LAS INVERSIONES DE LA EMPRESA PÚBLICA MADRILEÑA

Las “américas” del Canal: el final del cuento que empezó Gallardón

Cifuentes y los juzgados acaban con lo que Gallardón soñó. La internacionalización americana del Canal de Isabel II se ha traducido en pérdidas patrimoniales millonarias, tanto en las compras de González como las que, en su momento, hiciera Gallardón

Imagen de la sede del Canal Isabel II, en Madrid. | ED
Imagen de la sede del Canal Isabel II, en Madrid. | ED
Las “américas” del Canal: el final del cuento que empezó Gallardón

En realidad todo empezó en 2001, en un periodo en el que Carlos Mayor Oreja y Pedro Calvo, fueron responsables del Canal de Isabel II, bajo la presidencia de Alberto Ruiz Galladon.

La Comunidad de Madrid decidió crear Canal Extensia, una Sociedad vinculada a los proyectos latinoamericanas del Canal de Isabel II. Tres colombianos, lograron el primer pelotazo, gracias a la incipiente internacionalización de la empresa madrileña: le colocaron Inassa por 83 millones de Euros, cuando unos meses antes habían pagado por ella 8 millones a Aguas de Barcelona, que huyó de un negocio que no parecía rentable.

A esa cantidad habrá que sumar una ampliación de capital de Inassa pagada por la Comunidad de Madrid de 13 millones. Un total de 97 millones. Según la auditora KPGM, la sociedad tenía un valor patrimonial 31 de diciembre de 2015 de 53,4 millones, una pérdida de valor, de casi la mitad.

Tras Colombia, llegó República Dominicana, Ecuador y Panamá, ya siendo Ignacio González presidente del Canal, bajo gobierno de Esperanza Aguirre. Aunque la siguiente gran operación, y la que ha concluido con las imputaciones del día de hoy se produce en Brasil.

El patrimonio americano del Canal de Isabel II parece extenso, hasta que se miran las cifras. Las memorias de 2014 y 2015 –aún no se han aprobado las cuentas de 2016–  del Canal de Isabel II incluyen aquellas entidades que pertenecen al grupo a final de cada uno de esos años.

En el caso de Colombia se trata de cinco sociedades de las que dos se refieren al ciclo del agua y las otras se encuentran fuera del negocio objetivo. Entre las primeras se encuentran Interamericana de Aguas y Servicios –la citada Inassa–, y la Sociedad de Acueducto y Alcantarillado, cuyo patrimonio neto están valorados en 53 y 50 millones de euros, según la auditora KPMG.

Las otras, una de Suministros y otra de Recaudación de Tributos estaban valoradas por debajo de los tres millones de euros. La Sociedad Amerika Tecnologías, dedicada a la tecnología de la información, estaba valorada en apenas 400 mil euros.

En la Republica Dominicana, el Canal mantenía la propiedad de tres entidades; dos dedicadas al ciclo del Agua, una de ellas valorada en 5 millones y otra sin valor alguno. Una tercera, dedicada a la asesoría en tributos locales estaba valorada en mil euros.

El Canal detentaba la propiedad de dos entidades en El Ecuador. Una dedicada al ciclo del agua, valorada en 4 millones, AMAGUA, y otra , Agacase, dedicada a la gestión de Servicios públicos, valorada en 73 mil euros.

En Montevideo, Uruguay, la entidad Soluciones Andinas de Aguas, tenían un patrimonio negativo de 4 millones de euros.

En México, el Canal tenía la propiedad de dos empresas dedicadas al ciclo del Agua, Mexaqua e Interamericanas de Aguas, estaban valoradas en apenas 800.000 euros. Mientras en Venezuela, el valor de AAA Venezuela, dedicada al agua, apenas superaba los 6.000 euros. En Panamá, la empresa R&T, dedicada a tributos locales, tenía un valor de 6.000 euros.

Por último se encuentran las entidades brasileñas. En primer lugar, Emissao –la fuente de los males de González– que en 2015, KPMG valoraba en 10 millones  –cinco millones más por cierto que en 2014– y Fontes de Serra, valorada en menos de 400.000 euros.

En su conjunto se trata de  sociedades  cuyo patrimonio neto no superaba los 124 millones de euros. No obstante, 103 se concentraban en las dos empresas con origen colombiano: Inassa y Acueducto.

La Cámara de Cuentas de Madrid ha señalado en su último informe sobre el sector público que ya se encontraban sin actividad buen número de estas sociedades.

De estas entidades, las siguientes se encuentran en el paquete de sociedades que Cifuentes y Garrido han decidido cerrar: AAA Venezuela, S.A. AAA Servicios Venezuela Lassa, S.A. Interamericana de Aguas de México S.A. (INAMEX). –Mexaqua, S.A. de C.V.– R & T Panamá, S.A. –R & T Resultados y Tecnología, S.R.L.– Republica Dominicana e Informaciones Remotas, S.A. (INFORESA). El Gobierno regional ha añadido otras empresas como son Gestión Integral de Suministros en Colombia asi como Watco Dominicana, AAA Itsmo de Panama y Soluciones Andinas del Agua.

No consta la voluntad del Gobierno sobre otras tres entidades, aunque según la Cámara de Cuentas madrileña ya no están operativas: INASSA Ecuador, INASSA Panamá. AAA Ecuador y Agacase, S.A.

Este periódico ha intentado que el Canal de Isabel II informara sobre el grado de cumplimiento de la liquidación de sociedades anunciada por su actual presidente, el consejero de Justicia y portavoz del Ejecutivo de Cifuentes, Ángel Garrido.

En suma, quedarían cinco compañías dedicadas a la gestión del agua en tres países, aunque el 60% de los ingresos latinos del Canal proceden de Colombia.

El episodio brasileño

El Canal pagó en Brasil más de 21 millones por una sociedad que según la memoria de la entidad en 2015 valía diez millones de euros. La cuestión no es solo la pérdida patrimonial, muy similar a todas las inversiones que hizo el canal en América del Sur, sino que se utilizó una firma pantalla en Uruguay. Y que, también, parte de esos recursos de la compraventa pudieron haber acabado en alguna cuenta en paraísos fiscales.

La historia americana del Canal concluye con una nueva mancha sobre la gestión pública madrileña.