CORINA RANDAZZO

"No hay ningún proyecto en el que yo no me vea bien"

La recordada protagonista de Un príncipe para Corina, que acaba de debutar en el cine con 'Villaviciosa de abajo', es una de las dos Viajeras con B, el programa de viajes que Ten estrena este sábado

Corina Randazzo.
Corina Randazzo.
"No hay ningún proyecto en el que yo no me vea bien"

-Supongo que debe ser todo un placer hacer un programa como Viajeras con B...

-Obviamente ha sido un placer poder participar en un viaje tan llano y tan bonito, alegre y lleno de energía, todo muy positivo.

-¿Se puede decir que es 'un programa de viajes más'?

-Es un programa muy distinto, principalmente porque cuenta con dos personajes que no se conocen de nada, hacemos muchos destinos en muy poco tiempo y las actividades conllevan a veces mucho riesgo. Se puede ver lo que uno podría hacer en cada país si despierta esa parte aventurera que tiene. 

-A su compañera se la 'vende' como más 'mochilera' y a usted como más 'sibarita'...

-Realmente es la visión que al principio se le quiso dar, pero luego, cuando me conocieron, se dieron cuenta que ese formato conmigo no valía, porque yo también me considero 'mochilera'. No voy con una mochila, voy con una maleta porque llevo más cosas, pero luego estamos las dos bastante desaliñadas, con poco glamour y maquillaje. 

-Mauricio, Cancún, Cuba, New York, Costa Rica, Tailandia y República Dominicana. ¿Son viajes que puede hacer cualquier persona?

-Por supuesto, incluso más rutas. Los puede hacer cualquiera. 

-¿Conocía alguno de los destinos previamente?

-Ninguno, porque siempre quise viajar pero cuando quería no me lo podía permitir económicamente y cuando me lo pude permitir no tenia tiempo. Ahora compaginé el viaje con el trabajo, por lo que me vino genial. 

-¿Qué destino es el que más le ha gustado?

-Si me tengo que quedar con alguno, Tailandia y Costa Rica. Ahí se respira mucha paz, respeto, tranquilidad, lo transmite la gente y el ambiente y tienen todo lo que a mí me gusta y de ahí que me atraigan más. 

-¿Qué supone un programa de este tipo en su carrera ahora que está metida de lleno en el mundo de la interpretación?

-Esto no me perjudica en absoluto, y da a conocer una faceta mía que no se ha visto antes, porque no hay guión ni reality ni nada. Se puede ver una imagen más aventurera, y yo mientras sigo estudiando y con mi teatro y mis proyectos de cine. 

-¿Le gustaría hacer una segunda entrega de Viajeras con B?

-Ojalá salga la segunda temporada, no siete destinos sino 25 y ojalá pueda recorrerme medio mundo con este viaje. 

-¿Por qué no quiso estar en la segunda temporada de Vergüenza ajena, de la MTV?

-Porque me coincidían varias cosas y estaba de viaje y no podía. Lorena lo está haciendo ahora fenomenal. 

-'Varias cosas' como su primera película con 'Villaviciosa de al lado'...

-Debuté en 'Villaviciosa de al lado', que fue un 'boom' y en septiembre-octubre tengo cerrado otro proyecto, otra comedia, y mientras tanto sigo estudiando y en el teatro porque no tengo tiempo tampoco para más.

-¿Le están llegando todos los proyectos que esperaba o creía que podría tener ya más a estas alturas?

-Esta profesión va despacio pero por ahora estoy teniendo mucha suerte. Casting que hago, casting que me han cogido, y eso te viene siempre bien para la autoestima y las ganas de seguir trabajando. Es una profesión en la que nunca se deja de aprender.

-¿Hay algo en ella que le gustaría hacer por encima de todo?

-Yo es que amo el teatro y si por mí fuera me dedicaría toda mi vida al teatro. Querría que todos los proyectos que me salieran fueran de teatro.

-¿Se ve también como presentadora televisiva?

-No hay ningún proyecto en el que yo no me vea, me veo capaz de todo, aunque hay algunas que me gusten más que otras. En el caso de la presentación, sí me veo capacitada para presentar un programa. 

-¿En cine tampoco tiene problemas para hacer cualquier escena, sea de un tipo o de otro?

-No es que tenga problemas, es que son retos y a mí los retos me encantan. Una quiere tocar todo en la interpretación, comedia, drama, acción... Y si me dan esa oportunidad lo intentaría. Claro está que el que me vea capaz de conseguirlo no quiere decir que sea fácil. 

-¿Qué es lo que aprendió de un espacio como Un príncipe para Corina?

-Nunca me puedo arrepentir de ese programa porque gracias al mismo cuando salí de él me di cuenta que no quería ser un personaje público, que si volvía a salir en TV sería como actriz, no como personaje público. Me sirvió para darme a conocer, para conocer una faceta mía nueva y para darme cuenta de lo que no quería. No quería formar parte de la prensa rosa, y sí enfocar mi carrera a la interpretación. Por eso nunca me arrepentiré de ese programa y le estaré siempre agradecida. 

-Vamos, que agradeció el no encontrar al final a su 'príncipe'...

-Era muy chiquita y una se mete en cosas sin saber, pero a un espacio así no se mete a buscar el amor, sino a buscar una aventura.