IDIOMAS

Descubierto el método para que los españoles aprendan inglés

Lo más novedoso en cursos de inglés consta de una propuesta para aprender a través del juego y la interpretación

Descubierto el método para que los españoles aprendan inglés.
Descubierto el método para que los españoles aprendan inglés.
Descubierto el método para que los españoles aprendan inglés

Los chistes suelen surgir de bulos o leyendas populares, y tratan de caricaturizar a personas y situaciones. En todos los chistes sobre españoles siempre resultamos unos tipos atrevidos, capaces de sortear con ingenio y gracia las situaciones por encima de la gente de otras nacionalidades que muestran otros rasgos de mayor seriedad.

Julio Redondas, el responsable del Departamento de Comunicación de Cambridge University Press es rotundo al respecto al afirmar que los españoles sabemos más inglés del que creemos; mientras que desde Cambridge Monitory se afirma que el nivel de inglés de aquellos españoles que acaban sus estudios de idiomas es muy inferior al adquirido por alumnos de otras nacionalidades, según un barómetro que no solo se basa en la experiencia de la famosa universidad.

Estamos ante una aparente contradicción. Por un lado se afirma que sabemos y por otro que cuando aprendemos sabemos menos que los demás. Los psicopedagogos se han puesto a trabajar sobre ello y han sacado una conclusión clara: los españoles sabemos inglés pero no nos atrevemos a hablarlo.

Los mismos profesionales de la educación han dado con la respuesta a este conflicto y han dado con la solución, un método infalible para hacer aprender inglés a los españoles es enseñarles a través del juego. Los cursos de inglés que trascienden lo meramente académico son los idóneos para nuestro carácter inquieto y lúdico. Y de ahí han surgido escuelas de inglés como la novedosa Whats Up! en las que se puede aprender la lengua de Shakespeare jugando y hasta a través de clases de teatro, lo que obliga a hablar en inglés desde la entrada a la academia hasta la salida.

La figura del coach, tan de moda hoy en día, también se suma a este método que trata de hacer aprender a través de crear situaciones de total libertad donde el alumno no se sienta presionado ni encorsetado, si no que toda la dinámica sea de total tranquilidad y fluidez.

Los tímidos también pueden aprender a través de estos métodos de horarios flexibles. No se trata de hacer el tonto, si no de aprender el idioma jugando y charlando, por este motivo las aulas no tienen más de dieciséis alumnos.

Uno de cada tres españoles ha tratado sin éxito seguir cursos de inglés

Cierta revolución ha llegado a las academias de inglés y suponemos que esto se trasladará a más actividades y centros de enseñanza, aunque el aprendizaje del idioma inglés y la constancia en acudir al gimnasio siguen siendo los talones de Aquiles de los españoles, ya que se sabe que al menos uno de cada tres ciudadanos del reino de Castilla ha tratado de seguir sus hábitos deportivos, así como cursos de inglés sin conseguirlo, ya que acaban pagando las cuotas y no acuden a dichos centros de forma periódica.

Academias de inglés y gimnasios hacen su Agosto valiéndose de los usuarios indecisos, pero eso no puede seguir igual o no por lo que respecta al inglés, puesto que hoy en día, hablar y escribir este idioma es totalmente necesario para optar a cualquier trabajo o para viajar a cualquier país.

Los políticos parecen seguir el ejemplo de su pueblo y es conocido un resbalón que fué vergüenza ajena de filólogos el que dió Ana Botella al hablar en inglés siendo alcaldesa de Madrid y el actual presidente, Mariano Rajoy, sin conocer a fondo el manejo de la lengua inglesa.

Tenemos que dejar de ser material de chiste para centrarnos en los estudios y parece ser que este novedoso método se adapta como anillo al dedo a nuestra idiosincrasia, así que ya no hay excusas para aprender idiomas y al mismo tiempo interpretación teatral. Seguro que con el tiempo los españoles no solo hablaremos fluidamente la lengua sino que podremos  emular a los grandes intérpretes de la escena, porque en el mundo del arte, no hay nacionalidad que nos pueda poner en duda ni negar el talento y la chispa.