Guía de los escándalos empresariales más importantes del siglo XXI

11 de diciembre de 2008

El ex presidente del mercado estadounidense Nasdaq, Bernard Madoff, fue detenido acusado de estafar a los inversores de los fondos de su firma cerca de 50.000 millones de euros.

El financiero ofrecía rentabilidades razonablemente altas, en torno al 10 por ciento, en épocas de alzas del mercado pero también durante las caídas de la bolsa. Pagaba a los inversores con los recursos que iban aportando otras víctimas. Las autoridades de supervisión de Estados Unidos no detectaron problemas a pesar de que la firma de Madoff fue investigada en 1992 y tuvo denuncias de sus rivales en 1999.

Las principales víctimas del mayor fraude financiero de la historia son gestoras de fondos especulativos (hedge funds), bancos internacionales y grandes fortunas.

Entre los estafados también hay muchos multimillonarios, como el dueño del equipo de béisbol New York Mets, Fred Wilpon, el propietario del New York Daily News, Mortimer Zuckerman o el presidente del Consejo de GMAC, el brazo financiero de la malograda General Motors, Ezra Merkin.

La estafa de Wall Street afectó a entidades europeas como las francesas BNP Paribas, Crédit Agricole y Société Générale, Natixis, hasta las italianas Unicredit y Banco Popolare o las británicas Royal Bank of Scotland, HSBC y Man Group.

Numerosos inversores españoles sufrieron el fraude a través de entidades financieras como el Banco Santander, el BBVA y Caja Madrid.

2 de diciembre de 2001

La compañía energética estadounidense Enron presenta la mayor bancarrota de la historia de EEUU, cinco semanas después de que la SEC iniciara una investigación sobre los procesos contables de la empresa. Enron tenía una compleja red de sociedades interpuestas a las que endosaba su deuda y así aumentar artificialmente sus resultados, lo que le permitía superar los vaivenes bursátiles.

En enero de 2002 el presidente, Kenneth Lay, inauguró un rosario de dimisiones dentro y fuera de la compañía, mientras Arthur Andersen admitía que había destruido documentos relacionados con las finanzas de Enron. El caso también ha salpicado a algunas de las más prestigiosas firmas de inversión, como JP Morgan y Merrill Lynch.

28 de enero de 2002

La compañía de telecomunicaciones Global Crossing, incapaz de hacer frente a una deuda acumulada de 12.400 millones de dólares, se declara en bancarrota. Diez días después, la SEC y el FBI confirmaron que estaban investigando si la compañía infló sus ingresos y beneficios.

El 30 de diciembre dimitió su presidente y fundador, Gary Winnick, que supuestamente incurrió en prácticas fraudulentas en la venta de acciones de Global Crossing en los primeros momentos de la crisis de las telecomunicaciones, y un año después, el banco de inversiones J.P. Morgan presentó una demanda por 1.700 millones de dólares contra 23 ex directivos, entre ellos el propio Winnick, por ocultar información sobre la mala situación financiera de la empresa.

14 de marzo de 2002

El Departamento de Justicia de EEUU presenta cargos criminales por obstrucción a la justicia contra Arthur Andersen, responsable de la contabilidad que indicaba que Enron gozaba de buena situación financiera, cuando en realidad perdía miles de millones de dólares.

Los responsables de la cuenta de Enron fueron las primeras víctimas del escándalo, seguidos del primer ejecutivo de la auditora, Joseph Bernardino, quien dimitió en marzo para intentar salvar la empresa.

Tres meses después, un jurado popular declaró culpable a Arthur Andersen del cargo de obstrucción de la justicia por permitir la destrucción de miles de documentos relacionados con Enron en diciembre de 2001, cuando el Gobierno ya había iniciado una investigación en la compañía energética.

