JUNTO CON 4.800 SOLDADOS DE TODO EL MUNDO

Tres equipos militares españoles participan en una de las pruebas más exigentes de Europa

Un total de 68 militares de la Guardia Real, la Academia General Militar y del GAR de la Guardia Civil también han participado en la ‘Vierdaagse’, una prueba de resistencia en la que los participantes han de recorrer más de 40 kilómetros diarios durante cuatro días

Los militares españoles participaron en tres equipos y a título individual. | Imagen de la Embajada de Estados Unidos en La Haya
Los militares españoles participaron en tres equipos y a título individual. | Imagen de la Embajada de Estados Unidos en La Haya
Tres equipos militares españoles participan en una de las pruebas más exigentes de Europa

Es una de las marchas más famosas, una de las más exigentes de Europa y una de las más longevas. Los Cuatro días de Nimega ('Vierdaagse, su nombre en holandés) han puesto a prueba la resistencia de los participantes, que tenían por delante más de 40 kilómetros diarios durante cuatro días. El reto centenario, que cumplía 101 ediciones en este 2017,  ha contado con la presencia de 68 militares españoles que participaron en tres equipos [de la Guardia Real, la Academia General Militar y el Grupo de Acción Rápida de la Guardia Civil, respectivamente] y otros 16, que lo hicieron a título individual.

Según los registros de la propia organización, todos los militares españoles -que en el caso de la Guardia Real, acudían a título particular- han finalizado la marcha, algo que no todos los participantes puede decir: de las aproximadamente 45.000 personas que se inscribieron en esta edición poco más de 38.000 consiguieron acabarla. Los participantes militares, han tenido mejores registros y solo unos 400 de los 4.800 que participaron no pasaron por la línea de meta de la 'Vierdaagse'. 

En el caso de los militares, que acudían desde 43 países, existen además ciertos requisitos para ser considerados por la organización, de la que forma parte el Ministerio de Defensa de los Países Bajos. Para empezar, deben realizar la marcha con uniforme, botas y un equipo de al menos 10 kilos. Si la marcha se realiza por equipos, que deben estar formados por al menos 11 participantes, el recorrido debe hacerse siempre en bloque, con menos de un minuto de distancia entre participantes y en un tiempo máximo de 12 horas. Además, la experiencia en Nimega es fundamental: al menos uno de los miembros del equipo ha tenido que participar previamente.

Campamento militar

En una zona boscosa cerca de la ciudad, la organización prepara un campamento para los casi 5.000 militares que participan en la prueba, lo que la convierte en una improvisada (y multitudinaria) base internacional en la que los soldados y oficiales de distintos interactúan. Es el ejército de los Países Bajos -el más numeroso, con 1.585 militares en la prueba-, quien lleva la batuta de lo que ocurre en el campamento.

Y es que la parte castrense tiene un gran peso en esta prueba. En los últimos kilómetros, la organización habilita una zona con la bandera de todos los países participantes para la imposición de condecoraciones y termina con un desfile por las calles de Nimega, que este año ha estado presidido por el rey neerlandés, Guillermo Alejandro.  

El Ejército del Aire, en otras ediciones 

Militares del Ejército del Aire también tomaron parte de esta exigente prueba en los años 2014 y 2013. El año más reciente, un equipo "formado por 19 miembros de diferentes empleos y unidades y del Ejército del Aire" participó en la marcha de los cuatro días, según recogió en una nota de prensa. En ese caso, el número de militares ascendió a 15.000 de 35 nacionalidades distintas. 

El equipo de la Fuerza Aérea española, consiguió ese año "la medalla colectiva de grupo en la competición deportiva militar internacional más grande del mundo y, al mismo tiempo, cada uno de sus componentes obtuvo la medalla individual que premia el valor, esfuerzo, compañerismo y espíritu de sacrificio", tal y como explicaron en ese momento en la comunicación.