CADA VEZ MÁS NECESARIO

Contabilidad e inversión: sugerencias para el éxito empresarial

Que la buena contabilidad es condición sine qua non para el buen funcionamiento de una empresa parece una obviedad. Pero que muchas compañías confiesen tener problemas a la hora de llevarla adelante, en muchas ocasiones por no querer delegar en profesionales bien formados, muestra que no es tan evidente

Empresas.
Empresas.
Contabilidad e inversión: sugerencias para el éxito empresarial

Recoger los movimientos contables y poder estudiar y revisar esos datos tiene consecuencias positivas, si han sido plasmados de forma certera. Se trata de poder ejercer un control adecuado, y de poder tomar decisiones en base a ello con menos posibilidad de error. Cuenta desde el mismo momento de producción, porque saber cuánto cuesta producir algo permite también fijar su precio de la forma adecuada.

Cómo llevar la contabilidad

El segundo trimestre del año se acaba de cerrar y tanto autónomos como empresas hacen frente a sus obligaciones. Capítulos como los seguros, el IVA, el IRPF, los salarios, etc., necesitan de mucha organización, más aún si se recibe una inspección de trabajo o una fiscal, cuando es más que probable que haya que presentar facturas de hace varios años.

Ser organizado, lógicamente, no pasa solo por ponerlo todo al día a poco de tener que cumplir. Es una cuestión cotidiana el revisar que las facturas recibidas y enviadas tienen los datos correctos, prestar mucha atención a los ingresos y prepararlo todo con bastante antelación.

Aprender contabilidad es fundamental si no se quiere delegar en un profesional que la lleve adelante. Hacer ejercicios contables puede ser de mucha ayuda, y una web como Contabilidadbasica10 tiene problemas de contabilidad resueltos.

Caminos para la inversión

También son importantes dentro de las finanzas de una empresa las decisiones que se tomen en cuanto a dónde se invierten los beneficios económicos que genere. Las posibilidades son variadas, por lo que es importante considerar los objetivos que se pretenden conseguir, y no solo en el corto plazo.

Por supuesto, el consenso es imprescindible si se trata de una sociedad, y la consulta a los especialistas, sobre todo si se trata de los primeros beneficios, tampoco está de más. Precisamente para guiar a no iniciados, el Grupo Financiero Banco Base elaboró un listado de posibilidades y recomendaciones.

La premisa básica es sacar el mejor provecho de las ganancias, porque nunca se sabe con certeza cuánto será la próxima vez, y en muchos casos tampoco cuándo. No es necesario gastarlo todo, sino saber cómo hacerlo. 

¿Reforzar el equipo o cumplir con responsabilidades?

Tratándose de los primeros beneficios, es uno de los grandes caminos para invertir, según Banco Base. Se refiere, sobre todo, a equipo técnico, a bienes necesarios. En el caso de que se esté pensando contratar a más empleados para expandir el negocio, es mejor no tomárselo a la ligera. “La respuesta es en principio, no”, explica el grupo financiero. Se requiere de un estudio previo para tomar las decisiones acertadas y no tener que dar marcha atrás. 

Es el otro camino de la inversión empresarial. Lo de “cumplir con las responsabilidades” puede ser adelantar las cuotas de un préstamo que se tiene contraído o saldar algunas deudas que haya abiertas. Eso también es prevención y, de cara a una contabilidad eficientemente organizada, es muy recomendable.

¿Marketing?

También puede resultar muy tentador invertir en una campaña de marketing con la que llegar a más potenciales clientes y hacer que esos beneficios aumenten. Sin embargo, y como recuerda Banco Base, es mejor hacer antes “un estudio para saber qué tipo de inversión puede funcionar para el negocio, en qué medios y qué resultados puede ofrecer dicha estrategia”. La promoción, aunque puede ser positiva, también se debe planificar muy bien.

Es posible que la empresa baraje un nuevo lanzamiento y quiera estudiar las posibilidades que ofrece el mercado, a qué clientes debe dirigirse, qué necesidades tienen y qué producto o servicio responde a ellas. Ello requerirá de un exhaustivo análisis interno en el marco del marketing estratégico.

O puede que la empresa sepa qué producto o servicio tratará de vender pero quieran ahondar en su potencial, saber en qué se diferencia de otros, qué precio está dispuesto a pagar el cliente o cuál es la mejor vía para hacérselo llegar. El marketing operativo tendrá las respuestas.

Eso sin olvidar el potencial del marketing online, que mejorará la visibilidad con buena gestión en redes o mejorando el posicionamiento en buscadores, que permitirá hacer métricas exhaustivas o que ayudará a diseñar y publicitar un apartado ecommerce, entre otras cosas.

Hay que estudiar bien, en definitiva, lo que la empresa necesita y de qué medios se puede servir.

¿Productos financieros?

Podría ser otra alternativa si ello no implica arriesgar demasiado. Elegir bien es muy difícil, requiere de la frialdad necesaria para no dejarse llevar por las emociones, y paciencia para ver que la inversión da sus frutos. El inversor cuenta además con sus fuentes de cabecera para estar siempre al día y seguir aprendiendo, como bolsa y economia. Los precios de  las acciones o la situación general de empresas Ibex 35 son continuamente analizadas en la que web.

Según la web especializada Ahorro Capital, las bolsas que mejor pintan tienen este 2017 son las europeas, especialmente Portugal, España e Italia. Entre el estilo de inversión, el value investment ha dejado claro que ofrece mejores resultados a largo plazo, explican dando ejemplos, aunque también pueden funcionar bien los fondos de retorno absoluto o fondos no direccionales.

Por otra parte, considera que los fondos del sector de las finanzas también pueden ser interesantes para invertir en 2017, por “el punto de inflexión de tipos y cambio de tendencia al calor de la inflación creciente”. Si de sectores se trata, otro que estimaron podría funcionar bien es el de los recursos naturales, más en concreto el agua.

Más novedosas son las opciones binarias, de las que mucho se habla últimamente dentro de las estrategias para ganar dinero. Se trata de nuevos derivados financieros que se caracterizan por comprar acciones o venderlas en definitiva, en plazos de tiempo muy cortos. Y no solo acciones, también divisas o materias primas. El proceso implica la contratación de un bróker para las operaciones, y puede ser bastante arriesgado.