CORDOBA PRIMERA CIUDAD

La guerra del vaso de agua gratis

En Andalucía, los bares y restaurantes deberán dejar de cobrar el agua a sus clientes, debido a una ley pionera en España que irá poco a poco implantándose en las demás regiones

El agua dejará de costar dinero en bares y restaurantes. | Imagen de archivo.
El agua dejará de costar dinero en bares y restaurantes. | Imagen de archivo.

Algo muy común en los establecimientos hosteleros españoles es cobrar por una botella o incluso por un vaso de agua del grifo a sus clientes, pero esta práctica comenzará a ser ilegal, debido a una nueva ley que pretende preservar el derecho fundamental del agua.

Por el momento, la Comunidad Andaluza y la Asociación de Operadores Públicos (Aeopas) han apoyado esta iniciativa que comenzará a implantarse en esta primavera. Con ella, se pretende obligar a bares y restaurantes a disponer para sus clientes de un recipiente de agua fresca y vasos como una oferta adicional a su servicio, con la intención de enmarcar la importancia y responsabilidad del agua como un derecho básico en la sociedad.

La Comunidad Andaluza ha sido la primera en tramitar esta ley, sin embargo, la ciudad de Córdoba se ha adelantado a la implantación de la iniciativa y ya ha comenzado a promover entre sus locales y usuarios el consumo de agua proveniente de la red municipal.

Con esta iniciativa, se pretende que la sociedad tenga acceso a este recurso que es un derecho fundamental. No obstante, también se quiere apostar por el medio ambiente, con la intención de reducir el consumo de aguas embotelladas, y el de las bebidas edulcoradas, para prevenir de esta forma la obesidad.

Sin embargo, esta ley también supone una lucha contra aquellos locales que cobran por el agua del grifo sin incumplir ningún tipo de ley. Gloriosos fueron para ellos los años en los que era suficiente un cartel en la pared que decía: “no servimos agua del grifo”. Una práctica que  hasta ahora se ha llevado a cabo con total impunidad y que cada vez será menos habitual.

Esta no es la primera ley orientada a velar por los derechos de los ciudadanos en bares o restaurantes. Durante el año pasado, Castilla y León, incorporó un decreto ley que prohibía a los negocios hosteleros cobrar por el uso de los aseos o por el uso del agua no envasada. 

Por ahora, en otros países como Francia ya es obligatorio poner a disposición de los clientes agua en los establecimientos hosteleros sin coste alguno. Una reivindicación que ya esta cogiendo forma en España y que poco a poco será más habitual.