domicilio del barrio de San Jorge en Pamplona para ser trasladada junto a su marido al aeropuerto de Bilbao. La presidenta del Parlamento de Navarra repitió la operación un año después. En agosto de 2016, volvió a reclamar la presencia de su coche oficial para viajar con su pareja a Bilbao, donde tomaron un vuelo y empezaron sus vacaciones, según publica el diario de 'Navarra.com'. Además, en las dos ocasiones el coche oficial fue a recogerles a Bilbao para ser trasladados de nuevo a su domicilio. Eso sí, la ex concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Pamplona no disfrutó de guardaespaldas, de la Policía Foral ni de ningún tipo de medida seguridad extraordinaria porque el cuerpo no lo consideró oportuno.

El disfrute del vehículo oficial es un derecho que va vinculado al cargo, aunque Podemos siempre ha criticado y renegado de su utilización. De hecho, la formación liderada por Pablo Iglesias ya renunció a este privilegio para los suyos en el Congreso de los Diputados. El ejemplo no ha sido secundado en todos los lugares del territorio nacional, como se ha podido observar en el caso de Aznárez. El coste del desplazamiento y el dinero del parking del aeropuerto durante la semana que han durado sus viajes son algunas de las ventajas que ha supuesto utilizar el coche del Parlamento.

Ante la polémica, Aznárez ha emitido una nota de prensa en la que lamenta que el diario navarro que ha desvelado la noticia haya publicado el nombre del barrio en el que tiene su domicilio, porque se ha visto obligada a reforzar su seguridad. Además, ha aprovechado para recordar que el código ético de Podemos permite a las personas titulares de altos cargos utilizar el vehículo oficial de carácter permanente "cuando los cuerpos de seguridad del Estado así lo recomienden expresamente por razones de protección personal". Pero ese mismo texto también recoge que "en ningún caso" se podrá hacer uso del coche oficial "para desplazarse al domicilio propio o familiar u otros usos no vinculados con lo estrictamente necesario para el ejercicio de las funciones públicas".

La que en su día fuera concejala del Ayuntamiento de Pamplona por el PSOE ha recurrido a una discusión que mantuvo con vecinos de Berriozar en agosto de 2015 para justificar el uso del coche oficial. La pelea comenzó durante el homenaje al subteniente del Ejército de Tierra Francisco Casanova, asesinado en 2000 por la banda terrorista ETA. Algunos ciudadanos recriminaron a Aznárez su presencia en el acto porque había llegado al cargo de presidenta del Parlamento de Navarra gracias al apoyo de Bildu, entre otros. Fue la propia Aznárez la que se encargó de dar magnitud a la discusión a través de las redes sociales.