HUELGA DE EDUCACIÓN

Las notas suspensas de Lucía Figar

La Educación Infantil pública bajo mínimos, cerca de 10.000 docentes despedidos y las becas para comedor desaparecidas. La 'Marea Verde' vuelve a cuestionar la gestión de la Consejera de Educación y toma las calles para proteger el sistema de educación público madrileño

Lucía Figar, Consejera de Educación.
Lucía Figar, Consejera de Educación.
Las notas suspensas de Lucía Figar

Desde la llegada de Lucía Figar a la Consejería de Educación la comunidad educativa ha criticado su gestión y ha denunciado los recortes y los ataques a la educación pública a través de varias huelgas y manifestaciones. Este curso ha arrancado con un paro de tres días y una macro manifestación que tendrá lugar este jueves en Madrid. Estrelladigital.es repasa las principales políticas llevadas a cabo por Figar y que han hecho temblar los pilares del sistema público madrileño, desde educación infantil hasta bachillerato.

1. Hachazo a la Educación Infantil pública

Hace apenas cinco años existía una demanda de 30.000 peticiones para la educación infantil pública, ahora sobra una media del 15% de las plazas. Según explica el sindicato UGT, la escolarización de los niños y niñas de 0 a 6 años, y en especial al ciclo de 0-3 en la Comunidad de Madrid ha sufrido una pérdida progresiva de calidad a todos los niveles. En primer lugar se refiere a una aceleración de la privatización del sector, a una precariedad laboral extrema y a la desaparición casi total de la atención individualizada para los alumnos. Por otro lado denuncian que el cheque guardería solo se otorga a las familias que llevan a sus hijos a una escuela privada.“No es una ayuda a las familias, si así lo fuera se le concedería a todas, también a las que eligen la pública. Es una financiación encubierta a las guarderías privadas”. Los cheques que ofrece el Gobierno regional oscilan entre los 100y los 160 euros al mes por diez meses. Además, se ha expulsado de la gestión de Escuelas cooperativas y entidades sin afán de lucro, bajo un modelo de escuela pública porque en los pliegos de condiciones lo que más se valora es la oferta económica. “Es una especie de subasta en la que se lo lleva quien lo hace más barato”, sentencia un informe del sindicato.

2. La Formación Profesional, en peligro

La organización exige la retirada inmediata de este nuevo modelo de FP puesto que el nuevo modelo supone una disminución considerable de las horas de docencia recibida por el alumnado en la mayor parte de los módulos profesionales. Explica que se trata de una imposición de ciclos de FP de Grado medio con reducción de módulos de docencia y extensión del módulo profesional de Formación de Centros de Trabajo. Considera que se trata de un sistema “lowcost” del modelo actual que pretende prescindir de la mitad del profesorado que se necesitaría en los ciclos ordinarios. Por otro lado también denuncian que el “aprendiz” está sometido a un grado de explotación inaceptable puesto que “se ve obligado, si quiere titular, a trabajar durante un curso académico sin recibir ningún tipo de retribución ni tan si quiera una beca”.

3. Degradación del empleo público

La Comunidad de Madrid ha perdido ya cerca de 10.000 profesores en los últimos tres años. Solo en 2011 un total de 3.200 interinos perdieron su empleo por los recortes llevados a cabo por el Gobierno regional. Sin embargo, dos años después, en el año 2013 la Consejería de Educación realizó contratos de “días sueltos” a los interinos docentes para corregir los exámenes de septiembre. Para UGT se trata de una situación “inadmisible puesto que se pretende que un profesor de instituto corrija los exámenes de otro, que los jefes de departamento dediquen todo el tiempo previo a la llegada del alumnado a corregir exámenes de estudiantes que no conocen”. Por otro lado, el inicio de este curso el pasado mes de septiembre fue un desastre. Según Izquierda Unida, los primeros días de clase en educación Primaria faltaban por incorporarse 1.500 docentes, mientras que en Secundaria la cifra era de 2.500. Además, la ratio en los centros públicos se ha disparado. La formación explica que la media de ratio por alumno en primaria está ya en 28 alumnos cuando anteriormente estaba en 20. En secundaria la media supera los 30 alumnos y en Bachillerato se acerca a los 40.

4. Las becas desaparecen

Desde el año 2011 un total de 70.000 niños madrileños perdieron su beca para el comedor. El número de alumnos que recibía la beca ha pasado de 120.000 a 50.000 en los últimos dos años, es decir, una bajada del 58,3%. Respecto a las becas de libros de texto han sufrido recortes desde el año 2007 hasta que finalmente han desaparecido. De hecho según Izquierda Unida, el gasto por alumno en la Comunidad de Madrid es inferior al resto de comunidades autónomas. El País Vasco gasta un total de 7388 euros por alumno mientras que en Madrid el total es de 4603.

5. Colegios concertados VS colegios públicos

Izquierda Unida explica que en 2003 en la Comunidad de Madrid había un total 1085 colegios privados-concertados y en 2011 la cantidad aumentó hasta un total de 1744. Respecto a los colegios públicos en 2003 había 1566 mientras que en 2011 el número llegó hasta 1908.