OPERACIÓN LEZO

OHL demasiado presente

El CEO del Grupo Villar Mir y Consejero de OHL, Javier López Madrid, ha llevado a la compañía de los anales a los juzgados. Un capital de relaciones personales y algunas prácticas turbias han convertido a la entidad emblema de la época dorada, en ejemplo de colusión de intereses con políticos venales

Javier López, consejero de OHL.
Javier López, consejero de OHL.
OHL demasiado presente

Cuando, en plena burbuja, se les preguntaba a los ejecutivos de OHL cuál era su fortaleza, no lo dudaban, el mantra de ingeniero de Villar Mir se había diseminado por la corporación: nos encargamos de lo más grande y lo más difícil; afirmación seguida por una larga lista de obras y técnicas de ingeniería para resolver las más notables dificultades. En qué momento la fortaleza ha sido sustituida por la debilidad del lobismo político, una práctica también histórica de la compañía, no es fácil de adivinar.

Sea esa histórica habilidad, nacida desde que Obrascón construyera unas dársenas en Lisboa, o la estrategia el caso es que ha sido la constructora con más contratos concedidos por los gobiernos populares, según el extesorero del PP, Luis Bárcenas.

Entre 2002 y 2009, se citan en sus papeles en la Comunidad de Madrid un total del 215 contratos con administraciones del PP, por valores próximos a los cinco mil millones, el sesenta por ciento del volumen de la contratación y el 35% de los contratos.

Una disputa investigada

A pesar de ello, en este momento el Juez investiga especialmente un contrato, por cierto en disputa: el de la adjudicación del tren de Mostoles a Navalcarnero. La fallida concesión había sido objeto, no obstante, según indicios que obran en poder del juzgado, de una comisión de 1,4 millones de euros a favor de Ignacio González en 2007, cuando era vicepresidente, portavoz y consejero de Cultura y Deportes. 

El proyecto ha fracasado y el juzgado ha decretado la disolución de CEMONASA (Cercanías Móstoles Navalcarnero), constituida por OHL para hacer frente a la concesión. La empresa ha solicitado ante el juzgado de lo Contencioso 371 millones de euros a la Comunidad de Madrid, mientras esta reclama, por disolución e incumplimiento del contrato 31 millones.

La irritación de Piqué

Villar Mir contrató a Josep Piqué en el inicio de la crisis de la entidad con un doble objetivo: colocar al frente de la corporación a un lobista y mediar en la crisis familiar que afectaba a la cúpula de la empresa.

La colusión entre OHL y la Comunidad de Madrid, especialmente, era uno de los motivos de conflicto con Piqué y, junto a los resultados de la compañía, uno de los motivos de su salida.

Las Black

El yerno de Villar Mir fue beneficiario de las tarjetas black de Caja Madrid -Bankia, cuando ésta era presidida Miguel Blesa. Formaba parte del Consejo en nombre de la CEIM, confederación de empresarios. Ni la cantidad usada, apenas 35.000 euros, ni la pena, seis meses, hubieran afectado a su carrera si no hubiera sido acompañada por la 'Operación Púnica' y la continua aparición de investigaciones y complicaciones judiciales e incluso económicas.

Negocios con Púnica y Granados como potencial delator

La familia de Vilar Mir, a través de su yerno Javier López Madrid, hacedor de la estrategia de negocio en la Comunidad, ya está implicada con Granados y su socio, Marjaliza, en la operación Púnica. No era solo el yate, propiedad de López Madrid, que compartió con los responsables de la Púnica, sino una relación comercial basada en cantidades de dinero anotadas en agendas y sociedades inmobiliarias compartidas.

De hecho, aprovechando lo que el propio Juez Velasco ha denominado “beneficio del delator”, Granados habría empezado a interpretar algunas de las anotaciones en su agenda referidas a OHL, como ya hiciera Marjaliza con las suyas. Es probable que la operación del tren de Navalcarnero no sea la única que ayer buscará en sus registros la Guardia Civil, toda vez que se investigan otros dos millones adicionales de pagos al PP madrileño.

México, de beneficios a follones

La expansión mexicana tiene que ver, y mucho, con las relaciones personales y políticas de López Madrid que inició la apuesta mexicana del Grupo, sobre la base de las relaciones personales obtenidas en las redes de formación de élites en Europa con las que se había encontrado en su selctiva formación.

El aumento de la apuesta mexicana supuso beneficios pero también un notable endeudamiento y riesgo de la compañía que han pesado en las cuentas de OHL. La excesiva dependencia de concesiones como el Circuito Mexiquense y el Viaducto Bicentenario se ha complicado cuando diversas grabaciones han desvelado una práctica cocesionaria irregular, con trazas similares a las que se practicaban en España.

Los candidatos del PAN (el partido mexicano de centro derecha), MORENA (izquierda de López Obrador) y PRD (izquierda) han pedido públicamente que se auditen las operaciones de OHL en el Estado de México. La formación Morena ha advertido que revisará las concesiones otorgadas a OHL en el estado de Mexico.

El capital de las relaciones personales

Quizá acumule mérito y competencia, pero el CEO del Grupo Villar Mir y Consejero de OHL OHL pertenece a la élite extractiva de la Comunidad de Madrid alentada por Esperanza Aguirre, cuya fuerza son las relaciones personales, a través de las que ha trabado fuertes lazos corporativos que no parecen haber excluido la parte turbia de la gestión económica.