'CASO NADIA'

Los padres de Nadia explican hoy al juez las fotos sexuales de su hija

Los progenitores de Nadia han negado hasta el momento que hayan realizado actos "de ámbito sexual o pornográfico" ante la menor ni hayan tomado fotos "en perjuicio de la niña"

La madre de Nadia, a su llegada a los juzgados de La Seu d'Urgell (Lleida).
La madre de Nadia, a su llegada a los juzgados de La Seu d'Urgell (Lleida).

El juez que investiga la supuesta estafa en los donativos para el tratamiento de Nadia interrogará este viernes a los padres de la menor por las fotografías de contenido sexual en las que aparece su hija, ante los indicios de que la utilizaron para la elaboración y tenencia de pornografía infantil.

La madre de la menor, Margarita Garau, será la primera en comparecer ante el juez de La Seu d'Urgell (Lleida), a las 10.00 horas de la mañana, y posteriormente será el turno para el padre, que desde el pasado 9 de diciembre se encuentra en prisión provisional por un delito de estafa grave.

El titular del juzgado de instrucción número 1 de La Seu ha abierto esta semana una nueva línea de investigación en este caso, después de que los Mossos d'Esquadra localizaron en un lápiz de memoria intervenido a la pareja fotografías de carácter sexual en las que aparecía la menor, en algunas de ellas desnuda y en otra mientras sus padres mantenían relaciones sexuales.

A la vista de este hallazgo, el juez, que el pasado 9 de diciembre envió al padre a prisión, dejó en libertad con cargos a la madre y les retiró a ambos la tutela de la niña, les ha citado de nuevo para este viernes, al considerar que podrían haber cometido los delitos de elaboración y tenencia de pornografía infantil, así como de exhibicionismo y provocación sexual.

El juez considera que este hallazgo no supone una simple sospecha, sino "la constancia y evidencia de claros indicios objetivados de participación de la persona investigada (en este caso el padre) en la comisión de los referidos delitos de provocación sexual y explotación sexual".

Antes del interrogatorio, el juez espera que los Mossos d'Esquadra le comuniquen también el resultado del análisis que les ha encargado de otros 13 lápices de memoria, siete tarjetas de memoria y tres discos duros de la pareja, con el objetivo de localizar si había más fotos de contenido sexual, si borraron algunas al sentirse perseguidos o incluso si las difundieron por las redes sociales.

Los padres han asegurado hasta el momento, a través de su abogado, Alberto Martín, que no han realizado "jamás" actos "de ámbito sexual o pornográfico" ante la menor ni han tomado fotos "en perjuicio de la niña" y han alegado que algunas de las imágenes las tomaban para comprobar el "seguimiento de un tratamiento dermatológico" de Nadia, afectada supuestamente de una enfermedad rara.

El abogado de la familia sopesa dejar de representar al padre tras los interrogatorios de hoy y centrarse únicamente en la defensa de la madre, al considerar que podría ser su estrategia "más conveniente".

Por el delito de estafa, los padres de Nadia están acusados de dedicar a fines particulares ajenos al tratamiento de la menor al menos 600.000 de los 918.000 euros que recaudaron en donativos para la niña, que tiene once años, desde el año 2008.

Para el magistrado, los padres perjudicaron a la niña con métodos que rayan la mendicidad, por no proporcionarle el tratamiento médico adecuado, si realmente está enferma, o por mediatizarla de forma "insostenible", para lograr con la compasión que la beneficencia costeara su "alto nivel" de vida.

La Audiencia de Lleida acordó este lunes -antes de que llegaran al juzgado las imágenes de contenido sexual de la menor-, mantener en prisión provisional a Fernando Blanco, ante el riesgo de fuga, que el tribunal cree que puede aumentar por la gravedad de las penas que afronta por usar a su hija para convertir la "beneficencia" en su medio de vida.