El asesinato de Asunta, un caso al más puro estilo los Marqueses de Urquijo

¿Venganza? ¿dinero? Los hechos que envuelven al crimen de la niña de Santiago inevitablemente hacen recordar al de María Lourdes de Urquijo y Manuel de la Sierra que fueron tiroteados mientras dormían

El asesinato de Asunta, un caso al más puro estilo los Marqueses de Urquijo
El asesinato de Asunta, un caso al más puro estilo los Marqueses de Urquijo

Hay un caso que está sacudiendo a los españoles con horror: el homicidio de la niña Asunta de doce años, adoptada con apenas unos meses de vida y procedente de China. El misterio rodeó el caso en un principio, pero los hechos no tardaron en empezar a salir a la luz: contradicciones en las declaraciones, la supuesta cuerda con la que se ató a la víctima, cámaras de video muy reveladoras...

Todo estos escalofriantes hechos hacen recordar otro caso que también horrorizó a la sociedad, el de los Marqueses de Urquijo, que fueron tiroteados mientras dormían por ¿venganza? ¿dinero? Estos son los hechos del homicidio de Asunta: El pasado viernes el juez decidió mandar a prisión a Rosario Porto y Alfonso Basterra, los padres de Asunta, la niña de 12 años hallada muerta en una pista forestal de localidad de Teo, cerca de Santiago de Compostela, el pasado 22 de septiembre después de que sus padres hubieran denunciado su desaparición. El juez les ha imputado por un delito de homicidio pero deja la puerta abierta a un posible asesinato a la espera de nuevas pruebas y ha decretado una prisión sin fianza.

"Bueno, he mentido y tengo que decir la verdad"

La declaración de la madre ante el juez José Antonio Vázquez Taín duró tres horas y parte de ella fue captada por las cámaras que reflejan cómo Rosario hace un gesto en el que parece decir que la pequeña se desvaneció y cayó hacia atrás. Un día antes, durante el registro a su casa, la abogada se desmoronó y tras romper a llorar dijo "bueno, he mentido y tengo que decir la verdad".

No sabemos si será la verdad o no pero en su declaración ante el juez Rosario Porto mantuvo que el sábado por la mañana del día en que su hija desapareció ella fue a Decathlon para comprar unos bañadores, que luego se acercó a la casa que tiene en Teo y después volvió a casa donde descubrió que Asunta no estaba. Tras llamar a varios familiares y a su exmarido para comprobar si estaban con la niña y ver que no era así, ambos progenitores decidieron presentar la denuncia por su desaparición. Ni siquiera cuando el juez le mostró las imágenes captadas por las cámaras de seguridad en las que se la ve en un coche con su hija en una hora posterior a la denuncia, le ha hecho cambiar su versión. Por su parte el padre corroboró palabra por palabra la versión de su exmujer.

El asesinato de esta niña adoptada por sus padres en China cuando apenas tenía meses ha causado una gran conmoción no sólo en España, sino en varios países del mundo por lo sorprendente de que dos padres hayan podido ponerse de acuerdo para matar a su hija menor de edad.

El blog de Asunta

El caso ha adquirido un giro más inesperado aún cuando se ha sabido que los abuelos de la pequeña fallecieron con apenas unos meses de diferencia y que la niña, que estaba muy unida a ellos, contó en un blog una inquietante historia sobre el asesinato de una madre en el parque de 'La Alameda' -donde ella solía acudir con sus abuelos-, su marido intenta vengarse de su muerte pero también fallece. Curiosamente el blog está escrito en julio de 2012, el mismo mes en que murió su abuelo.

La abuela de la pequeña, María del Socorro Ortega Romero profesora de la Universidad de Santiago, falleció el 11 de diciembre de 2011 de manera repentina y el 26 de julio del año siguiente era su marido quien moría, el abogado Francisco Porto Mella de 88 años. Además, habrían muerto supuestamente a la misma hora, las diez menos cuarto (a.m.), se intuye una correlación en estos hechos.

Ahora se está pidiendo que se reabra el caso por el supuesto posible homicidio de los padres, pero sus cuerpos, al igual que el de Asunta, están incinerados.

Las pruebas incriminatorias

Las incongruencias en el relato de los hechos llevaron en primer lugar a la detención de la madre, justo después de la incineración de la pequeña en el tanatorio de Santiago de Compostela mientras que el padre fue detenido el pasado miércoles. Entre las pruebas incriminatorias se encuentra una cuerda que se encontró junto al cadáver de las mismas características que otra hallada en la casa de la abogada, además de las imágenes de una cámara de un establecimiento que grabó el coche en el que viajaban madre e hija tomadas después de la hora en la que supuestamente Rosario denuncio que su hija había desaparecido.

