EL GRUPO DE ROURES HA CONTRATADO MÁS DE 240 MILLONES CON LA GENERALITAT

Mediapro difundió gratis por satélite actos a favor del sí a más de 50 países

Gratis, y sin pedirlo. La sorpresa en los centros de producción de televisiones de 50 países fue mayúscula: Mediapro ofreció sus enlaces por satélite para distribuir la campaña del "sí" a televisiones extranjeras altruistamente. Roures lidera este holding, que ha recibido contratos por más de 240 millones de la Generalitat

Mediapro difundió gratis por satélite actos a favor del sí a más de 50 países

Mediapro ha ofrecido gratuitamente imágenes televisivas por satélite de conferencias y actos de personalidades favorables a la consulta ilegal del 1-O de Cataluña desde mediados de septiembre, según testimonios y pruebas en poder de este diario. Más de medio centenar de países de todos los continentes han tenido así acceso a opiniones favorables al sí, ninguna en sentido contrario.

Personas con participación directa en esta campaña audivisual a favor del sí relatan que esta ofensiva mediática se desató a mediados de septiembre cuando, sorpresivamente, se envió un correo por parte de Mediapro invitando a descargarse imágenes televisivas en directo a través de los satélites que controla dicho imperio de la comunicación.

La oferta causó sorpresa entre los profesionales del sector audiovisual cuando se difundió tal invitación de Mediapro. Nadie se la había pedido. Era un acto espóntaneo y unilateral de dicho hólding informativo que lidera Jaume Roures. Pero más significativo fue que en dicha oferta no se mencionaba precio alguno por el producto.

Y, según confirman fuentes del sector, ni se fijó con antelación ni se cobró o exigió con posterioridad. Decenas de actos fueron repartidos vía satélite con coste cero para el receptor. Y así se distribuyó durante semanas hasta llegar al 1-O.

 Esto se concatena con un hecho que ha sorprendido a veteranos profesionales de las cadenas públicas y privadas españolas de televisión: las agencias extranjeras poseían con mayor prontitud imágenes del conflicto catalán que sus propias delegaciones con muchos mayores medios en Cataluña.  Las televisiones españolas se enteraban de lo que estaba ocurriendo en Cataluña con imágenes que les llegaban de agencias extranjeras.

Entre las conexiones ofrecidas por Mediapro en directo gratis y por satélite a medio centenar de países para seguir intervenciones a favor del sí figuran las siguientes: el vicepresidente Oriol Junqueras, el portavoz Jordi Turull y el consejero de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia Raul Romeva, y los presidentes de las entidades soberanistas Òmnium Cultural y Asamblea Nacional Catalana, Jordi Cuixart y Jordi Sánchez, entre otros.

Mediapro también vio conveniente emitir gratis por más de 50 países  intervenciones de un variado elenco de políticos, entidades o personalidades útiles en la campaña pro consulta ilegal: Albano Dante Fachín, secretario general de Podem, Rafael Ribó, Síndic de Greuges, el grupo de Académicos y Profesionales para el seguimiento del Referendum, la delegación parlamentaria Internacional: Dimitrij Rupel, exministro de Asuntos Exteriores de Eslovenia o Helena Catt, supuesta experta internacional sobre el conflicto catalán.

Las fuentes consultadas, sin embargo, resaltan que en ningún momento se trasladaron imágenes de cargas policiales con ocasión de la requisa de urnas o papeletas el 1-O. Todas estas intervenciones fueron ofrecidas con un lujo de detalles inusual en este tipo de convocatorias y el cliente sólo tenía que enlazar con el satélite adecuado, Hispasat o Eutelsat, para observar al político de turno en directo pontificando sobre las bondades de la consulta ilegal y del sí. Fue una campaña internacional de la propaganda del sí ejercida por un gabinete de prensa privado ajeno al de la Generalitat. 

Esta labor de enlace por satélite de la propaganda del sí fue tan gratuita como discreta. Los periodistas españoles sólo supieron el mismo día del 1-O que Mediapro era la empresa escogida para servir de cuartel general de prensa de la consulta ilegal. Y sufrieron un polémico peaje de diez euros.

Mediapro no distribuyó ningún acto o intervención a favor del no. El servicio era tan completo que ofrecía traducción al inglés, al francés y al español de cada interviniente favorable a la consulta ilegal.

A este férreo control de Mediapro sobre las imágenes de la campaña internacional del sí se une su presencia determinante en acontecimientos como la manifestación contra el terrorismo yihadista donde el Rey vio enturbiada su imagen con banderas independentistas perfectamente situadas a pocos metros del monarca.

Overon, filial de Mediapro, dio cobertura a dicho acto como sigue: “Overon dio respuesta a las necesidades técnicas y operativas de los medios acreditados, con operativos organizados a lo largo del recorrido de la manifestación desde lugares como el Palau Robert o Plaça de Catalunya, punto de finalización del recorrido, con un equipo de más de 20 profesionales y hasta 11 medios de transmisión, entre unidades de satélite, radioenlaces y mochilas 4G”.

Según dice la propia Mediapro, “televisiones como Telemadrid y Al-Jazeera English confiaron en los servicios de Overon para sus coberturas globales, que incluyeron puntos de directo y sets para sus programas especiales. Otras cadenas nacionales como TVE, Antena 3, TVG, Canal Sur, IB3, Aragón TV, Castilla La Mancha TV y TV de Canarias e internacionales como ORF, ARD, NOS, France 2, France 3 y RAI apostaron por los profesionales de Overon para garantizar sus transmisiones y asegurar la calidad de sus conexiones. Para ello, se montaron 10 puntos de stand-up diferentes utilizando hasta 12 vías de satélite”. 

“Una de las máximas contribuciones de Overon fue la realización de las imágenes aéreas en exclusiva que completaron la señal institucional ofrecida por la organización a todas las televisiones. Para ello, un helicóptero de Overon sobrevoló durante toda la tarde el recorrido de la manifestación ofreciendo una perspectiva única de la concentración", precisa dicha firma.

"Esta cobertura puso fin”, alardea Mediapro, "a más de una semana de trabajo de los profesionales de Overon que, tras los atentados, dieron apoyo técnico y logístico a 57 medios de comunicación de todo el mundo para los que, una vez más, Overon ha sido el referente técnico”.

La imagen difundida fue especialmente dañina para el Rey: un pueblo catalán que incluso cuando guarda luto reclama la independencia en primera fila. Alguien escogió esa imagen. Y esa imagen se repartió por todos los medios de comunicación, muchos de los cuales tenían como elemento de apoyo o distribución a Mediapro.