EVITA ASÍ UN JUICIO POR ACOSO LABORAL

Ciudadanos calla a su exjefa de prensa con 150.000 euros de indemnización

Inma Lucas, que fue contratada directamente por el líder de la formación, Albert Rivera, denunció que fue relegada de su puesto y "humillada" por la formación tras cogerse una baja de maternidad

Ciudadanos paga 153.000 euros en concepto de indemnización a su exjefa de prensa, Inma Lucas, después de que ésta demandara a la formación naranja por acoso laboral. La formación política niega que el contenido de la demanda sea cierta. Muestra su "disconformidad" con lo que alega la demandante en la denuncia y asegura que se optó por el despido de la trabajadora por "diferencias en la relación laboral" que no ha querido precisar. Sin embargo, ha optado por pagar una importante cantidad de dinero, bajo la fórmula de admitir un despido improcedente, para evitar ir a juicio. Ella, por su parte, alega "humillaciones" profesionales y personales después de cogerse una baja por maternidad.

Según la demanda a la que ha tenido acceso "El Periódico de Catalunya", el médico dio la baja a Inma Lucas el 16 de julio del 2015 por encontrarse en "situación de riesgo" debido a que estaba embarazada de gemelos. A su vuelta al trabajo, en mayo de 2015, ya no sólo no recuperó el puesto que había dejado antes de quedarse embarazada, sino que además fue relegada al área de prensa del grupo municipal en el Ayuntamiento de Barcelona. Según la demanda, que fue una pieza clave en la formación hasta quedarse de baja, se le asignaron "funciones irrelevantes" y se la "humilló personal y profesionalmente".

La denuncia de Inma Lucas iba dirigida a la formación, pero también a sus principales dirigentes, como es el caso del presidente de Ciudadanos, Albert Rivera; al vicesecretario general, José Manuel Villegas, y al secretario de Comunicación, Fernando de Páramo. En el escrito, la extrabajadora les acusa de "imposibilitar su capacidad de comunicación con los superiores" e "ignorarla y excluirla". En concreto, a Rivera le acusó de ofrecerle mejoras salariales que luego no cumplió y de "hacerle el vacío desde mayo del 2016, impidiéndole toda comunicación con él".

Lucas trabajó para la fuerza naranja desde el 1 de diciembre del 2009 hasta el pasado 8 de noviembre. E incluso ha denunciado que durante algún tiempo como "falsa autónoma". Una acusación muy llamativa si tenemos en cuenta que el líder de Ciudadanos se preocupó la semana pasada, durante la sesión de control al Gobierno, por la "precariedad laboral" que a su juicio sufren los españoles. 

Según ha alegado la demandante, era "jefa de prensa del partido a nivel nacional, jefa de prensa personal de Rivera y máxima responsable del área de prensa", con 25 personas a su cargo. Cuando se incorporó en mayo, su carrera profesional se frenó de golpe, quedó subordinada jerárquicamente a quienes ella había designado y formado, y según la demandada, Juan Carlos Girauta le advirtió que "todo era por ser mujer".