EN LA PLAYA DEL TARAJAL

La Audiencia ordena reabrir el caso de la muerte de 15 inmigrantes en Ceuta

El órgano judicial ceutí ha estimado íntegramente los recursos presentados contra el sobreseimiento provisional y ha ordenado continuar la investigación al entender que la actuación del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 hasta octubre de 2015 no alcanzaron "los grados de suficiencia y eficacia que serían exigibles", según el auto

 La Audiencia Provincial de Cádiz en Ceuta ha acordado revocar el sobreseimiento de la causa abierta por la muerte de 15 inmigrantes subsaharianos cuando intentaban entrar en Ceuta y ha determinado que continúen la investigación de este caso.

La Sección VI de la Audiencia Provincial de Cádiz con sede en Ceuta ha acordado que se continúe la investigación abierta por los hechos ocurridos en la playa del Tarajal de Ceuta el 6 de febrero de 2014, según una información publicada por el diario 'El Español'.

El órgano judicial ceutí ha estimado íntegramente los recursos presentados contra el sobreseimiento provisional y ha ordenado continuar la investigación al entender que la actuación del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 hasta octubre de 2015 no alcanzaron "los grados de suficiencia y eficacia que serían exigibles", según el auto.

La Asociación Coordinadora de Barrios, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) y la Asociación Observatori de Drets Humans (DESC) recurrieron el sobreseimiento provisional.

La Sala ordena al Juzgado "continuar la causa como diligencias previas del procedimiento abreviado", según el diario digital.

A mediados del pasado mes de octubre la jueza titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Ceuta, María del Carmen Serván, acordaba archivar la causa contra los 16 agentes de la Guardia Civil acusados de homicidios imprudentes y lesiones al entender que los agentes hicieron un uso "correcto" del material antidisturbios empleado en la entrada de los inmigrantes.

En ese auto se señala que los agentes actuaron en el ejercicio de su "función de custodia y vigilancia de la frontera" ante una entrada masiva protagonizada por unos 250 inmigrantes subsaharianos en la mañana del 6 de febrero.

La jueza recuerda que los agentes estaban autorizados para utilizar medios antidisturbios reglamentarios y que no existía ningún indicio que permita afirmar que los agentes imputados hicieron un uso inadecuado del material.

Los hechos ocurrieron el 6 de febrero de 2014 cuando entre 250 y 300 inmigrantes subsaharianos intentaron entrar por el espigón de la playa del Tarajal, lo que se saldó con la muerte de quince inmigrantes subsaharianos. Cinco cuerpos fueron hallados en dos playas de Ceuta.

Del grupo de inmigrantes sólo llegaron a la playa de Ceuta un grupo de 23 que fueron expulsados a través de las denominadas "devoluciones en caliente".