EL ROLE 3 DEL EJÉRCITO

El hospital mecano que puede desplegar en cualquier rincón del mundo

España es uno de los pocos países capaces de instalar un hospital avanzado en cualquier lugar del planeta, el hospital de campaña del Ejército de Tierra. Exteriores proyecta también crear a corto plazo un equipo sanitario para emergencias

Hospital de Campaña del Ejército de Tierra parcialmente desplegado. | Ministerio de Defensa
Hospital de Campaña del Ejército de Tierra parcialmente desplegado. | Ministerio de Defensa
El hospital mecano que puede desplegar en cualquier rincón del mundo

En un cuartel de Carabanchel Alto (Madrid) el Ejército de Tierra cuenta con un equipamiento poco conocido: un hospital desplegable, con capacidad quirúrgica avanzada, empaquetado en 130 contenedores de 20 pies (más de seis metros de largo y 30 metros cúbicos de capacidad).

Este Hospital de Campaña es una instalación modular, un gran mecano cuyas piezas son los propios contenedores más 80 tiendas, que permiten instalar 96 camas de atención hospitalaria, 16 puestos de cuidados intensivos y cuatro quirófanos. La unidad responsable de mantener el hospital operativo y preparado para ser proyectado cuando sea necesario, tanto en conflictos armados como en desastres naturales o emergencias humanitarias, es la Agrupación Hospital de Campaña de la Brigada de Sanidad, que ha explicado a Estrella Digital todos los detalles de su funcionamiento.

En su configuración completa el hospital ocuparía una superficie equivalente a dos campos de fútbol y se necesitaría un mes para los trabajos de instalación, aunque sus servicios entrarían en servicio desde el comienzo de forma progresiva. A lo anterior se añadiría el tiempo necesario para el transporte, que por su volumen se realizaría probablemente por barco, trabajos todos que justifica su instalación por un periodo no inferior a un año. El hospital requiere un centenar de profesionales médicos, que podrían realizar hasta 20 intervenciones en 20 especialidades de cirugía avanzada.

En terminología militar se define como ROLE 3, instalación sanitaria con capacidad de intervenciones quirúrgicas y equivalente a un hospital comarcal con equipos y servicios para atender a unidades militares tipo división (20.000 personas) o a población civil que duplica esa cifra. "El término ROLE se aplica a las capacidades médicas de una unidad militar", explica el teniente coronel Carroquino. ROLE 1 implica una atención básica, ROLE 2 suma intervenciones quirúrgicas de urgencia para la posterior evacuación del paciente y ROLE 4 sería la capacidad de un hospital general, como el Gómez Ulla de Madrid. "Lo que permite un hospital ROLE 3 es obtener todas las capacidades de un gran hospital pero sobre el terreno, sin necesidad de que el paciente sea evacuado de la zona de operaciones, dado que puede ser intervenido con cirugía especializada, tratado, medicado y pasar la convalecencia en él".

El hospital ha tenido una inversión de 27 millones de euros

Relacionado con compromisos con la OTAN de comienzos de siglo, la decisión de adquirir el hospital de campaña la toma un consejo de ministros de marzo de 2007, con un coste estimado de 27 millones de euros. Durante los siguientes años se ha ido adquiriendo material y equipos de última generación, con una participación clave de la alemana Siemens, hasta alcanzar la capacidad operativa total a finales de 2013.

"Esto es para la guerra", resume un responsable de la Brigada de Sanidad del Ejército de Tierra, en el sentido de que se trata de una capacidad hospitalaria avanzada en caso de conflicto donde no exista esa infraestructura. En muchos casos, las Fuerzas Armadas cuentan con una especie de copia de seguridad de capacidades críticas, en este caso algo así como un back up sanitario. A la espera de un improbable enfrentamiento bélico, una capacidad como la de este hospital de campaña puede emplearse al completo o de forma modular con algunos de sus componentes en situaciones de emergencia humanitaria.

