FAES RECRUDECE LA OFENSIVA CONTRA EL PP

Rajoy se niega a contestar a las nuevas críticas lanzadas desde la fundación de Aznar

El expresidente de honor del PP presume de que FAES es en este momento "la fábrica de ideas más influyente de España". Gallardón ha advertido de que "el centro derecha abandonó sus principios ideológico para conseguir más votos". Y Rajoy ha optado por guardar silencio

El expresidente del Gobierno, José María Aznar. | Imagen de archivo
El expresidente del Gobierno, José María Aznar. | Imagen de archivo

"No tiene sentido que comente lo que dicen unos y otros sin haberlo escuchado. Intento ejercer mi función como presidente del PP y del Gobierno de la mejor manera posible. Todo lo demás no tiene ningún sentido". Así ha sido como el líder 'popular', Mariano Rajoy, ha zanjado el debate que horas antes abría la fundación FAES en su primer acto público tras el divorcio del Partido Popular en el que se ha expuesto que "el centro derecha abandonó sus principios ideológico en favor de la gestión para conseguir más votos". Rajoy no ha querido hacer ningún comentario al respecto, pese a que Aznar ya ha dejado claro que aunque no forme parte de la cúpula 'popular' seguirá diciendo lo que piensa sobre el partido en el que aún milita. "Seguiré trabajando por España, favoreciendo unas ideas y defendiendo unas políticas sobre otras", ha advertido el expresidente.

Según Aznar, "España es tarea de todos y no solo de algunos". "España es nuestra tarea y queremos hacerla bien, desde nuestro sitio. Ahí vamos a permanecer, ahí nos podrán encontrar", ha dicho Aznar después de unos días en los que se ha especulado con la posibilidad de que, tras renunciar a la presidencia de honor del PP, acabase formando un nuevo partido. En el acto de clausura del acto "Ideas para la sociedad española" ha señalado que esta nueva etapa tiene "mucho de proyección de futuro" pero también "algo de retorno a los orígenes" con los que se creó la fundación.

Aunque el más duro en esta ocasión no ha sido el expresidente de honor, sino uno de sus exministros, Alberto Ruiz Gallardón, que ha asegurado que "nunca" volverá a la política activa y ha verbalizado públicamente una crítica muy generalizada entre el sector crítico 'popular': "el centro-derecha español ha estado muchos años escondiendo su ideología e incluso avergonzándose de proclamar lo que de verdad pensaba". Eso sí, el exministro de Justicia ha entonado el "mea culpa" por esta posición del centro-derecha, que en su opinión ha tenido "miedo a la definición ideológica", probablemente para aumentar su base electoral. "Decir lo que pensábamos podía limitar nuestras posibilidades de conseguir mayorías necesarias de gobierno", ha admitido Gallardón.

El Partido Popular, por su parte, tampoco ha querido echar más leña al fuego. Génova al completo estaba invitada a este acto, pero sólo ha mandado como representación a los vicesecretarios Javier Maroto y Andrea Levy que han subrayado que el PP "siempre respetará las reflexiones del expresidente José María Aznar y seguirá reconociendo su figura". Según Maroto, es "fundamental" reconocer la trayectoria de Aznar, ligada al proyecto del PP y al "proyecto de éxito" del partido y del país, y ha señalado que el partido ha respetado la decisión del expresidente de dejar su cargo de honor al presidir una fundación independiente.

Levy, por su parte, ha recordado que el congreso del partido va a ser un "rearme ideológico" que servirá para que el PP salga fortalecido, y ha considerado que las palabras de hoy de Aznar y de exministros del PP como Alberto Ruiz-Gallardón como y Josep Piqué son una "aportación a la reflexión muy interesantes".