CRISIS EN EL PP DE CASTILLA Y LEÓN

Herrera mantiene la incógnita sobre su futuro

El presidente de Castilla y León se da un tiempo de reflexión para decidir su candidatura. Los presidentes provinciales habrían recibido la orden de frenar su decisión de dimitir. Génova tampoco ve con buenos ojos que su sustituta sea Rosa Valdeón, exalcaldesa de Zamora

El presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera. | EP
El presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera. | EP
Herrera mantiene la incógnita sobre su futuro

Juan Vicente Herrera, presidente de la Junta de Castilla y León, reelegido el 24M en las urnas, se ha dado un tiempo de reflexión para decidir si finalmente dimite de sus cargos y se retira de la vida política, por lo que mantiene así la incógnita de cara a la investidura como próximo presidente de la Junta. Según ha sabido EstrellaDigital de fuentes del partido, los presidentes provinciales de su partido confiaban en frenar su renuncia después de que Génova se moviera a toda velocidad, con el objetivo de que Herrera aguante al frente del PP castellano-leonés. La sede madrileña de los 'populares' tampoco vería con buenos ojos que la hasta ahora alcaldesa de Zamora, Rosa Valdeón, sea la elegida para reemplazarle dado su marcado carácter "progresista" y "social".

El presidente castellano-leonés mostró este martes en una entrevista en Onda Cero su cansancio y dudas a la hora de presentarse a la reelección en las Cortes regionales. El PP ha sufrido un revés electoral en su feudo castellano, pero Juan Vicente Herrera era el único presidente autonómico popular que tenía garantizada su investidura tras las elecciones del pasado domingo.

Sin embargo, en Génova, el aparato popular no se da por aludido ni cree que Herrera dé el paso de renunciar a ser reelegido presidente de Castilla y León. La estupefacción en la sede madrileña del PP es enorme tras el batacazo electoral del domingo. La falta de autocrítica pública de Rajoy, que se aferra a que sigue siendo la formación política más votada en España, no es secundada en modo alguno por los líderes regionales. Juan Vicente Herrera, Esperanza Aguirre o Alberto Fabra, entre otros, tienen una visión mucho menos apacible sobre la trayectoria de la formación en España.

En ese sentido, la de Herrera se uniría a la renuncia que ha anunciado esta misma tarde Alberto Fabra, aún presidente de la Generalitat Valenciana. Tras ellos, varios barones regionales del PP amagan con desaparecer de la escena. Se especula incluso con la dimisión de Dolores de Cospedal, tras su insuficiente victoria en Castilla-La Mancha, según ha avanzado El País esta misma tarde.

La candidatura de Juan Vicente Herrera para la Junta de Castilla y León no estuvo nada clara para el político burgalés. Fue el empeño personal de Mariano Rajoy lo que empujó a Herrera a volver a presentarse, ya que venía renqueando y amagando marcharse desde 2007. En el momento de zozobra electoral del PP, la presencia del barón castellano-leonés era una garantía en votos. Aún así, los resultados han sido mediocres (han pasado de 53 escaños a 42, la mayoría en empate con el resto de formaciones), hasta el punto de asegurar esta mañana que “si el tuerto es el rey…”.

También este martes aseguró que Rajoy “debería mirarse en el espejo y preguntarse si es el mejor candidato”, unas explosivas declaraciones que han revolucionado el PP, sobre todo teniendo en cuenta la magnífica relación personal entre Herrera y Rajoy.

Así las cosas, el PP tiene previsto presentar como candidata a presidir la Junta de Castilla y León a Rosa Valdeón, actual alcaldesa de Zamora, uno de los valores emergentes del PP, y uno de los rostros más “sociales” del partido. Zamorana de 55 años, había pactado con Juan Vicente Herrera una hoja de ruta muy diferente. El plan era tener un cargo de relevancia en el Gobierno regional, para asumir la presidencia a mitad de legislatura, tras la previsible renuncia de Herrera, y así convertirse en la cabeza visible del PP en su mayor feudo electoral.