La reciente crisis del ébola y catástrofes humanitarias como el terremoto de Nepal o los miles de refugiados que escapan de conflictos en medio planeta evidencian siempre las deficiencias sanitarias donde se produce el desastre, por carencias de origen o por efectos de la catástrofe.

En este sentido, la Unidad Hospital de Campaña ha vivido en 2014 alguna situación de prealerta relacionada con la crisis del ébola para el despliegue de parte de sus capacidades fuera de la península. Asimismo el ministro de Defensa, Pedro Morenés, durante una visita el pasado diciembre a Jordania, ofreció a ese país la posibilidad de este hospital para atender a los cientos de miles de refugiados sirios e iraquíes instalados en su suelo y atendidos principalmente por Naciones Unidas. Otra posibilidad, tampoco confirmada, la planteó el mismo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en noviembre de 2012 al Gobierno turco, para prestar asistencia sanitaria a refugiados kurdos.

Sanidad-Militar

Encuadrada en la Agrupación Hospital de Campaña se encuentra también una estación sanitaria NBQ para descontaminar y atender heridos afectados por algún tipo de agente nuclear, químico o bacteriológico. Estos especialistas de la Brigada de Sanidad han estado especialmente activos a raíz de la epidemia de ébola, con un conocimiento previo y adquirido que se encargan de trasladar a los profesionales de la sanidad civil durante los últimos meses.

Otro ejemplo relacionado con la transformación de la sanidad militar en los últimos años, con dos grandes hospitales ROLE 4 en Madrid y Zaragoza, es la posibilidad desde hace tres años de estudiar la carrera de Medicina dentro de las Fuerzas Armadas, con la firma de un compromiso de permanencia durante una serie de años, que se espera cubra las necesidades de los ejércitos de personal médico.

Exteriores proyecta un equipo sanitario ante emergencias humanitarias

Sin aparente relación con lo anterior, España contará antes de fin de año con un equipo sanitario de élite listo para desplegarse en menos de 72 horas en cualquier rincón del mundo donde se produzca una emergencia humanitaria en la que la cooperación española decida intervenir, una iniciativa del Ministerio de Asuntos Exteriores a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional, en coordinación con el Ministerio de Sanidad y Protección Civil.

Formado por médicos y enfermeros del sistema nacional de salud, a los que se unirán ingenieros expertos en agua y saneamiento, además de logistas, este equipo de 45 personas podrá montar y atender durante un mes un hospital de campaña (sería del nivel ROLE 2) preparado para realizar operaciones quirúrgicas, e instalar plantas potabilizadoras capaces de proveer de agua a unas 10.000 personas al día.

Estos 'chalecos rojos' de la cooperación española serán elegidos a través de un proceso de selección que se abrirá previsiblemente este verano. Con este proceso de selección, se elaborará una bolsa de al menos 180 profesionales voluntarios a los que poder recurrir cuando sea necesario el despliegue de este equipo de ayuda humanitaria, que se denominará START (siglas en inglés de Spanish Technical Aid Response Team) y que actuará bajo la coordinación de la AECID.

Defensa y Exteriores tienen proyectos complementarios sin aparente coordinación

En este tipo de emergencias es fundamental una buena comunicación entre las autoridades del país que necesita la ayuda y las del que lo ofrece, comunicación que se establece normalmente por los habituales canales diplomáticos. De ahí el interés de que este equipo de élite español especializado en emergencias humanitarias lo coordine la AECID, que depende del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, argumentan en ese departamento.

El coste de creación de este equipo START será de unos 420.000 euros. A este presupuesto hay que añadir entre 500.000 y 700.000 euros más para el transporte y mantenimiento del equipo durante el tiempo que dure el despliegue, que será de un mes aproximadamente.

El Hospital de Campaña del Ejército de Tierra y el equipo START de Exteriores son dos iniciativas potencialmente complementarias relacionadas ambas con la asistencia sanitaria de emergencia en el exterior. La experiencia de la operación ISAF en Afganistán durante una década y en otros lugares muestra que el mundo de la Defensa y el de la Cooperación se entienden bien en destino. La relación en Madrid resulta más complicada.