LA LEY OBLIGA A QUE ESTÉN EN TODOS LOS EDIFICIOS PÚBLICOS

El Ayuntamiento de Ciudad Real no coloca banderas de España porque “sería un gasto irresponsable”

El PSOE y Podemos del ayuntamiento castellano-manchego se negaron a cumplir la Ley 39/81 que obliga a que la bandera nacional, autonómica y local esté en todos los edificios oficiales, pese a la moción votada por la oposición (C's y PP). En pleno desafío independentista, los socialistas dijeron que "no es urgente", que "no hay presupuesto" y que poner banderas de España "sería un gasto no responsable"

Fachada del Ayuntamiento de Ciudad Real con una enorme bandera gay. No hay fondos para la española en todos sus edificios. | Ayto. Ciudad Real
Fachada del Ayuntamiento de Ciudad Real con una enorme bandera gay. No hay fondos para la española en todos sus edificios. | Ayto. Ciudad Real
El Ayuntamiento de Ciudad Real no coloca banderas de España porque “sería un gasto irresponsable”

El Ayuntamiento de Ciudad Real –gobernado por el PSOE con el apoyo de la marca blanca local de Podemos– ha rechazado colocar la bandera de España en sus edificios públicos “porque sería un gasto no responsable”, según su portavoz. El portavoz de Ciudadanos en el consistorio, Francisco Fernández-Bravo, presentó la semana pasada una moción para que se cumpliera la ley 39/81 sobre el uso de banderas, que obliga a colocar la bandera nacional, la autonómica y la local en todos los edificios públicos. Esta ley no se cumple en Ciudad Real, ya que el Ayuntamiento no la tiene colocada en buen número de centros oficiales. Ni la va a tener, ya que Sara Martínez, la portavoz socialista –a la que secundó Podemos– se negó porque “no es urgente”. El debate se centró en la bandera de España, no en las locales.

Los socialistas se ampararon en razones presupuestarias para negarse a que la bandera de España esté situada conforme a la ley y es preceptivo. Lo cierto es que la desgana del Ayuntamiento que dirige la socialista Pilar Zamora era tal en esta materia, que ni siquiera había banderas en el Salón de Plenos, el lugar más representativo de la soberanía de los vecinos. De hecho, la portavoz Martínez alegó que colocarlas en la sala para este Pleno “es un acto de buena voluntad”. Del mismo modo que el Ayuntamiento de Ciudad Real asegura que no tiene dinero para las banderas de España, en la fachada principal del mismo en esta legislatura sí ha lucido una inmensa bandera del orgullo gay, la bandera de la República Saharaui, e incluso la bandera gitana.

banderas

La bandera saharaui (izquierda) y la de la comunidad gitana, colgadas del balcón del Ayuntamiento. | ED

Los representantes de Podemos, que sostienen a Pilar Zamora en la alcaldía, no aludieron a motivo económico alguno. Se negaron intempestivamente a que haya bandera de España, diciendo que antes deben cumplirse otras leyes, como la que garantiza la vivienda, el trabajo, y que mientras todos los vecinos de Ciudad Real no tuvieran salario digno no entrarían a hablar de banderas.

Sí votó a favor de la que bandera de España luciera conforme a la ley el PP, que por medio de su portavoz Miguel Ángel Rodríguez manifestó su “honda preocupación” por las razones que alega el equipo de Gobierno para negarse a cumplir la ley. “Como español y ciudadrealeño siento vergüenza cuando oigo que se pone como excusa la falta de presupuesto o de tiempo”. Rodríguez incidió en que estas excusas llegan “en un momento en que tanto nos jugamos y que está en juego la unidad de España”, en referencia al desafío independentista en Cataluña.

“Deberíamos dar ejemplo”, rubricó el portavoz del PP, que atribuyó la negativa del PSOE “a la deriva radical del PSOE en su pacto con Podemos” para sostener el Gobierno de Emiliano García Page. Miguel Ángel Rodríguez recordó que solo unas fechas antes dos soldados libaneses exhibieron la bandera de España tras tomar una posición al DAESH, como reconocimiento al trabajo y apoyo de España a su país.

Fernández-Bravo rogó al equipo de Gobierno que se honrara la bandera de España. La portavoz del PSOE, Sara Martínez, entró en unas procelosas aguas que la llevaron a decir que “no se trata de una cosa de entidad ni se es más español por poner la bandera”. Además, consideró que el asunto de la bandera era más urgente que otros que sí se han debatido en los plenos del Ayuntamiento de Ciudad Real, "como el tratado TIPP de comercio de Europa con EEUU, que ni siquiera tiene borrador". PSOE y Podemos de Ciudad Real sacaron adelante una moción contra la firma de este tratado internacional.

Curiosamente la alcaldesa de la ciudad, la socialista Pilar Zamora, no estuvo presente en ningún momento de este debate, que alcanzó cierta crispación entre el PSOE y la oposición. Ni siquiera votó la moción, por lo tanto. La votación, ausente Zamora, quedó en empate, que se resolvió por el voto de calidad del teniente de alcalde socialista que sustituía a Zamora. Así, con un empate sin el voto de la alcaldesa, decidió Ciudad Real incumplir la Ley 39/81 sobre el uso de la bandera, de manera que no la colocará en todos sus edificios oficiales.