Además la madre dijo en sus declaraciones que ya hace unos meses se coló alguien en su casa y fue descubierto intentando asfixiar a Asunta, pero después de estos supuestos hechos no fueron a la policía. ¿Porqué? Rosario Porto alega que no querían traumatizar a la hija con el suceso, pero no parece algo plausible ya que ella es abogada y hace unos años robaron a la madre y ésta se apresuró a denunciarlo a la policía.

Pero lo más escalofriante de todo es que la niña, como se ha sabido recientemente, le dijo a sus profesores que sus padres la habían intentado matar. En el momento no prestaron atención, pero ahora después de los hechos se han apresurado a declarar a la policía todos los hechos. Y por si fuera poco, unos días antes de la muerte de Asunta, sus profesores la vieron drogada; sin embargo pensaron que se trataba de alergia y la tumbaron para que descansase.

Asunta tenía una excelente relación con su abuelo; sus conocidos les veían a menudo antes de que falleciesen juntos paseando. Por eso no es de extrañar que sus abuelos le dejasen un patrimonio que podría ascender a los 3 millones de euros como han contado personas cercanas a la familia a El Mundo. Sin embargo la madre era la heredera de los bienes del abuelo, y pese a que sus antiguos abogados (antiguos porque han dimitido los dos abogados del padre y la madre de Asunta) han dicho que Asunta no recibió ningún bien, pese que a esas mismas fuentes aseguran lo contrario a El Mundo. La madre, según ha publicado El Mundo, tenía problemas económicos graves. Estaría relacionada entonces con negocios marroquís que la habrían arruinado, por lo que una supuesta razón económica se está barajando entre otras posibilidades.

Messaoud El-Omar, el amigo marroquí de Rosario Porto con el que tenía negocios, está imputado por explotar imigritantes; supuestamente les ofrecía buenas condiciones de trabajo en España muy alejadas de la realidad que se encontraban al llegar, donde eran forzados a trabajar en condiciones evidentemente ilegales como cuenta La Voz de Galicia. Algunos medios llegan incluso a decir que Rosario Porto y él eran amantes, pero lo más importante es sus negocios de inversión inmobiliaria.

"Sospecho que mi hijo ha encubierto a su exmujer"

El otro abuelo de Asunta, Ramón Basterra, ha concedido una entrevista a Telecinco en la que se pronuncia: "Sospecho que mi hijo ha encubierto a su exmujer". Por lo visto, Charo (como llaman sus allegados a Rosario) es el amor de su vida para su marido es el amor de su vida para Alfonso Basterra como cuenta su padre, el otro abuelo de Asunta. Por eso, como él ha declarado "Sospecho que como está enamoradísimo mi hijo la ha encubierto".

Además explica que su hijo es muy sacrificado y cariñoso, que se paseaba todos los días con Asunta y que "más talento que ella no se podía tener". Su hijo le llamaba a menudo para hablarle de Asunta, contándole lo lista que era y lo bien que hablaba inglés; próximamente iban a apuntarla a clases de chino. Durante toda la entrevista el abuelo se muestra cercano a su hijo, preocupado por lo que está viviendo y asegurando que todo esto le va a pasar factura. Insiste en que su hijo quería mucho a Asunta y estaba muy cercano a ella.

La adoptaron como cuenta Ramón Basterra porque sabían que Charo no podía tener hijos, ya que era muy alto el riesgo de abortar. Aunque él está tan perdido en cuanto a las razones del homicidio, aunque también apunta a las razones económicas: "Ella estaba preocupada porque tenía una herencia importante y tenía que liquidar muchas cosas. Tiene 3 o 4 pisas en Santiago de Compostela y una buena finca que le dejaron sus padres. Ahí hay mucho dinero" explicó en la entrevista aunque aclarando que su hijo nunca le dijo que tuvieran problemas serios para sacar adelante su economía.

El asesinato de los Marqueses de Urquijo

Todo esto no puede evitar recordar al famoso caso de Los Marqueses de Urquijo, el caso que paralizó a la sociedad por la atrocidad de los asesinatos, la codicia y las vidas que sesgó. En 1980 María Lourdes de Urquijo y Morenés, Marquesa de Urquijo y su marido Manuel de la Sierra fueron tiroteados mientras dormían en su residencia en Somosaguas. El condenado culpable de los asesinatos fue Rafael Escobedo Alday, marido de la hija de los Marqueses que un tiempo antes del asesinato le dejó y empezó una relación con un americano.

Se halló culpable a Escobedo por un móvil de venganza cuando se encontraron unos casquillos de pistola que coincidían con las del crimen, aunque el juicio se complicó cuando estos desaparecieron.Rafael Escobedo apareció muerto en la cárcel. Rafael Escobedo se confesó a un sacerdote, pero debido al secreto de confesión no pudo declarar en el juicio. Toda una trama novelesca que tristemente se ha vuelto a repetir con el homicidio de Asunta. Esperemos que pronto se aclaren los hechos y los culpables sean castigados.