El GAR despliega en El Prat tras la petición de la CUP de estudiar cómo controlar aeropuertos

Unos 150 agentes del Grupo de Reacción Rápida (GAR) han reforzado la presencia de la Guardia Civil en el aeropuerto de Barcelona, donde se encuentra uno de los cuarteles más grandes del cuerpo en Cataluña, con unos 400 agentes

A la presencia habitual de la Guardia Civil en el aeropuerto de El Prat, se han sumado 150 agentes del Grupo de Acción Rápida. | Guardia Civil
A la presencia habitual de la Guardia Civil en el aeropuerto de El Prat, se han sumado 150 agentes del Grupo de Acción Rápida. | Guardia Civil
El GAR despliega en El Prat tras la petición de la CUP de estudiar cómo controlar aeropuertos

El llamamiento de la CUP a estudiar cómo conseguir el “control del territorio y todos los sectores estratégicos en manos del Estado” como puertos y aeropuertos ha tenido una respuesta inmediata. Unos 150 agentes del Grupo de Acción Rápida de la Guardia Civil (conocidos como GAR por sus siglas) han llegado al aeropuerto de El Prat en las últimas horas, según han confirmado fuentes conocedoras de este despliegue.

Se trata de un grupo de agentes que reforzarán a sus compañeros del cuartel que tiene el instituto armado en el aeropuerto catalán, el más grandes de Cataluña, con unos 400 agentes. Desde su Departamento de Prensa, el instituto armado recuerda que la presencia de sus agentes es permanente y ni confirman ni desmienten que se haya producido un aumento de despliegue o un refuerzo. Tampoco confirman estos términos desde el Ministerio del Interior. 

Los miembros de este cuerpo de élite de la Guardia Civil se encuentran repartidos por todo el aeropuerto, lo que incluye la torre de control y el centro de control de tráfico aéreo de esta infraestructura, considerada “crítica”. No es la primera vez que estos cuerpos policiales despliegan en este aeropuerto, más aún con el nivel 4 de alerta antiterrorista en el que nos encontramos. Sin embargo, en esta ocasión, el tipo de despliegue y de armamento con el que van equipados apunta a que se trata de una respuesta ante otro tipo de ataques, según confirman las mismas fuentes. 

La voz de alarma saltó cuando la diputada de la CUP, Eulàlia Reguant, pidió en una entrevista analizar la forma de controlar puertos y aeropuertos para poder hacer efectiva la independencia de Cataluña, mediante el control de puertos y aeropuertos y otras infraestructuras consideradas “críticas”. 

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) también manejaba una estrategia en esos términos y, en documentos internos, planteaba que a la declaración de independencia de Cataluña tendrían que seguirle acciones que visualicen el ejercicio de la soberanía como la toma de control de grandes infraestructuras y de fronteras, puertos y aeropuertos, además de la seguridad pública o las comunicaciones, según recoge Europa Press.