CAROLINA FERRE

"En TV nadie es imprescindible y en tres años se olvidan de ti"

Después de tres años alejada de la TV, este martes vuelve al medio con Vidas en orden, un programa de Ten con el que pretende llevar algo de orden a los hogares españoles

Carolina Ferre.
Carolina Ferre.
"En TV nadie es imprescindible y en tres años se olvidan de ti"

-Por fin, vuelve a la TV...

-Qué ganas tenía, por favor. Desde Tu cara me suena había hecho colaboraciones en la TV catalana, pero sí, empezar un formato mío hacía ya mucho tiempo.

-¿Ese tiempo fue por decisión propia?

-Por todo un poco, incluidos motivos familiares como mis mellizos de dos años y medio. Ahora empiezo a ver la luz con ellos y desde el verano estaba ya inquieta. Esta oferta me apetece mucho pero también es cierto que tampoco he tenido multitud de ofertas. 

-¿Tan mal estaba la cosa?

-La TV está como está, nadie somos imprescindibles y en cuanto te retiras un poco, como mis tres años voluntarios, te alejan del círculo de los medios y se olvidan de ti. 

-¿Y fue difícil para usted esa decisión de ser madre y alejarse de la TV?

-No fue muy difícil porque era lo que tenía que hacer, lo que deseaba hacer, y pensaba que con mi trayectoria, pues llevo 21 años en TV, después no sería tan difícil, pero lo ha sido. Ahora me doy cuenta de que realmente se olvidan de ti. Con esta oferta no podría empezar mejor, porque no es diario, no tiene tanta presión por las audiencias, con un equipo fantástico, que se graba durante un tiempo pero tengo también para mi familia...

-¿Llegó a pensar durante su 'retiro' que podría dedicarse a otra cosa?

-Sí, lo estuve dando vueltas, pero no me dio tiempo a pensar en qué. La vida familiar me tenía muy absorbida. Tuve algunas ideas pero lo que me gusta es la TV y quería darle un margen de tiempo a los directivos. Tampoco llegué a desesperarme porque suponía que algo saldría, pero ya empezaba a mosquearme. 

-¿Cómo la va a ver ahora la audiencia de Ten?

-De una forma muy de ir por casa, porque iremos a los hogares de la gente para conocer a una familia o una pareja que tenga un problema en el orden de su casa, y veremos el por qué de ese desorden. 

-¿A usted le gustaban los programas de coach, como espectadora?

-Sí que me gustan las reformas en casa, aunque la versión norteamericana no la veía porque me daba mucho asco, con cucarachas y demás. Nosotros iremos a casas desordenadas pero de gente muy limpia. Vamos a ordenar, no a limpiar, y daremos consejos super prácticos que todos podemos poner en práctica. A mí también me hace mucha falta, tengo que quitarme ese sentimiento de guardar cosas inútiles y empezar a tirarlas. Para ordenar hay que empezar a quitarse de cosas superfluas.

-Supongo que a usted, con tres niños, le costará mantener la casa en orden...

-Por supuesto, pero lo que quiero conseguir, y más o menos logro, es mantener un orden dentro del desorden, tener cuantas menos cosas posibles y que todo esté en su sitio. 

-Además de este programa en Ten, estuvo también recientemente en Trencadis. ¿Cómo se lleva eso de estar en canales más minoritarios después de haber estado en otros de grandes audiencias?

-A mí me da tranquilidad y buen rollo porque son gente que tienen mucha energía e ilusión, creen en el proyecto, intentan hacer una TV diferente, nueva, y eso motiva. Además, no tienes tanta presión con las audiencias, que eso agota un poco.

-¿Pero se toma este programa como el comienzo de otro gran periplo televisivo?

-Espero que sí, pero en esta misma cadena. Después de nuestra primera temporada espero que haya muchas más, pero que lo pueda compatibilizar con otro formato dentro del grupo. 

-¿Le da un poco de envidia el éxito que está teniendo ahora un formato en el que estuvo como Tu cara me suena?

-Me da mucha rabia, porque ahora lo hacen todavía mejor. Es una barbaridad de programa, me encanta, y estoy contenta por un lado por haber estado en la primera edición, como los 'grandes hermanos', porque ahora tendría mucha más responsabilidad, aunque también aprendería más, porque me hubiera esforzado más en cantar y bailar mejor, porque la competencia es brutal ahora. Allí íbamos a pasarlo bien. 

-¿Y qué hay de ese supuesto enfrentamiento con su excompañera de cadena Emma García?

-Cómo somos. Simplemente me preguntaron si volvería a sustituirla ahora en Mujeres y Hombres y Viceversa y dije que en principio no, porque es un programa que me gusta que vean mis sobrinas, que tienen 18 años, pero nada más. Emma me cae estupendamente y no tiene nada que ver ella con el programa en sí. Los valores que transmite el programa no van conmigo, pero también dije que presentándolo me lo pasaría bomba. 

-¿Le gustaría entonces más un magazine?

-Sí, un magazine me tira mucho. Es en lo que más he trabajado, en Canal 9, y en Telecinco hice las tardes y las mañanas y es un formato con el que me manejo bien. Cuando sea mayor. 

-¿Qué le parece el renacer de Canal 9 en su tierra?

-Me alegré un montón al saber que toda esté en marcha y que haya nueva directora y ojalá vaya bien. A mí me gustaría también volver a mi tierra y hablar en mi lengua y hacer cosas allí. Es una posibilidad que no he descartado nunca y yo tenía fe en que Canal 9 volviera porque se necesita. Si en algún lugar se necesita una autonómica es en las comunidades que tenemos lengua propia, es fundamental. Falta, y es necesario.