CONSIGUE TU DINERO

Minicréditos con ASNEF, todo lo que necesitas saber

Aunque figures en estos listados de morosidad, puedes solicitar créditos rápidos para salir de cualquier apuro

Minicréditos. | ED
Minicréditos. | ED
Minicréditos con ASNEF, todo lo que necesitas saber

Por extraño que te pueda parecer, las personas cuyo nombre aparece en algún listado de morosos también pueden solicitar préstamos a diferentes entidades sin ningún tipo de problema. Sean de grandes cantidades o de reducidas, como los famosos minicréditos, el solicitarlos es algo perfectamente viable, solo hay que saber dónde y cómo acudir para conseguirlos.

Sí, los minicreditos con asnef se suelen facilitar a todo aquel que esté interesado en solicitarlos. Que aparezcan en los listados de esta organización (ASNEF) o en otras como la RAI, o incluso que lo hayan estado hace un buen tiempo, no impide obtener las cuantías de estas ayudas económicas; aunque sí que afecta ligeramente al proceso de solicitud, algo más estricto de lo habitual dados los antecedentes del solicitante.

Por norma general, las grandes entidades financieras no conceden mini prestamos con asnef. De hecho, cualquier movimiento que se realice en una de ellas contará con una notificación advirtiendo de que el usuario figura como moroso en los listados. Esto, normalmente, viene a raíz de la solicitud de registro por parte de una empresa que ha sufrido un impago del usuario. Al darse esta situación, la compañía en cuestión acude a la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito al Consumo (conocida como ASNEF) tras dar un último aviso a la persona y advertir de su posterior ingreso en la lista.

Aquel que acabe figurando en ella solo puede abonar la deuda contraída para poder salir. Una vez hecho, el organismo que se encarga de gestionarlo contacta con la empresa que requería el dinero para avisar de que la deuda ha sido saldada y, así, retirar el nombre de la persona en cuestión. A su vez, esta persona puede comprobar siempre que quiera si figura o no como moroso, solo es necesario enviar un e-mail o contactar por teléfono o fax a cualquiera de las direcciones de ASNEF.

Para muchos, que una entidad bancaria decida no conceder un mini credito con asnef es algo totalmente injusto. A veces los impagos se hacen por imposibilidad de la persona, y el denegarle una pequeña aportación monetaria, aunque luego se tenga que devolver, no hace más que empeorar su situación económica y lanzarla a un círculo vicioso de no pagar por no tener dinero. Otras veces, incluso, las empresas actúan de forma indebida e introducen el nombre de una persona en los listados de morosidad con una facilidad excesiva. Que esta situación se dé por un error (un pago fuera de plazo por un día, una factura con un importe por un servicio no solicitado) es una total injusticia que no hace más que causar problemas al usuario, y por desgracia es más común de lo que parece.

Por supuesto, hay empresas que sí conceden estos minicreditos de manera indiferente. Se trata de préstamos que, por lo general, no suelen superar los 1.000 euros y con una fecha de vencimiento de 30 días. Son perfectos para gastos imprevistos, pagos que deben pagarse con total premura o financiaciones urgentes de productos o servicios.

Para solicitarlos, las empresas están completamente disponibles a través de una buena cantidad de canales. Puedes hacerlo por teléfono, por mail o, como medida favorita, a través de una página web. El solicitante solo tiene que rellenar un par de formularios y aportar algún tipo de documentación sin tener que personarse en una oficina física. Una vez hecho, el dinero puede llegar en menos de 24 horas gracias a la rapidez de estas entidades a la hora de estudiar el caso y actuar. De hecho, esto ha hecho que los minicreditos también se denominen creditos express.

En cuanto a los intereses, también los hay. El cargo más habitual suele ser de un 1% del total solicitado por cada día de plazo. Esto es, si optas por una devolución a los 30 días (como suele ser lo general), el cargo adicional será de un 30% del total. Una cantidad considerable.

Por supuesto, hacer estas solicitudes requiere aportar documentos. Por lo general, se necesita aportar todos los datos de las tarjetas de créditos y débito que el solicitante tenga activas; además de la identificación siempre necesaria. Si, por alguna casualidad, no es posible pagar en el plazo establecido; algunas empresas permiten prorrogar el tiempo total, aunque sí que requiere antes el pago de los honorarios por sus servicios.

Si te preocupaba el aparecer en listados de ASNEF y no poder solicitar un minicredito, ya sabes que tienes la posibilidad de hacerlo igualmente. El procedimiento es algo distinto, y las cantidades algo menores; pero al menos tienes esa opción que para muchos parecía totalmente imposible, y que para otros tantos proviene de una situación totalmente injusta.