CALLES ABARROTADAS

España se tiñe de blanco para reclamar unidad territorial y diálogo con Cataluña

En el suelo de este emblemático espacio público se ha colocado una bandera de España, mientras se escuchaba por los altavoces la canción 'Que viva España' de Manolo Escobar
 

Marea de personas en Madrid. | Twitter
Marea de personas en Madrid. | Twitter
España se tiñe de blanco para reclamar unidad territorial y diálogo con Cataluña

Miles de ciudadanos vestidos de blanco han salido hoy a las calles de las principales capitales, con Madrid y Barcelona a la cabeza, para pedir al Gobierno y a la Generalitat que dialoguen para buscar salida al conflicto catalán ante el riesgo de una declaración unilateral de independencia.

La iniciativa, promovida desde las redes sociales por la plataforma "Hablamos?", ha logrado congregar millares de personas ante los ayuntamientos -unas 5.500 en la plaza Sant Jaume de Barcelona- para pedir diálogo, sensatez, entendimiento y recuperar la política tras una semana marcada por los efectos de la consulta del 1-O.

De forma paralela a estas concentraciones, miles de personas -50.000, según la Delegación del Gobierno- convocadas por la Fundación para la Defensa de la Nación Española (Denaes) han tomado esta mañana la madrileña Plaza de Colón y la calles aledañas en un acto con multitud de banderas de defensa de la unidad de España, la Constitución y el Estado de Derecho.

A la concentración de Madrid, a la que se han adherido cerca de cincuenta entidades, ha acudido, entre otros, el vicesecretario general de Comunicación del PP, Pablo Casado.

"Hablamos?" es la palabra que más carteles ha ocupado en la plaza Sant Jaume, en una invitación al diálogo ante la posible declaración unilateral de independencia la próxima semana, que ya ha causado la marcha de diversas empresas de Cataluña.

Después de los anuncios de Banc Sabadell y Caixabank, hoy se ha conocido que La Fundación Bancaria La Caixa ha acordado trasladar a Palma de Mallorca la sede social tanto de este organismo como de CriteriaCaixa, la sociedad de la que es accionista único y que gestiona el patrimonio de la entidad.

También la Sociedad General de Aguas de Barcelona (Agbar) ha decidido trasladar "de forma temporal" su sede social de Barcelona a Madrid debido a la situación política que vive Cataluña.

En este contexto, los concentrados en la plaza Sant Jaume han querido lanzar un mensaje de concordia y han hecho volar unos globos blancos entre aplausos, entre proclamas como "el pueblo catalán no quiere división", "sí se puede" o "queremos hablar".

Los manifestantes, en un tono pacífico y sin exhibir banderas españolas, catalanas ni independentistas, han alzado carteles contra la declaración unilateral de independencia u otros que versaban: "España es mejor que sus gobernantes".

Asimismo, cientos de personas han respondido a la misma convocatoria ante las puertas de los ayuntamientos de Girona, Lleida y Tarragona, y más de un millar en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), al igual que ha sucedido en Madrid o en otras ciudades de España.

Pese a que la concentración no ha sido organizada por ningún partido político, en Barcelona sí que ha acudido una representación del PSC, encabezada por el primer secretario del partido, Miquel Iceta.

En declaraciones a los periodistas, Iceta, que ha dicho que acudía más como "ciudadano", ha subrayado que "mucha gente" está pidiendo hoy en las calles "diálogo", por lo que ha pedido solucionar el conflicto catalán desde la negociación, aunque para ello no deben haber "decisiones unilaterales".

Ataviado con camiseta blanca, Iceta ha subrayado que el PSC "no da apoyo formalmente" ni a la concentración de hoy ni a la prevista mañana en Barcelona a favor de la unidad de España, aunque ha dejado vía libre a los socialistas para participar en ambas.

La alcaldesa de Barcelona y dirigente de Catalunya En Comú, Ada Colau, no ha hecho declaraciones pero ha publicado una foto de la plaza Sant Jaume llena y otra de la concentración paralela frente al Ayuntamiento de Madrid y ha escrito: "Miles de personas envían un mensaje de paz a sus gobernantes: lo valiente, hoy, es escuchar y sentarse a hablar".

Los soberanistas no se han movilizado hoy mientras continua la incertidumbre sobre qué hará exactamente el presidente catalán y los grupos de JxSí y la CUP el próximo martes en el pleno del Parlament.

En una entrevista en eldiario.es, el expresidente de la Generalitat y líder del PDeCAT, Artur Mas, ha indicado en todo caso que pasará "tiempo" entre una eventual declaración de independencia, que es solo una "formulación política", y el momento en el que Cataluña pueda funcionar "de forma independiente"

Mas ha subrayado que "para contar votos" solo hay dos maneras: O a través de un referéndum aceptado "por todas las partes", cosa que recalca que "no ocurrió el 1 de octubre", o a través "de unas elecciones" que sean "realmente plebiscitarias".

Por su parte, Ciudadanos y el PPC no han acudido a las movilizaciones de hoy porque apoyan la concentración de mañana promovida por Societat Civil Catalana en la plaza Urquinaona de Barcelona, a favor de la unidad de España.

Desde el Gobierno, la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha advertido a los nacionalistas, desde Torrejón de Ardoz, de que "destrozar la soberanía nacional" supone que caigan "bajo el peso de la ley" con los "mecanismos necesarios".

Por su parte, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha afirmado que el decreto ley aprobado por el Gobierno que agiliza el cambio de sedes empresariales sirve para "garantizar los depósitos de la mayoría de ahorradores de Cataluña".