PARAÍSOS FISCALES

Bahamas: más antiguo que Panamá y herencia de la mafia

Una excomisaria europea y una exministra británica, la familia Fierro…las primeras filtraciones de las 175.000 cuentas secretas desveladas en el paraíso fiscal

Bahamas: más antiguo que Panamá y herencia de la mafia
Bahamas: más antiguo que Panamá y herencia de la mafia

Bahamas ha rechazado incluirse en los intercambios fiscales que propone la OCDE. Al contrario, sus autoridades solo aceptan intercambios sobre la base de acuerdos bilaterales, pudiendo elegir qué información y a quén se le facilita.

El archipiélago sólo tiene acuerdos bilaterales con 32 países pero no ha suscrito ninguno desde el año 2013. Entre esos acuerdos se encuentran otros paraísos fiscales. España tiene firmado un acuerdo desde 2011 pero no consta que se haya intercambiado información relevante.

Si se sabe que el Banco Santander, al hilo de las actividades de sus filiales inglesas, ha sido muy activo en el paraíso fiscal. También ha participado en esas actividades el Banco Atlántico, cuentas que hoy posee el Sabadell.

El sector financiero de las Bahamas supone el 30% de su economía y los saldos bancarios en sus cuentas suponen ni más ni menos que 26 veces su PIB. La plaza tiene antigüedad en esas prácticas. Se cuenta que ya a finales de los años treinta, el Secretario del Tesoro de Roosevelt solicitó información sobre evasores de impuestos en la excolonia británica.

Su importancia se ha ido reduciendo a lo largo de los años pero se mantiene en el lugar número veinte de los flujos financieros internacionales por su importancia.

El país estuvo controlado hasta mediados de la década de 1960 por los 'Bay Street Boys', un grupo de hombres de negocios y abogados reunidos en 'Bay Street' que redactaron las leyes que favorecen el impuesto cero: no hay impuesto sobre sociedades en las corporaciones, las ganancias de capital, herencia, etcétera.

Herencia de la mafia, droga y comercio de moneda

Se tiene constancia de que a principios de los sesenta el tesorero de la mafia americana empezó a interesarse por el país. Fueron de su invención la Corporación de Desarrollo Gran Bahamas y el Banco Mundial de Comercio, que suministraban crédito a los mafiosos. Cuando en 1965 los americanos intentaron conocer datos financieros del país nacieron las leyes sobre secreto bancario.

En los setenta, las Bahamas se convirtieron en un centro bancario internacional fundamental para los flujos financieros gracias al tráfico de droga y sus necesidades de blanqueo. La otra vía de crecimiento fue, sin duda, el mercado de moneda, fundamentalmente, el dólar, al margen del control del Banco de Inglaterra y La Reserva Federal norteamericana.