LUGARES INSUFRIBLES

La Guardia Civil, castigada sin 'patio'

La Asociación Unificada de Guardias Civiles denuncia que los agentes destinados en Torrevieja han de realizar las actividades denominadas como ‘Patio’ en una nave “abandonada, llena de hierros, sin aseos y con una pésima climatización”

Polideportivo de Daya Nueva, donde los guardias civiles de Torrevieja habían desarrollado sus prácticas durante los últimos meses.
Polideportivo de Daya Nueva, donde los guardias civiles de Torrevieja habían desarrollado sus prácticas durante los últimos meses.

Entre hierros, tiritando y sin vestuarios donde cambiarse. Esta es la situación que viven los guardias civiles de Alicante durante la realización de las jornadas anuales denominadas Patio (Plan Anual de Técnicas de Intervención Operativa). La Orden General nº 3 de 10 de julio de 2012, marca un antes y un después en el Instituto Armado al implantar en la Guardia Civil el Sistema de Intervención Operativa (SIO), un sistema integral que abarca tanto la formación inicial de los guardias civiles, como el perfeccionamiento y la instrucción permanente, unificando y manteniendo actualizada dentro la doctrina relativa a las técnicas necesarias para afrontar todo tipo de situaciones de riesgo.

Dentro de este nuevo sistema se enmarca las jornadas 'Patio', muy importantes para la instrucción de los agentes en técnicas de intervención operativa. El problema es que no todas las unidades están preparadas para llevar a cabo estas actividades anuales. Hay algunos participantes en estas jornadas que no disfrutan de un equipamiento adecuado y, sobre todo, de un lugar digno y acondicionado donde realizar estas jornadas técnicas en las que se realizan ejercicios y esfuerzos físicos considerables.

La  Asociación Unificada de Guardias Civiles advierte que desde la implantación de 'Patio' se han realizado los ejercicios en lugares insufribles, llenos de piedras, cristales y restos de chatarra. También denuncian que los agentes han de luchar contra las inclemencias del tiempo y realizar sus necesidades fisiológicas de espaldas a la carretera y frente a sus compañeros.

Este es el caso de los agentes de la Guardia Civil en Alicante. Hasta hace tres meses, el Ayuntamiento de Daya Nueva cedió sus instalaciones del polideportivo municipal para que pudieran realizar las prácticas en unas condiciones “dignas”. Pero esta situación volvió a cambiar cuando la concejala de deportes de la localidad alicantina informó a los instructores de los guardias civiles de que en zapatos “no podían” realizar las jornadas dentro del pabellón porque dejaban marcas, según el relato de uno de los afectados.

“Ninguno de los agentes que han participado en esas jornadas técnicas (Patio) ha sido nunca instruido o avisado al respecto de no utilizar zapatos en las instalaciones del polideportivo”, afirma uno de los guardias civiles afectados. Él mismo denuncia que la petición sí fue trasladada a los superiores por medio de los instructores, pero cayó “según parece en saco roto”.

En su relato, el agente califica como “lógica” la petición de la concejala de deportes. “Lo ideal y sensato sería realizar estas actividades en chándal y deportivos y no en uniforme con zapatos o botas de servicio”, explica. De hecho, desde la AUGC agradecen al Ayuntamiento de Daya Nueva la cesión del polideportivo durante los tres últimos meses de este año 2016 para que los guardias civiles de la zona dependiente de la compañía de la Guardia Civil de Torrevieja pudiesen realizar sus jornadas técnicas Patio en óptimas condiciones.

Sea como fuere, la realidad es que los agentes tendrán que volver a realizar sus prácticas en una nave sin climatización y rodeada de hierros y chatarra. “A tirarle piedras a las lagartijas sentados en cajas de tomates o naranjas regaladas por algún alma caritativa”, se queja un guardia civil afectado. Y añade: “resulta que los presuntos culpables y merecedores de castigo son los guardias civiles, que se ven obligados a realizar esas jornadas Patio, por no cumplir unas ordenes que nunca fueron dadas por el verdadero responsable de esta sin razón”.