ENTREVISTA A ODÓN ELORZA

“Estamos esperando a que Pedro Sánchez dé el paso y se presente como candidato”

Ha recorrido 15 ciudades para reunirse con las plataformas contrarias a la gestora y se ha convertido en la imagen de los socialistas críticos, ante la desaparición de la escena pública de Pedro Sánchez

Odón Elorza, en su despacho en el Congreso de los Diputados.
Odón Elorza, en su despacho en el Congreso de los Diputados.
“Estamos esperando a que Pedro Sánchez dé el paso y se presente como candidato”

Es la imagen del socialismo crítico con la gestora, uno de los diputados que desafió la ortodoxia del partido diciendo ‘no’ a la investidura de Mariano Rajoy y que pide incesantemente la celebración de unas primarias y un congreso federal para cambiar el rumbo actual del partido. Odón Elorza, ex alcalde de San Sebastián, asegura que no es ‘pedrista’, ni ‘sanchista’ -“socialista” a secas-, pero defiende a Pedro Sánchez como el candidato que aglutina a un sector del PSOE, “porque mantiene su compromiso y su palabra”.

Tras 20 años como alcalde y otros cuatro como diputado en el Congreso, ha emprendido una labor de contacto directo con las bases: ha recorrido ya 15 municipios para apoyar a la militancia socialista que se ha alzado contra la Gestora. Aunque Elorza se desvincula del ex secretario general de los socialistas, lo cierto es que es él, junto a Zaida Cantera, son quienes están haciendo el recorrido por España que anunció Sánchez para tomar el pulso a la militancia. Mientras el ex secretario general espera agazapado para salir, eventualmente, a la carrera de las primarias.

¿Cuál es la manera de arreglar la situación en el PSOE?

Recuperarnos pasa por realizar un congreso y unas primarias. Esa es la única fórmula. 

¿Y este recorrido es la fórmula para mantener viva la llama crítica?

Estamos apoyando a las plataformas que se han constituido a iniciativa espontánea de la militancia por toda España. Son ellos los que nos piden acudir a los actos de presentación de las plataformas, para darles apoyo, pero también para escucharles y prestar atención a lo que llevan dentro: mucha preocupación, mucho amor al partido y frustración.

Hay un reconocimiento de la militancia a los diputados que votamos que no a Rajoy. Se ha convertido en un nexo, un puente entre parte de la militancia y el grupo parlamentario, si no se habría producido un divorcio y eso habría sido muy duro, porque más de uno se habría ido a casa y habría dejado el carné.

Bueno, de hecho, eso ya ha pasado, ha habido muchos que lo han dejado.

Sí, pero nuestro esfuerzo cuando vamos a estos actos es conseguir todo lo contrario, en decirles que es el momento de aguantar, de dar la batalla democrática de las ideas, que es el momento de ganar las primarias y el congreso para una determinada concepción del partido socialista. Pero no hablamos de Pedro, ni de Juan, ni de Patxi ni de Susana. Nos centramos en la democracia y cómo los mecanismos de democracia interna del PSOE han fallado, sobre todo en el último año y pico, para llegar a esta situación de fractura, de crisis grave dentro del PSOE.

Ustedes no hablan de Pedro Sánchez, pero sí que representan a esa parte del PSOE que él ha dejado huérfana.

No. Yo no siento que represente a Pedro Sánchez. En todo caso representamos a ocho diputados -ni siquiera 15, porque los catalanes tienen su motivación propia- que votamos que no. Yo no soy ‘pedrista’, ni ‘sanchista’, soy socialista y como socialista estoy apoyando precisamente a las plataformas porque creo que tienen toda la razón del mundo en sus reivindicaciones

¿Cree que Pedro Sánchez se debería presentar a las primarias?

Me parecería muy bien que Pedro se presentara  y que lo hiciera con un programa que represente a un colectivo muy plural del PSOE, a un movimiento que está ahí y que reivindica más democracia interna; un posicicionamiento claro del PSOE como alternativa a la derecha de Rajoy; una política de alianzas y estratégica clarificada y diferente que nos permita llegar a acuerdos con otras izquierdas. Tenemos más sintonía aparente. Pero está claro que hasta que Sánchez no dé el paso, si lo da, y se presente como candidato, no tendremos todos estos planteamientos negro sobre blanco que podamos presentar a debate.

¿Y si Pedro no da el paso?

Pues no da el paso.

¿No hay alternativa? Hay quien dice que usted es el preferido de los críticos.

No. Yo creo que nadie se ha planteado en este momento qué hacer si Pedro Sánchez no se presenta a las primarias, con posibilidades además de ganar. Tiene un capital político más allá de los errores que ha cometido, que los ha cometido, pero tiene una gran virtualidad y es que acumula un capital político ante la ciudadanía que no tiene nadie más en el Partido Socialista: el de haber cumplido con la palabra de no apoyar la investidura de Rajoy. Tal y como se ve la política en España y la ciudadanía, es como ser un revolucionario. Además, ha sido objeto de la conspiración del bipartidismo, de sectores económicos, políticos, de dentro y de fuera, y eso le ha aportado una aureola de cierto victimismo.  

¿Le apoyarán si se presenta?

Estamos esperando a que él se decida y cuando tome una decisión, veremos entonces cómo articulamos el apoyo, los equipos de trabajo y sobre todo el planteamiento programático, porque ni nosotros –ni creo que él mismo- está aquí para hacer un seguidismo a un líder.  Y si no da el paso pues nos plantearemos qué hacemos, pero nunca hasta entonces, porque sería contradictorio y realmente confuso. Plantearnos si tenemos un plan B o un plan C cuando lo que queremos es sumar apoyos y gente en torno al plan A.

Con el Comité Federal se aclarará el calendario, ¿cómo afronta la reunión de este sábado?

Con total escepticismo, lamentando que este Comité Federal no es en el que se va a decidir que exactamente dentro de 60 días se van a celebrar unas primarias, que exactamente en tal fecha se celebra el Congreso… Nos gustaría que el Comité Federal mandatara a la gestora para que sea un organismo interino, como es y como debería ser, absolutamente neutral, y que convoque las primarias para que sean igualitarias y que no tome partido por nadie.  También nos gustaría que mandatara sobre la situación actual, esto es, qué va a hacer el grupo socialista sobre el presupuesto general del Estado porque no hay una dirección política que hable en ese sentido. Pero creemos que todo esto no va a suceder y que el comité federal va a resultar muy decepcionante.

Pero el Comité Federal sí que tiene prevista la aprobación de un calendario.

Los miembros del Comité Federal no han recibido aún ni un solo papel más allá de la convocatoria, nada más. Un debate exige también un mínimo de transparencia. No hay ninguna propuesta, qué se va a debatir. No hay transparencia. Siguen fallando los mecanismos de democracia interna. Me parece particularmente grave que la convocatoria de Comité Federal  no venga acompañado de una documentación.