El 16 de octubre un juez federal confirmó la condena, multó con medio millón de dólares a la firma, sanción que fue acompañada de un periodo de prueba de cinco años en el que la empresa será sometida a una estrecha vigilancia judicial. Andersen también tiene prohibido auditar a empresas que cotizan en bolsa.

11 de abril de 2002

Xerox, el mayor fabricante mundial de fotocopiadoras, recibe una multa de la SEC de 10 millones de dólares -la mayor hasta la fecha- y es obligado a revisar sus resultados entre 1997 y 2000, ejercicios en los que registró unos 2.000 millones de dólares procedentes de alquileres de equipos como ventas y utilizó de forma inapropiada 300 millones de las reservas.

En junio el gigante de las fotocopias reconoció esas prácticas, sólo tres días después de conocerse el fraude de WorldCom. El caso de Xerox salpicó también a la auditora KPMG y cuatro de sus socios, que en enero de 2003 fueron demandados por las autoridades bursátiles por avalar las manipulaciones contables.

Mayo de 2002

Merrill Lynch, el primer asesor bursátil del mundo, llega a un acuerdo extrajudicial con las autoridades estadounidenses. La firma acepta una multa de 100 millones de dólares y diversos cambios en su forma de operar, después de comprobarse que hacía recomendaciones de compra de acciones basadas en su interés por obtener beneficios a través de su división de banca de inversión, en vez de en los análisis de los fundamentos económicos de las empresas.

Por otro lado, varios ex ejecutivos de Merrill Lynch están acusados por su participación en operaciones relacionadas con el caso Enron.

Mayo de 2002

La SEC abre una investigación en la empresa de energía Dynegy al detectar unas operaciones contables por las que aumentó indebidamente el flujo de dinero en efectivo de la empresa en cerca de 300 millones de dólares y obtuvo un beneficio tributario de 79 millones de dólares. Su presidente y fundador, Chuch Watson, dimitió al poco de iniciarse las pesquisas y Dynegy fue sancionada con una multa de tres millones de dólares.

El 12 de junio de 2003 tres ex empleados de la compañía son acusados de fraude por diseñar un plan que permitía encubrir algunos préstamos de la empresa como si se tratara de dinero obtenido en operaciones.

4 de junio de 2002

Dennis Kozlowski, ex presidente y es consejero delegado del conglomerado industrial Tyco International, junto con otros directivos, es acusado por la fiscalía de Manhattan de evadir más de un millón de dólares en impuestos en el estado de Nueva York en la compra de obras de arte.

Tres días después la investigación fue ampliada para ver si la compañía había cometido irregularidades en su contabilidad y se descubrió que Kozlowski utilizó dinero de Tyco para comprar una mansión, obras de arte, artículos de lujo y dar una fiesta de cumpleaños a su esposa en Cerdeña que costó 2,1 millones de dólares, entre otros gastos personales.

Por otro lado, el ex director Frank Walsh está acusado de cobrar una comisión de 20 millones de dólares por su papel en la operación de compra del grupo CIT en 2001.

12 de junio de 2002

Samuel Waksal, ex presidente de la farmacéutica Imclone Systems, es detenido por utilizar información privilegiada en su beneficio y por filtrarla a miembros de su familia.

En diciembre de 2001, Warksal y su círculo cercano se deshicieron de millones de acciones de la empresa pocos días antes de que la Administración de Alimentos de Estados Unidos (FDA) rechazara la autorización de comercialización de su medicamento contra el cáncer, Erbitux.

El 10 de junio fue condenado a siete años y tres meses de prisión.

26 de junio de 2002

El grupo de telefonía MCI WorldCom -que en la actualidad opera con el nombre de MCI- reconoce que durante los últimos años maquilló su contabilidad para ofrecer mayores beneficios que los realmente obtenidos. Apenas un mes después, el 21 de julio, declaró la bancarrota. Seis directivos de la compañía, entre ellos el ex director financiero, Scott Sullivan, y su ex presidente, Bernard Ebbers, fueron acusados a finales de agosto de fraude bursátil.

