EL MARIDO DE CRISTINA CIFUENTES

Javier Aguilar debe hasta 106.656 euros

Mantiene una deuda de 12.792 euros con la Seguridad Social, otra de 41.566 con una empresa de ingeniería y de 52.298 euros con un exempleado. Tiene todo embargado

Cristina Cifuentes. | GTRES
Cristina Cifuentes. | GTRES
Javier Aguilar debe hasta 106.656 euros

Tres acreedores y un mismo deudor. Francisco Javier Aguilar Viyuela, marido de la Delegada de Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, acumula impagos por hasta 106.656 euros. La Justicia lo declara en “ignorado paradero” desde 2011.

 La Tesorería de la Seguridad Social le reclama desde la primavera de 2012 12.792,40 euros. Tras el impago de Javier Aguilar, la administración procedió a embargarle de forma preventiva la parte que le corresponde por herencia familiar de una finca de mil metros cuadrados en la urbanización Cotos de Monterrey en el municipio madrileño de Venturada, al norte de la región. También se hizo con la parte que le corresponde al arquitecto de un pequeño patio interior y un local comercial en el barrio de Carabanchel.

El marido de Cristina Cifuentes también le debe dinero a la empresa ‘Valladares Ingeniería SL’. El adeudo asciende hasta los 41.566 euros. El Juzgado de Primera Instancia de Madrid nº 14 libró en octubre de 2011 una anotación preventiva de embargo contra Javier Aguilar y a favor de esta empresa de una segunda finca familiar también en la urbanización Cotos de Monterrey de otros mil metros cuadrados, que Aguilar Viyuela se reparte entre su madre y tres hermanos por herencia. También le corresponde a ‘Valladares Ingeniería SL’  la parte proporcional de una vivienda de 236 metros de Pozuelo de Alarcón y un pequeño porcentaje del local comercial de 42 metros que Aguilar tiene en el madrileño barrio de Carabanchel.

Finalmente, Aguilar sigue sin hacer frente a los 52.298 euros que debe al aparejador José Ángel Martínez Bueno desde 2009. En este caso la Justicia dictó en enero de 2013 el embargo de tres locales comerciales y el patio interior de Carabanchel, dos coches antiguos, las cuentas bancarias y los créditos.

Francisco Javier Aguilar adquirió por herencia en enero de 1992 siete propiedades inmobiliarias: tres locales comerciales y un patio interior en Carabanchel, una vivienda de 236 metros en Pozuelo de Alarcón y dos fincas en Venturada. Sobre las siete pesa una orden de embargo. “No paga y me imagino que no pagará. Ejecutaremos los embargos de forma inminente”, aseguró el abogado del aparejador José Ángel Martínez Bueno a ESTRELLA DIGITAL.

Vicepresidente de ‘Licencias y Certificaciones de Madrid SL’, administrador solidario de la compañía de servicios técnicos de arquitectura ‘Atreides SL’ y apoderado de ‘AQT Gestión Proyectos Urbanos SL’ y ‘Aguilar Chávarri & Asociados Ingeniería y Arquitectura energética SL’, puede que Aguilar esté en “ignorado paradero” para la Justicia, pero donde sí aparece es en el consejo de administración de estas empresas.