NEGLIGENCIA, EN LOGROÑO

Un militar y trece guardias civiles heridos por una broma durante unas prácticas de tiro

Un agente del Instituto Armado disparó por error una ráfaga de munición real sobre sus compañeros con su fusil de asalto HK-G36, durante un ejercicio con armas de fuego, en el polígono de tiro de Logroño. Entre los heridos se encuentra un militar y 13 guardias civiles, aunque todos ellos se encuentran fuera de peligro

Tres miembros de los GAR (Grupo de Acción Rápida) de la Guardia Civil, durante un entrenamiento.
Tres miembros de los GAR (Grupo de Acción Rápida) de la Guardia Civil, durante un entrenamiento.
Un militar y trece guardias civiles heridos por una broma durante unas prácticas de tiro

Trece guardias civiles y un militar resultaron heridos en la tarde de este viernes, durante un entrenamiento con armas de fuego en el polígono de tiro de Logroño. El suceso fue fruto de una broma de uno de los agentes del Instituto Armado, que disparó una ráfaga de munición real sobre sus compañeros por error. El guardia civil pensaba que su fusil de asalto HK-G36 estaba cebada con balas de fogueo y cometió la negligencia de descargar su cargador sin comprobarlo antes. Sin embargo, fuentes oficiales afirman que las causas del accidente aún se desconocen y, para el esclarecimiento de las mismas, ya se ha abierto una investigación interna. Los resultados, en cualquier caso, "podrían tardar varios días", según afirma en sus páginas el diario 'La Rioja'.

Los heridos fueron atendidos inmediatamente en el lugar de los hechos. Las heridas de bala fueron en piernas y brazos por impacto directo y también porque alguna salió rebotada, pero la vida de ellos no corre peligro. Entre los heridos también se encuentra al menos un militar, aunque no se descarta que pueda haber un segundo, según ha podido confirmar ESTRELLA DIGITAL. Además, también hay un capitán y un teniente del Instituto Armado. "Se han atendido a diez personas con distintos estados de gravedad. Ninguno corre riesgo vital", según declaraciones de la Consejería de de Salud del Gobierno de La Rioja y que recoge el diario 'La Rioja'. Por su parte, el Ejército de Tierra ha querido mostrar todo su apoyo a los heridos en el desafortunado accidente. 

Los agentes participaban en el curso destinado al Grupo de Acción Rápida, la unidad de élite de la Benemérita, equivalente a los GEO de la Policía Nacional y que se encargan de la lucha antiterrorista. En concreto, el suceso se produjo durante la realización de prácticas del curso ADE (adiestramientos especiales) -curso intensivo integrado en la Unidad de Acción Rural (UAR) de la Guardia Civil para poder ingresar en el Grupo de Acción Rápida. Es por este motivo por el que también había presencia militar en la instrucción.