EL DILEMA DEL PSOE

El grupo socialista no se 'cose' pese a los intentos de Javier Fernández

La opción de una abstención técnica gana fuerza mientras parlamentarios como Margarita Robles se enfrentan a la postura de la gestora y asegura que mantendrán el 'no' a Rajoy "por coherencia"

Javier Fernández, en la reunión del Grupo Socialista en el Congreso. | Twitter @PSOE
Javier Fernández, en la reunión del Grupo Socialista en el Congreso. | Twitter @PSOE

El PSOE sigue roto pese a los intentos de la gestora de imponer su criterio en pro de la abstención. Este martes Javier Fernández ha reunido a diputados y senadores socialistas en el Senado y ha puesto la disyuntiva de nuevo sobre la mesa: el Comité Federal tiene que elegir "el mal menor" para el PSOE entre "abstención o elecciones". Fernández ha vuelto a defender que los socialistas se tienen que abstener en una eventual votación de investidura de Mariano Rajoy porque "abstenerse no es apoyar", un mantra que repite desde su llegada a la presidencia de la gestora de Ferraz y apuntala con la idea de que los españoles no quieren unas nuevas elecciones. 

Muchos han respirado tranquilos después de que el recién elegido secretario general del PSC, Miquel Iceta, haya dicho esta mañana en una entrevista que aceptaría una abstención técnica. "En lo que ha dicho Iceta puede estar la clave", ha dicho Eduardo Madina en la salida de la reunión que han mantenido los socialistas en el Congreso. 

Pero en el encuentro se ha vuelto a escenificar la polémica y el ruido de sables que siguen haciendo los fieles al "no" al líder del Partido Popular. La que fuera número dos de Pedro Sánchez, Margarita Robles, ha dicho que no se abstendrá en la votación de Rajoy y que tampoco dimitirá ni se irá del partido. "El discurso de Javier Fernández ha sido catastrofista. No se corresponde con la realidad", ha sentenciado y ha pedido que se "vuelva a ilusionar al partido". 

Cortapisas a los 'sanchistas'

En la reunión, que ha tenido lugar en el Senado, se han pedido 30 turnos de palabra, aunque solo 17 parlamentarios han podido hablar. Curiosamente, y pese a que se trataba de un encuentro para presentar al nuevo portavoz socialista en la Cámara Alta, Vicente Álvarez Areces, tan solo 5 senadores han podido intervenir en el encuentro. 

Además, no se ha dado la palabra a los parlamentarios con posturas críticas. El senador del PSOE por Burgos, Ander Gil, ha sido uno de los primeros en pedir la palabra y, sin embargo, no le han dado la palabra, según ha explicado a Estrella Digital. "Curiosamente, los que no estamos a favor de la postura de la gestora no hemos podido intervenir", ha explicado. 

Gil continúa defendiendo el no a la investidura de Rajoy "por conciencia". "Me he reunido con las 22 agrupaciones de mi provincia y en ninguna de ellas se defiende la abstención. No es solo una cuestión de coherencia, sino de conciencia: no podemos apoyar a un gobierno salpicado por la corrupción", ha sentenciado. 

Así las cosas, apenas cinco días antes de que se celebre el Comité Federal en el que los socialistas debatirán sobre la postura que adoptarán de cara a la votación de Mariano Rajoy no está claro que los lazos hayan vuelto a coserse en el seno socialista. El apoyo de la federación andaluza a la abstención y de la victoria de Miquel Iceta, defensor del 'no' en Cataluña son solo una muestra de la división interna del partido, que no tiene visos de zanjarse ni antes ni después de este domingo.