DESAYUNO BABELIA THE EXPERIENCE CLUB

"Tenemos que mantener el voto obrero y volver a llegar a gente con un perfil medio-alto"

El economista José Carlos Díez defiende una reforma fiscal y empresarial para crear empleo y recuperar el voto socialista

José Carlos Díez, ha participado en el desayuno de Babelia, The Experience Club y Madrid Foro Empresarial. | ED
José Carlos Díez, ha participado en el desayuno de Babelia, The Experience Club y Madrid Foro Empresarial. | ED
"Tenemos que mantener el voto obrero y volver a llegar a gente con un perfil medio-alto"

Nunca ha militado en el PSOE, pero acudió a su llamada para elaborar las líneas económicas del PSOE tras su Congreso Federal de junio. El economista José Carlos Díez ha dirigido los trabajos del partido en materia económica que marcarán las líneas maestras de la dirección que salga del cónclave socialista y se ha marcado un objetivo claro: recuperar el voto para el PSOE con la socialdemocracia por bandera. “Es nuestra responsabilidad hacer una ponencia para mantener el voto obrero y volver a llegar a gente con un perfil medio-alto. La ponencia económica es un buen instrumento para ello”, ha dicho Díez en un desayuno de Babelia, The Experience Club y Madrid Foro Empresarial en ClickRadioTv.

El economista, que ha evitado posicionarse con ningún candidato a las primarias socialistas, ha defendido los trabajos realizados en el seno del partido y ha tratado de despejar dudas en medio de la carrera por el liderazgo del PSOE. “Nuestra ponencia económica está bastante a la izquierda del pacto de Pedro Sánchez con Ciudadanos”, ha explicado y ha insistido en su afán por aplicar los principios socialdemócratas, que considera válidos pese al contexto económico actual. “La socialdemocracia ni se crea, ni se destruye, solo se transforma”, ha sentenciado ante un grupo de periodistas y empresarios del Madrid Foro empresarial.

Díez ha defendido las propuestas socialistas para mejorar la situación de trabajadores y empresas y ha propuesto medidas de estímulo fiscal a corto plazo y cambios en la política económica con el objetivo de que las empresas “creen empleos de calidad y paguen buenos salarios”. “Vamos a creernos que podemos ser una economía competitiva e innovadora”, ha propuesto Díez.

“Me gustaría que hubiera un plan nacional para crear empresas, hubiera Brexit o no”, ha pedido ante el cambio de contexto que supondrá la salida del Reino Unido de la Unión Europea. “Tenemos condiciones para ello”, ya que, según Díez, los empresarios extranjeros valoran las capacidades de España no solo a nivel laboral – “con salarios extremadamente bajos”- sino con “una red en condiciones para hacer negocios de calidad”, en referencia a la red de infraestructuras de que dispone España. “Desde el PSOE pedimos a las empresas que creen empleo y que paguen impuestos”, ha explicado.

Y ha propuesto dos medidas concretas en ese sentido. Por un lado, impulsar los puertos españoles. “Tenemos que hacer una apuesta decidida para que los puertos sean industriales”, ha apuntado, a lo que habría que añadir un refuerzo ferroviario. “Hay que conectar los polos industriales y conseguir un malleo del ferrocarril”, ha propuesto.

Con la vista puesta en el contexto internacional, Díez ha defendido la importancia de mejorar las condiciones de acceso a crédito de las empresas españolas. “Hay que apostar por las empresas que ya existen para que tengan las mismas condiciones que sus competidores europeos”, ha pedido.

Díez ha centrado su discurso en un posicionamiento contra la política económica del actual gobierno. “Estoy preocupado por la política de Mariano Rajoy. Mario Draghi [director del BCE] dejará de comprar bonos algún día y Rajoy y Guindos seguirán ahí”, ha alertado. “La deuda sigue ahí. Aún hay 250.000 millones de euros de deuda de la banca y 150.000 del estado que se deben al BCE. Ahora hay que mirar a Frankfurt y hacer políticas económicas basadas en la innovación”, ha explicado.

“Si continúo en el PSOE, me lo tengo que creer”

Díez, que mantiene en todo momento su posición “no orgánica” en el partido, no ha explicado qué pasará una vez se haya elegido al nuevo secretario federal del PSOE. “Si continúo en este proyecto, me lo tengo que creer. Si eso sigue así, yo continuaré”, ha dicho, sin referirse a ninguno de los candidatos.

“He participado en la ponencia por compromiso y porque me lo creo. No es un asunto de la Gestora, sino un tema de procedimiento, de estatutos” y ha añadido que ha contado con varios colaboradores “sanchistas” para la elaboración de la propuesta económica, como Pedro Casares, Cristina Narbona y Manuel de la Rocha.

Sin embargo, el economista ha declinado hacer averiguaciones sobre cuál será su posición tras el congreso del partido al que, ha insistido, no está afiliado. “Primero, hay que ver qué pasa en las primarias; ver si continúa el proyecto, que me elijan y que los ciudadanos nos voten”, con lo que ha despejado, por el momento, la posibilidad de tener algún otro cargo en la estructura socialista.