DESAPARECIDA DESDE HACE SIETE MESES

Se reanuda la búsqueda de Manuela Chavero en el pantano Tentudía

La Guardia Civil ya buscó en este pantano con anterioridad pero solo se centraron en las orillas. En esta ocasión, los GEAS buscarán en zonas más profundas con robots con la intención de encontrar el cuerpo de Manuela en caso de se encontrara en el fondo del embalse

Manuela Chavero. | Imagen de Archivo
Manuela Chavero. | Imagen de Archivo

La Guardia Civil iniciará la próxima semana una búsqueda de Manuela Chavero, la mujer de 42 años que desapareció hace siete meses en Monesterio (Badajoz). Estas nuevas labores se centrarán en buscar “en profundidad” en el Pantano de Tentudía el cuerpo de Chavero por si estuviese en el fondo del embalse. Este jueves, el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) han estados inspeccionando la zona.

Ayer miércoles, José Antonio Hurtado, general de la Guardia Civil, informó de esta situación a los medios y quiso dejar claro que esto no supone que haya habido algún nuevo avance o que “alguien” haya dicho que Manuela pudiera estar en el pantano. En su momento, los GEAS ya buscaron en este lugar pero “solo por las orillas”. La búsqueda iniciada esta mañana se centra en lugares que sobrepasen los 30 metros de profundidad.

Al general de la Benemérita le preguntaron por los tres coches que intervinieron hace unas semanas en relación al caso. Hurtado detalló que “todas las pruebas se han mandado a Madrid” donde “se está viendo” si se encuentran evidencias incriminatorias “hacia las personas de los propietarios” de los vehículos, entre los que se encuentra el principal sospechoso.

Siete meses sin Manuela

Manuela Chavero, de 42 años y madre de dos hijos, salió la noche del 4 de julio con una amiga y volvió a su casa esa misma noche. Desde entonces nadie ha vuelto a saber nada de ella. Las luces de la casa y la televisión estaban encendidas, no había nada descolocado, los pantalones que se había puesto ese día se encontraban encima de la cama así como su cartera y el teléfono móvil, con una última conexión a las 1:55 de la madrugada del 5 de julio.

Desde entonces, la Guardia Civil se ha hecho cargo del caso y, actualmente, se centran en un sospechoso: ““Hay un testigo cercano a la vivienda de mi hermana que vio a un sospechoso con una camiseta naranja en los alrededores de la vivienda en un periodo de tiempo que coincide cuando Manuela dejó de hablar por WhatsApp”, explicaba la hermana de Manuela hace unas semanas.