Un año sin sexo a cambio de hablar un perfecto inglés

El 38% de los españoles renunciarían al sexo durante un año a cambio de tener un nivel de inglés perfecto

Está claro que el punto fuerte de los españoles no es precisamente el inglés. El nivel de conocimiento de este idioma es bastante bajo entre los ciudadanos españoles y un estudio de la Cambridge Univerity Press así lo demuestra.

El inglés es la gran asignatura pendiente de los españoles.

El informe de Cambridge University Press, la rama editorial de la prestigiosa universidad inglesa, analiza los resultados de la encuesta realizada a 1.700 personas de las 17 comunidades autónomas. Más de 100 preguntas que examinan entre otros temas: los miedos patrios hacia el idioma inglés, su visión como receta para el ascenso profesional y salida de la crisis y el descontento por el bajo nivel de idiomas de nuestros dirigentes.

Inglés a cualquier precio: el 38% de los españoles renunciarían al sexo durante un año a cambio de tener un nivel de inglés perfecto.

Podríamos unir el miedo al idioma, nuestros complejos históricos a la hora de hablar una lengua ajena y nuestra pereza a la hora de estudiarlo para explicar por qué seríamos capaces de renunciar al sexo durante un año (hasta un 38% de los encuestados), o de pagar 10.000 euros por una pastilla mágica para poder comprender sin pestañear el último discurso de Obama (hasta un 64%).

El 63% de los españoles cree que un mejor nivel de inglés nos sacaría antes de la crisis

Con un 93% de españoles convencidos de que el inglés es nuestra asignatura pendiente, y un 85% que piensa que subiendo nuestro nivel se incrementarían las exportaciones, parece normal el alto porcentaje de defensores del inglés como receta para salir de la crisis.

Sin embargo, muchos españoles, 6 de cada 10, no se atreven a marcharse a trabajar fuera, debido a su bajo nivel de inglés, a pesar de las oportunidades profesionales y mejores condiciones laborales existentes en el extranjero.
Quizá por ello, un 75% de los jóvenes (18-25 años) se está planteando salir de España para mejorar el idioma.

El inglés y el currículum: para un 81% de los encuestados, aprender inglés es fundamental a la hora de encontrar trabajo.

Casi todos los españoles piensan que teniendo un buen nivel de inglés es más fácil alcanzar un puesto directivo en las empresas y un 91% confía en los títulos para abrirse oportunidades profesionales.

A pesar de ello, actualmente menos del 30% estudia esta lengua. Dato importante sobre nuestra capacidad de esfuerzo, teniendo en cuenta que el índice de insatisfacción con su nivel de inglés alcanza el 71%, el mismo porcentaje que el de aquellos que afirman no tener capacidad para desenvolverse en una reunión de trabajo.

¿Se miente mucho en el currículum? El 87% de las personas encuestadas afirman que no mienten en su currículum sobre su nivel de inglés. En contraposición, el 85% cree que el resto sí lo hace...

Nuestros complejos con el inglés: typical spanish.

A la hora de elegir destinos vacacionales, el 64% renuncia a viajar al extranjero por miedo a no poder comunicarse y entre los que sí que cruzan la frontera, más de la mitad se ha sentido alguna vez como Alfredo Landa, el mítico protagonista de las películas de turistas de los 60.
En lo que respecta a las compras, a pesar del auge del e-commerce en nuestro país, el informe demuestra que el 47% de los españoles se sienten inseguros a la hora de realizar compras online por el desconocimiento del idioma.

Una gran mayoría, el 82%, opina que el nivel de inglés de nuestros políticos es bajo o muy bajo.

Los políticos son sin duda, entre la élite social de nuestro país, los peor parados en la percepción del público sobre su nivel de inglés. Le siguen, aunque a cierta distancia, los empresarios con un 47% de los encuestados que piensa que su capacidad para desenvolverse en la lengua de los Beatles es bajo o muy bajo. Los directivos y los periodistas españoles, sin embargo, son vistos por la mayoría de la gente con un nivel medio y alto aceptable, 68% y 72% respectivamente.

La encuesta permitió también valorar el nivel de inglés de cuatro de nuestros políticos. Mariano Rajoy, José Luís Rodríguez Zapatero, José María Aznar y Esperanza Aguirre. Para los españoles es Aznar el que tiene el mejor manejo de la lengua inglesa de los cuatro, seguido por la expresidenta de la Comunidad de Madrid y por José Luis Rodríguez Zapatero. Cierra la lista el actual Presidente del Gobierno.

En el mundo de la televisión, sólo Eduard Punset parece tener un nivel de inglés superior al de la mayoría de los españoles.

Los murcianos, los más aplicados a la hora de estudiar inglés

Con un 36%, Murcia es la comunidad autónoma con mayor porcentaje de estudiantes de inglés, seguido por castellano-leoneses, 34%, y gallegos, 32% . Frente a estos, los catalanes con un 18% de alumnos, es la región con menor interés por el estudio de la lengua inglesa.

Un 33% de andaluces ha viajado al extranjero con el objetivo de aprender un idioma, colocándose los primeros en el ranking nacional. Le siguen los vascos, 3 de cada 10, y canarios y murcianos con un 29% de su población aficionada a los viajes de idiomas. Por su parte, los baleares son los más reticentes a la hora de salir al extranjero para mejorar su inglés.

Para elegir su destino de vacaciones, siete de cada diez murcianos, riojanos y madrileños ven en la diferencia idiomática un problema, prefiriendo lugares con una lengua común. En este caso son los habitantes de las Islas Baleares, con un 57%, los que menos consideran el idioma a la hora de elegir el destino de sus viajes.

Si nos vamos a los remedios mágicos, la opción de la píldora inglesa por 10.000 euros es la favorita entre los extremeños, 7 de cada 10 pagarían gustosos por entender todas las canciones de U2. En contra se sitúan riojanos, gallegos y canarios con un 52% 58% y 57% respectivamente.
La segunda opción, renunciar al sexo durante 1 año, consigue más adeptos entre los valencianos, y castellano leoneses, un 47% en ambos casos. Son los gallegos, catalanes y madrileños a los que menos gusta esta solución, moviéndose los tres en porcentajes entre 30% y 35%.