Martes 20.11.2018

Dietas para adelgazar, ¿realmente funcionan?

Son muchas las personas que hacen dieta. De hecho, cada año crece el número de gente que busca la forma de perder esos kilos que le sobran. Para ello, se suele recurrir a Internet y a las famosas dietas milagro. Sin embargo, este tipo de dietas no son efectivas a largo plazo porque son tan restrictivas que todas te acaban llevando a sufrir el efecto rebote

¿Alguna vez has seguido alguna de estas dietas? Si lo has hecho, habrás comprobado que no has conseguido alcanzar tus objetivos, y que además has ido enlazando dieta tras dieta sin éxito.

A raíz de esto, la gente es cada vez más consciente de que la verdadera dieta es aprender a comer de manera saludable para conseguir perder peso y no volver a recuperarlo. Estamos tan acostumbrados a comer lo que queremos, que no sabemos lo que realmente es bueno para nuestro cuerpo. Por eso es importante ponerse en manos de gente especializada que nos proporcione la información que necesitamos para aprender a comer bien.

Para lograr tu peso ideal y conseguir tus objetivos, lo mejor es acudir a un nutricionista para que te personalice una dieta. La experiencia de los nutricionistas en dietas para perder peso hará que ponerte en sus manos sea una apuesta segura.

¿Cuáles son los beneficios de las dietas saludables?

Contrariamente a las dietas milagro, una dieta saludable se basa en no eliminar ningún grupo de alimentos. Es el nutricionista el que te dirá en qué proporción y en qué momento del día debes ingerirlos, porque esa es la clave de una dieta personalizada, que está adaptada a ti, a tus gustos y a tus necesidades.

Además de acostumbrar a tu cuerpo a comer bien, también es importante realizar ejercicio regularmente, aunque sea simplemente caminar, para evitar así una vida sedentaria. Independientemente de ayudarte a perder peso, también verás cómo mejora tu estado anímico y te da energía para afrontar mejor tu día a día.

A la hora de personalizar una dieta se necesita conocer cada caso en profundidad. Por eso el nutricionista te hará siempre unas preguntas básicas para conocerte mejor, como cuál es tu peso, tus medidas, tus gustos, si tienes alguna enfermedad, etc. Esa es la única forma de poderte proporcionar una dieta totalmente personalizada. Como puedes ver, las dietas genéricas que hay en Internet nunca pueden llegar a funcionar, porque cada persona es diferente.

En una dieta personalizada, podrás comer de todo sin pasar hambre, porque se trata de acostumbrar a tu cuerpo a todo tipo de alimentos saludables.

Aunque pueda parecer que comer sano es caro y complicado, verás como la realidad no es esa. El especialista siempre te va a aconsejar qué alimentos consumir en cada época del año. Como serán alimentos de temporada, su precio siempre será más bajo que los que no lo son, y eso ya supondrá un ahorro en tu lista de la compra. Por otro lado, llevar una dieta saludable no significa tener que pasar muchas horas en la cocina, puedes encontrar muchas recetas en Internet fáciles y rápidas de hacer.

La finalidad de una dieta saludable y personalizada es no tener que decir que estás a dieta, sino que has decidido que lo mejor para ti y tu cuerpo es alimentarse correctamente. Verás cómo una vez te mentalices y empieces a aplicarlo a tu vida empezarás a ver resultados y no te supondrá ningún esfuerzo llevarlo a cabo, incluso comerás más a gusto porque no tendrás remordimientos.

Así que ya lo sabes, si estás buscando la dieta ideal, la mejor opción es ponerte en manos de un nutricionista titulado.