"Es un parche para lavar la cara y callar a los ciudadanos"

Cristina Escribano, portavoz de la PAH, asegura a ESTRELLA DIGITAL que la nueva normativa le produce "estupor y rabia"

"Es un parche para lavar la cara y callar a los ciudadanos"
"Es un parche para lavar la cara y callar a los ciudadanos"

La indignación crece a pasos agigantados entre los miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). Pocas horas después de que el Gobierno haya dado luz verde al Real Decreto Ley de urgencia para frenar el drama de los desahucios, los afectados ya han comenzado a expresar su malestar por la nueva normativa. "Únicamente es un parche para lavar la cara y callar a los ciudadanos", denuncia muy disgustada a ESTRELLA DIGITAL Cristina Escribano, activista de la PAH Madrid, que asegura haberse sentido muy "avergonzada" cuando ha visto este jueves a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y al ministro de Economía, Luis de Guindos, anunciar una batería de medidas con las que quieren hacernos creer que son "buenos", pero que en el fondo "no solucionan el problema".

Quedan muchísimas incógnitas en el tintero que tendrán que explicar

En este sentido, la PAH cree que una vez más el Gobierno ha vuelto a ceder a la presión de la banca y ha anunciado medidas que excluyen a la mayoría de las personas afectadas. En un comunicado que ha hecho público la organización en su página web, los afectados han querido dejar constancia de que ninguna de las medidas adoptadas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy les convence. Concretamente, la colaboradora Cristina Escribano cree que el Gobierno ha actuado deprisa, para salir del paso, y no ha dado con las soluciones adecuadas. "Quedan muchísimas incógnitas en el tintero que tendrán que explicar", denuncia Escribano. Entre ellas: ¿Por qué afectará a familias monoparentales con dos hijos? ¿Si tienes uno, ya eres menos pobre? Los 19.000 euros anuales, ¿brutos o netos? ¿Qué pasa con los intereses de demora? ¿Y si en dos años la situación no ha mejorado nos echarán de nuestras casa? ¿Qué hacemos con todos los que ya están en la calle o a punto de que les echen de sus viviendas?. "Siento estupor y rabia porque nos están tratando como a tontos", remata la colaboradora de la PAH.

Ahora bien, las exigencias de la Plataforma son "claras, indivisibles e innegociables". La paralización de “todos” los desahucios, y sin “excepción”, de vivienda habitual cuando se trate de deudores de buena fe. La dación en pago retroactiva. Y la reconversión del parque de viviendas que acumulan las entidades financieras en un parque público de alquiler social. Medidas que a simple vista podrían tener títulos similares a los expuestos este jueves por el Ejecutivo, si no fuera por todas las incógnitas e inconcreciones que alberga la iniciativa gubernamental. Desde la Plataforma se ponen en relieve algunas de estas cuestiones.

Las exigencias de la Plataforma son "claras, indivisibles e innegociables"

1. Sobre la moratoria de dos años para los colectivos más vulnerables. El Gobierno lo considera una medida clave para evitar los desalojos. Los afectados, sin embargo, tienen sus dudas. La PAH cree que la moratoria aprobada no es "eficaz", puesto que vuelve a ser muy "restrictiva". Los afectados reclaman medidas, "por lo menos", como las que tiene Francia, donde cada año decretan moratoria invernal generalizada de los desahucios. "Tal vez ni los tristemente fallecidos entrarían en los criterios de Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría y De Guindos", reza el comunicado, donde también se asegura que centenares de miles de familias volverán a ser excluidas. "¿Qué pasa con una pareja con dos hijos menores de 4 y 6 años, con un subsidio por desempleo de 420 euros y que tiene fecha de desahucio fijada mañana?", se pregunta la Plataforma.

2. La PAH también critica el despiste intencionado del Gobierno de no hacer mención a la retroactividad. "¿Qué pasa con las 350.000 familias que ya han sido desahuciadas?", se pregunta la Plataforma. El Gobierno ha intentado dar respuesta a esta realidad con una iniciativa que bien merece matizarse. Según el Ejecutivo, se creará un fondo social de viviendas con una renta baja y razonable para personas que se han quedado sin casa. Ahora bien, el Gobierno no tiene parque de vivienda, sino que el Ministerio de Economía cuenta con que el Fondo se nutra de vivienda que está en manos de la banca debido a las ejecuciones por impago. En este sentido, la PAH reclama más información: "Se hace el anuncio, pero no se dice ni cuántas, ni cómo se crearía ese parque de vivienda social". El Ejecutivo, por su parte, asegura que las negociaciones con la banca acaban de empezar, aunque De Guindos se ha mostrado muy optimista al respecto. "En un país donde existen 700.000 viviendas vacías, no debería haber problema de disponibilidad", ha rematado el titular del ramo.

3. Por otra parte, el Gobierno tampoco ha tenido en cuenta la dación en pago reclamada con efusividad por la PAH. Es más, el ministro de Economía ha asegurado que para el Ejecutivo no es una medida urgente, sino de "última instancia". En este sentido, De Guindos ha recordado que el Código de Buenas Prácticas aprobado en marzo ya contempla esta posibilidad y que no hay intención alguna de generalizar esta opción. "El objetivo de este Gobierno es que la gente pueda seguir viviendo en sus casas. Y la dación en pago significa todo lo contrario. Es decir, que se entreguen las llaves", ha explicado el titular de Economía.

4. Y por último, el Ejecutivo 'popular' ha emplazado a un debate más "sosegado y profundo" otros temas de interés. La vicepresidenta ha citado algunos de ellos: los intereses de demora, la tasación de las viviendas y las cláusulas abusivas.

La mesa de expertos creada por el Gobierno y el PSOE ha fracasado

Ante este panorama, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca no duda en concluir que las medidas recientemente aprobadas se han vuelto a quedar cortas. La mesa de expertos, encabezada por el subsecretario del Ministerio de Economía, Miguel Temboury, y la secretaria de Economía de los socialistas, Inmaculada Rodríguez-Piñero, ha fracasado. Después de tres intensivas jornadas de negociación, Gobierno y PSOE no han logrado ponerse de acuerdo, y el resultado final sólo agrada a una de las partes. Los socialistas reclamaban una modificación "profunda" de la Ley Hipotecaria, y el Gobierno se ha enrocado en salir del paso con medidas "paliativas", pero con intención de seguir dialogando.

Un diálogo en el que la PAH sigue sin confiar. "Si piensan que con esto nos van a callar están muy equivocados. Esto nos da más fuerza para seguir luchando", advierte Escribano, que asegura que no esperaba "mucho más" de lo que al final se ha anunciado este jueves. "Piensan que los ciudadanos somos ladrones por naturaleza, y de lo que no se dan cuenta es que el ansia de lucro de la banca, la falta de eficiencia de los empresarios y la poca profesionalidad de los políticos es lo que nos han traído hasta aquí", remata la activista, que asegura que ellos siguen trabajando y que su trabajo lo avalan las más de 600.000 personas que ya han firmado la Iniciativa Legislatura Popular. Firmas validadas este jueves por la Oficina del Censo Electoral y que en breve serán presentadas en el Congreso de los Diputados.