RETO DE LAS EMPRESAS

El cliente digital: ¿Cómo mantenerlo satisfecho?

Construir un perfil del consumidor actual es el reto de muchas empresas. Resulta la partida de todas sus estrategias y movimientos calculados en beneficio de su producto o servicio y, por supuesto, de la comunidad que lo ha hecho crecer

El cliente digital: ¿Cómo mantenerlo satisfecho?
El cliente digital: ¿Cómo mantenerlo satisfecho?
El cliente digital: ¿Cómo mantenerlo satisfecho?

Digamos que el cliente digital está ganando desde hace ya un tiempo la carrera en la línea de mando de todas las empresas del mundo, tal como se ha intentado enseñar en la escuela de ventas tradicional. Pero queda muy lejos de ser una premisa fantasiosa o para enganchar al consumidor. En esta era, ¡debe cumplirse a cabalidad!

El cliente siempre tiene la razón

¿Cuántas empresas no reposan su motor en esta frase? ¡La mayoría! Llegar a cumplir este principio sin sacrificar el saldo positivo de los números suele ser cuesta arriba, pues mantener a un cliente 100% satisfecho supone inversión.

Por suerte, en la era digital, la inversión no necesariamente supone grandes sumas de dinero, pero sí una maquinaria de “cumplir deseos” lejos de ser poco compleja. El consumidor 2.0 debe sentir blindada su necesidad y sus requerimientos con una fortaleza llamada “atención al cliente” que no deje espacios para el error. Lo que el cliente pida debe ser no solo posible, sino realizable en corto tiempo, e incluso aportar más de lo que necesita. El cliente digital es impaciente y exigente.

Conocer de cerca las características de este nuevo individuo consumidor es de gran ayuda para las empresas. Repasemos esas características a las que hay que poner atención:

Estar bien informado

El cliente digital cuenta con mucha información a su alcance. Contrariamente a lo que vemos en la mecánica tradicional de compras —cuando lo hacemos en tienda física—, las ventajas del mundo virtual para el consumidor son múltiples, pues la información sobre el producto que desea adquirir no solo la provee el dueño del establecimiento que la vende, ni la marca que lo fabrica. Su fuente de información parte de otros clientes que elevan o sepultan la calidad de un producto o servicio con la facilidad de una reseña online.

Por ejemplo, digamos que requieres una agencia de marketing digital que desarrolle tu espacio web y necesitas, concretamente, que esta web pueda alcanzar los primeros lugares en los principales buscadores. La idea es contar con una consultora de marketing con reconocidos casos de éxito. Pues ha sido la propia red la que te ha contado que en manos de Hill Planet, Agencia de Marketing Digital, la página de Rafa Nadal Agency ha logrado posicionarse en Google y Bing. En la era digital, los testimonios lo son todo y la información es poder.

La privacidad de la web

El universo de información que tiene a su alcance el consumidor 2.0 permite varios escenarios. Uno de ellos es que puede acceder a esos datos desde el refugio de su ordenador.

Comparar precios, buscar mejores productos o, sencillamente, probar un nuevo servicio. Siempre es posible escogerlo desde la comodidad de casa. Toda una ventaja si tu oficio es, digamos, hurgar en la privacidad de otros.

Son cientos los sitios web que ofrecen un sinnúmero de dispositivos y gadgets dignos de un agente internacional. Un vistazo a www.camarasespias.es te dará una idea de la amplia gama de productos que esta casa del espía puede ofrecer.

Si lo que realmente necesitas es tender una trampa a cualquier intruso, en la tienda del espía puedes ver la oferta de cámaras de inspección y elegir la que más te convenga. Desde bolígrafos espías hasta peluches puedes conseguir en este sitio web, sin duda, los mejores aliados para el espía.

El cliente tiene requerimientos específicos y se sirve de las reseñas

Ya sabemos que la mejor publicidad para un servicio o producto es la que sus propios clientes tengan que decir sobre ellos. El cliente digital sabe que la mejor manera de conocer la calidad y prestigio de una marca es a través de la experiencia de otros. Algunas empresas explotan este recurso poniendo al alcance de los usuarios los testimonios de su comunidad. Otras no saben el poder que esto tiene en una elección de compra.

Una oferta de servicios que va directamente a lo que necesita el cliente es apreciada, sin duda, por el usuario 2.0, que siempre apela al recurso digital para ahorrar tiempo.

Si necesitas un servicio de limpieza para una tubería en casa que ha dejado de funcionar en el momento más inoportuno, llegar a un portal web de desatascos puede traducirse en un momento de incertidumbre tremendo, pues muchas páginas web de servicios no son concretas en su oferta, o son muy caras, o sencillamente no parecen manejar un lenguaje que genere confianza en el cliente.

El caso de Desatascos Valencia es diferente. Se caracterizan por tener un sitio web muy explícito en el que detallan todos sus servicios a través de un lenguaje sencillo, lo que se agradece en momentos de tensión, cuando lo importante es conseguir a un profesional en el menor tiempo posible.

Cuando revisamos la evolución de los consumidores en la era digital, hay dos cosas que quedan muy claras: el cliente no es fácil de enganchar y no pierde el tiempo con cosas que no le interesan. De manera que el discurso de las empresas proveedoras de servicios y las marcas debe apuntar siempre a la necesidad específica del consumidor. Una práctica que eventualmente nos llevará a tener un mercado tan categorizado y con tantas aristas que la competencia se centrará en otra cosa —ya viene sucediendo—. ¿Qué esperas tú del mercado 2.0?