Las pensiones, la reforma clave de 2013

El 1 de enero de 2013 entró en vigor la reforma de Zapatero. Rajoy ahora también está pensando en modificar algunos puntos claves. UGT confirma a ESTRELLA DIGITAL que no apoyará las nuevas modificaciones

Las pensiones, la reforma clave de 2013
Las pensiones, la reforma clave de 2013

Ya no hay marcha atrás. El pasado 1 de enero entró en vigor una de las reforma más importante de nuestra democracia, la que atañe al sistema de pensiones, una de las grandes conquistas del siglo XX. La nueva normativa fue aprobada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero durante el verano de 2011, sin el apoyo del PP, y aunque entonces ya entraron en vigor algunas de sus disposiciones, no ha sido hasta este enero, con el Ejecutivo de Mariano Rajoy ya en el poder, cuando se ha puesto en marcha el grueso de la misma.

La ampliación de la edad de jubilación desde los 65 a los 67 años, el aumento de los años de cotización e importantes novedades en la base de cotización y en la jubilación anticipada son algunos de los puntos claves de la nueva Ley General de la Seguridad Social. Los cambios no son inmediatos, sino progresivos, aunque aún existen discrepancias en cuanto a su aplicación íntegra y algunos matices de la misma. Zapatero acordó 2027 como fecha límite. Bruselas, sin embargo, lleva un tiempo presionando al Ejecutivo español para que lo ponga en marcha “lo antes posible”.

Novedades de la nueva ley que ya entró en vigor


No obstante, no parece que estas modificaciones sean suficientes. No hay duda de que la presión demográfica y la mejora de las prestaciones plantean grandes retos al sistema de pensiones. Y por este motivo, el Gobierno de Mariano Rajoy ya ha comenzado a matizar su discurso. El actual líder del Ejecutivo llegó a decir cuando estaba en la oposición, que si él gobernaba en 2013 "nadie se jubilaría a los 67 años". Pero la realidad ha vuelto a abofetearle. Las cuentas no cuadran. Desde el inicio de la democracia, el número de jubilados se ha duplicado con creces, la cuantía de la prestación se ha multiplicado por 10 y al pensionista le quede una media de 20 años de vida desde que accede a su nueva condición. Ante esta realidad, la pregunta resulta obligada. ¿Era sostenible el sistema de pensiones sin las modificaciones que acaban de entrar en vigor? Es más, ¿son suficientes?

El Gobierno cada vez duda más de ambas cuestiones. Cuando el Partido Popular estaba en la oposición no creía ni siquiera que fuera necesario cambiar el sistema -votó en contra de la reforma de Zapatero- y ahora que está en el poder, no sólo está de acuerdo con la nueva normativa -no ha impedido que entrara en vigor el 1 de enero-, sino que incluso duda de que sea suficiente. Por este motivo, el pasado noviembre, el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, ya adelantó algunas de las propuestas que el Ejecutivo 'popular' tiene pensado exponer a lo largo de este mes ante la Comisión del Pacto de Toledo. Objetivo: hacer sostenible el sistema de pensiones en el tiempo, así como también cumplir con las exigencias procedentes desde Europa.

Reforma de Zapatero vs. Reforma de Rajoy

Ahora bien, el Ejecutivo ha asegurado apostar por el consenso en esta ocasión. El sistema de pensiones es la joya de la Corona de nuestro modelo de Estado de Bienestar; y todas las fuerzas políticas lo saben. Precisamente, por este motivo, el 15 de febrero de 1994, el Congreso de los Diputados aprobó el famoso Pacto de Toledo, un acuerdo cuya virtud más valiosa es el compromiso ineludible de las formaciones políticas de discutir en la intimidad sobre el asunto para expresar el resultado en forma de pacto, alejados de las imposiciones de las mayorías parlamentarias.

La reforma de Zapatero no estuvo exenta de polémica. Y de esta nueva propuesta de Rajoy no se espera menos. Hasta el momento, el PSOE ya ha advertido de que no pactará nada que no cuente con el beneplácito de los sindicatos; y la condición parece difícil de cumplirse. Tal y como ha confirmado a ESTRELLA DIGITAL Carmen López, secretaria de Política Social de UGT, por el momento nadie a contactado con ellos. Y aunque el Ejecutivo lo haga parece ser que tampoco hay muchas esperanzas de que lleguen a un acuerdo. "El sistema de pensiones ya se pactó. Y es bueno, barato y viable", ha aseverado López a este diario. Para UGT, la reforma de Zapatero es "suficiente" y recomienda al Ejecutivo 'popular' que si tiene un problema de recaudación, que es evidente que existe, revise la reforma laboral, que es la que está causando bajas en la seguridad social. "No es justo que usen la crisis para hacer un cambio en el sistema de pensiones. No es necesario. Todos los temas que exigían revisión ya se han abordado", concluye la sindicalista.

El Gobierno, por su parte, se ha dado un plazo de tres meses. Concluido el tiempo, lo aprobará solo.