ALABA SU LABOR EN LA EMBAJADA

Dastis exculpa a Trillo pero reconoce que no ha leído el dictamen del Yak-42

"Está claro que no hay ni dolo ni culpa" judicialmente, ha justificado el ministro de Exteriores, de quien depende Trillo como embajador en el Reino Unido. Solo PSOE y Podemos han pedido su destitución inmediata

El ministro de Exteriores, Alfonso Dastis.
El ministro de Exteriores, Alfonso Dastis.
Dastis exculpa a Trillo pero reconoce que no ha leído el dictamen del Yak-42

El ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, no considera que haya motivos para cesar "de forma fulminante" al embajador español en el Reino Unido, Federico Trillo, el protagonista político de la última semana tras la publicación del informe del Consejo de Estado en el que se reconoce la responsabilidad patrimonial del Ministerio de Defensa en la tragedia del Yak-42. Es más, ha defendido la labor de Trillo al frente de la embajada. "Ha hecho y está haciendo una buena labor", ha elogiado el ministro, que ha comparecido por primera vez en la Comisión de Exteriores del Senado. 

Dastis ha reconocido que no ha leído el informe del Consejo de Estado pero ha justificado que "ha quedado judicialmente demostrado que no hay ni dolo ni culpa" y ha pasado de largo por la petición de cese inmediato que han hecho los portavoces de PSOE y Podemos. 

El responsable de Exteriores ha vuelto a explicar que ya estaba prevista la destitución de Trillo, pero que no puede "decir día y hora". Es decir, vuelve a despachar de manera diplomática entrar en el conflicto sobre el exministro de Defensa y deja que sea la actual responsable del ramo, María Dolores de Cospedal, quien dilucide el asunto. "La responsabilidad se sustanciará", ha asegurado. Y ha pasado a otro asunto. 

PSOE y Podemos, los únicos que piden el cese

Pese al revuelo mediático y político que causó la publicación del dictamen del Consejo de Estado el pasado día 3 de enero, la oposición no ha fijado una postura común y contundente respecto al actual embajador en el Reino Unido. 

Sea por la sede parlamentaria -el Senado no suele atraer tanta atención como el Congreso- o porque el responsable de Exteriores ha repetido insistentemente que no le cesará, Dastis ha terminado saliendo de puntillas y solo el PSOE y Podemos le han preguntado por esta cuestión, en esta primera sesión en la Cámara Baja en la que el ministro ha realizado una presentación de las líneas fundamentales de su cartera para la legislatura. 

Los dos partidos han pedido el cese del ministro y no su relevo 'natural', que se realizará de forma progresiva como de diplomáticos que representan a España en otras embajadas y cuyo turno está por acabar. 

El portavoz del PSOE, Ander Gil, le ha afeado al ministro su salida respecto a Trillo. "Mal empezamos si mira para otro lado en asuntos como este", ha dicho el senador socialista, que se ha mostrado enormemente sorprendido de que el ministro no conozca el informe del Consejo de Estado "que responsabiliza al exministro de la tragedia del Yak-42". "Yo flipo", ha llegado a decir el senador socialista al respecto, que ha valorado positivamente que la ministra de Defensa lo haya asumido. 

Gil había comenzado su intervención pidiendo el "cese inmediato y fulminante" de Trillo. "Le sobran nueve días y 200 horas" en ese puesto, según el senador del PSOE. Para el portavoz socialista, esperar a que deje el puesto en el relevo de todos los embajadores "es una burla para los familiares" de los 62 militares que fallecieron en la tragedia de 2003 en Turquía, "20 de ellos de mi provincia"; ha recordado el senador burgalés. 

La portavoz de Unidos Podemos, Idoia Villanueva, ha recordado que esta misma mañana "la ministra de Defensa ha reconocido la responsabilidad objetiva de la administración" en el accidente. "Trillo no puede estar ni un minuto más como embajador español", ha clamado Villanueva. "No es digno representante de nuestro país". 

El único portavoz político que se ha hecho eco del asunto ha sido el portavoz del PP, Carlos Aragonés, que ha salido a echarle un capote a Dastis. "Yo sí me he leído el informe", ha indicado, "que no reconoce las indemnizaciones". Además, esto no puede implicar "un licenciamiento degradatorio" del embajador español en Londres y ha desvinculado ambos aspectos.