COMITÉ FEDERAL

La Gestora del PSOE da por ganada la batalla de la abstención

La dirección interina del PSOE cuenta con el apoyo mayoritario a sus posiciones este domingo tras una avalancha de cambios de opinión de miembros del comité federal socialista

En Ferraz ya salen las cuentas. El convencimiento por goteo que ha empleado el presidente de la gestora, Javier Fernández, y su equipo desde que tomaron las riendas del partido, está dando frutos a tres días de la celebración del esperado Comité Federal de este domingo. “La abstención va ganando a pasos agigantados. Hay mucha gente del otro bando que se está pasando a la abstención”, ha explicado una fuente socialista cercana a la gestora de Fernández.

Muchos de los socialistas que se oponían a la investidura de Mariano Rajoy han cambiado de opinión; otros, la mantienen, pero acatarán la disciplina del partido, cuya dirección ya cuenta con los apoyos suficientes para hacer efectivo el Gobierno de Rajoy. “Está habiendo un corrimiento hacia la abstención en todos los órdenes”, describen esas mismas fuentes.

“Los que éramos partidarios del ‘no’ entendemos los argumentos de Javier para defender la abstención: no fortalecer al Partido Popular con unas terceras elecciones”, ha apuntado a Estrella Digital un socialista que hasta ahora se situaba en contra de la abstención, en la misma línea que han defendido públicamente otros socialistas como el eurodiputado y exministro José Blanco

El PSC y la resistencia del 'no'

La dirección interina del PSOE confía en que finalmente los que se mantienen en el ‘no’ terminarán acatando la disciplina de voto. “Tenemos que trabajar y actuar como una organización, siempre lo hemos hecho”, ha indicado a Estrella Digital otra fuente socialista, miembro del Comité Federal.

Sin embargo, hay federaciones que se resisten y parece que lo harán hasta las últimas consecuencias. Este mismo miércoles el secretario general del PSC, Miquel Iceta, ha asegurado que convocará al Consell Nacional del partido para que ratifique el “no” si el Comité Federal del PSOE decide dejar gobernar a Rajoy. En este caso, los intentos de convencimiento de Fernández han sido infructuosos, pese a la concesión de Iceta por la que abría la puerta a una abstención técnica.

Los representantes catalanes en el Comité Federal de Ferraz, que se reúnen este jueves para fijar una posición en el Comité Federal, apoyan la postura de su recién elegido líder, pero no se atreven a aventurar qué pasará finalmente con el voto de los diputados catalanes. “Yo defenderé el ‘no’ en el Comité Federal y, por tanto, espero que eso sea lo que voten los candidatos”, ha explicado a Estrella Digital un miembro del PSC con representación en el Comité Federal.

En cualquier caso, justifican socialistas cercanos a la gestora, “no es la primera vez que se desmarcan de la posición del partido”. Sin embargo, sí que sería la primera vez que lo hicieran en una decisión de esta envergadura. En otras ocasiones, como la votación de una propuesta de consulta soberanista en febrero 2013, los diputados catalanes se saltaron la disciplina de voto y apoyaron la iniciativa, a excepción de Carme Chacón. En cualquier caso, las discrepancias PSOE-PSC siempre han tenido un trasfondo territorial.

Protocolo de relaciones

Las relaciones entre ambos partidos se fraguan con el nacimiento del PSC, en 1978. Existe un protocolo que establece que ambos partidos constituyen una federación, aunque los socialistas catalanes tienen personalidad jurídica propia, lo que les permite concurrir de forma separada a las elecciones generales, pero participa en los órganos federales de decisión y representativos -la Ejecutiva, el Comité Federal y el congreso-, en virtud de su interdependencia. 

El PSC mantiene una total autonomía de acción política en Cataluña y comparte un proyecto político sobre el que han surgido roces que han llegado, incluso, a poner al borde de la ruptura la relación entre ambos. Las cuestiones relacionadas con el modelo de Estado, el uso del catalán y la financiación autonómica han sido los principales motivos de los encontronazos surgidos en los últimos años.