TRAS LOS ATENTADOS DE FRANCIA

Interior despliega a la UEI en Madrid

La Unidad Especial de Intervención de la Guardia Civil se despliega cada mañana en Madrid, como parte del dispositivo de seguridad que corresponde a la alerta terrorista decretada por Interior. La presencia de agentes de la unidad de intervención más selecta del Instituto armado es muy poco habitual en estas labores de prevención y seguridad

Un agente de la UEI de la Guardia Ciivl. | Guardia Civil
Un agente de la UEI de la Guardia Ciivl. | Guardia Civil
Interior despliega a la UEI en Madrid

Esta mañana Madrid ha amanecido con la presencia de varias patrullas de la unidad de intervención de élite de la Guardia Civil, la UEI, desplegada en diversos puntos estratégicos. La Unidad Especial de Intervención del Instituto Armado estaba presente en lugares como la Embajada de Estados Unidos o en cruces de paso de comitivas oficiales. Este despliegue forma parte de las medidas especiales de protección que Interior ha tomado tras los atentados de la semana pasada en París y la decisión de elevar a Nivel 3 Bajo la alerta antiterrorista en España.

La UEI es la máxima expresión de la élite de la Guardia Ciivl en lo que a intervenciones policiales se refiere. Está especializada en asaltos antiterroristas a aviones secuestrados, lugares públicos con rehenes y operaciones de la máxima precisión operativa. Son, en resumen, el equivalente a los GEO del Cuerpo Nacional de Policía. Su base operativa está en Valdemoro, a pocos kilómetros al sur de la capital.

Hoy sus vehículos Patrol GR blindados y sus característicos monos negros de intervención se han visto por Madrid. Los agentes se ha presentado con chalecos antibalas y el armamento largo habitual, como parte del refuerzo que el Ministerio del Interior ha previsto para Madrid, que la semana pasada se vio sacudida por varias amenazas de bomba. No obstante, es inhabitual ver a un grupo tan especializado y escaso en efectivos realizar este tipo de labores preventivas. Fuentes de la Guardia Civil estiman que la UEI puede estar formada por cerca de un centenar de agentes, si bien su numero exacto se mantiene en reserva por motivos de seguridad.

Otras fuetes del Instituto armado aseguran que la presencia de la UEI es testimonial y puntual, ya que estas se han encargado fundamentalmente a un Grupo de Reserva y Seguridad (GRS) también basado en Valdemoro, precisamente el que mandaba el coronel Tejero (hijo del teniente coronel golpista) y doinde se celebró la famosa paella de homenaje al 23-F.

Se da la circunstancia de que antes de Navidad se trasladó a una sección de los GEO (Grupo Especial de Operaciones) de la Policía a Madrid desde su base en Guadalajara y fueron también empleados en labores de seguridad ciudadana, según recogió elconfidencialdigital.com. Pocas semanas después el mundo quedó conmocionado por los crueles asesinatos yihadistas de París.

Agentes del GEO de la Policía.

España incrementó su nivel de alerta antiterrorista a 2 alto en septiembre por las tensiones yihadistas en Siria e Irak. Ha sido tras los atentados de París cuando se ha vuelto a subir, esta vez a Nivel 3 bajo, es decir, “muy probable atentado terrorista”. Desde ese momento el nivel de alerta y presencia policial se ha incrementado notablemente en Madrid. Agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP, popularmente llamados “antidisturbios”) con armas largas custodian puntos estratégicos de la ciudad. Los que están en edificios públicos además han sido dotados con chalecos antibalas. Así mismo en las instalaciones militares el nivel de alerta el Alpha 2 plus, es decir, que los militares han de incrementar sus medidas personales de seguridad y los uniformados de guardia llevan también chalecos antibalas en su dotación personal.

La presencia de la UEI se está limitando a las primeras horas de la mañana, que es el momento de mayor riesgo de atentado. En lugares como la Embajada de Estados Unidos hay hasta cuatro niveles de seguridad. A los agentes de la guardia civil habituales se unen los de seguridad privada (de la empresa Segur Ibérica), además de un furgón y un VAMTAC blindado de la UIP del Cuerpo Nacional de Policía. Desde esta semana, también están los monos negros y boinas verde muy oscuro (conforme a la tradición de las operaciones especiales) de la UEI de la Guardia Civil, la élite de la élite.

Fuentes policiales aseguran a este diario que la labor disuasoria de este tipo de presencia policial con armas largas es muy importante, “al igual que están haciendo los franceses con la presencia de militares en zonas céntricas de París e instalaciones críticas”.