24 de julio de 2002

El fundador y ex consejero delegado de la empresa de televisión por cable Adelphia, John Rigas, es detenido junto con sus dos hijos y otros dos antiguos ejecutivos, en una operación conjunta de la Fiscalía y la SEC, por manipular las cuentas de la compañía, falsificar documentos, inflar resultados y ganancias y utilizar la empresa como si fuera su banco particular para pagar lujosas casas, adquirir un campo de golf y resarcirse de las pérdidas de sus inversiones personales. El valor del fraude supera los 2.000 millones de dólares.

El operador de cable empezó a tener problemas para afrontar sus deudas en abril y la cotización de sus acciones se desplomó en las semanas siguientes. Rigas dimitió en mayo y un mes después Adelphia se declaró en bancarrota.

24 de febrero de 2003

Dimiten el presidente y el jefe financiero de la cadena de supermercados holandesa Ahold a causa de las irregularidades financieras detectadas en su filial estadounidense, U.S. Foodservice, que infló sus beneficios en 880 millones de dólares (772 millones de euros) entre el 1 de abril de 2000 -fecha en la que Ahold compró la sociedad estadounidense- y diciembre de 2002.

El 7 de julio la justicia holandesa abrió una investigación por presunta falsificación de documentos y la publicación de datos incorrectos en los libros de cuentas en las filiales de Argentina, Brasil, Guatemala, Noruega y Suecia.

28 de abril de 2003

Una decena de las principales firmas bursátiles llegan a un acuerdo con la SEC por el que se comprometen a hacer más transparentes sus actividades y a pagar casi 1.400 millones de dólares en multas y compensaciones por emitir análisis de inversión favorables sobre compañías en las que tenían intereses, basados en datos que no eran fundamentales a la hora de abordar una posible inversión.

Entre las implicadas se encuentran algunas de las más importantes empresas del sector, como Salomon Smith Barney, la banca de inversión de Citigroup, Credit Suisse First Boston, Merrill Lynch, Morgan Stanley, J.P.Morgan o Lehman Brothers.

Diciembre de 2003

El impago de un préstamo de 150 millones de euros destapa un "agujero" financiero el grupo alimentario italiano Parmalat de unos 10.000 millones de euros, un escándalo por el que están siendo investigados varios bancos y que amenaza con salpicar a personalidades de la política italiana.

El día 27 el Tribunal de Quiebras de Parma declara el estado de insolvencia de la empresa y la policía italiana detiene en Milán al ex presidente y accionista mayoritario del grupo alimentario Parmalat, Calisto Tanzi, que permanece en prisión acusado de haberse apropiado en persona de cerca 800 millones de euros y de haber falseado datos contables.

12 de enero de 2004

Adecco anuncia el aplazamiento de la divulgación de los resultados contables de los primeros nueve meses de 2003 por problemas de contabilidad, control y conformidad de los resultados de su filial en EEUU. Tras el anuncio, la multinacional de recursos humanos perdió un tercio de su valor bursátil y está siendo investigada por la Comisión Federal de Bancos de Suiza, la Bolsa Suiza y la Bolsa de Zúrich.

18 de enero de 2004

Hollinger. Hollinger, empresa editora del diario británico "The Daily Telegraph", interpone una demanda judicial contra el magnate y ex jefe ejecutivo del grupo Conrad Black, quien presentó su dimisión hace dos meses después de que una investigación interna le acusara, junto con otros directivos, de haber recibido 3.211 millones de dólares en pagos no autorizados.

El 31 de agosto, un informe interno elaborado a petición de los accionistas acusó a Black y a otros antiguos directivos de robar más de 400 millones de dólares de la empresa. Entre otras cosas, el ex presidente pagaba sus vacaciones, compraba apartamentos y antigüedades y hacía donaciones de caridad con dinero de la empresa.

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Al usar este sitio acepta el uso que hacemos de las cookies Más información >