PRESENTACIÓN EN EL ATENEO

El PSOE quiere un Ministerio de Cultura

Un ministerio de cultura propio, la creación de un Consejo Estatal de la Cultura, reducción del IVA o una nueva ley de la propiedad intelectual, entre las medidas del programa electoral PSOE

La cultura ha entrado en el debate preelectoral de la mano del PSOE
La cultura ha entrado en el debate preelectoral de la mano del PSOE
El PSOE quiere un Ministerio de Cultura

La cultura ha entrado en el debate preelectoral de la mano del PSOE. Una precampaña a las próximas elecciones generales que está siendo diferente a otras, reconoció Rafael Simancas, por la presencia de temas tan relevantes como los refugiados, los atentados de París o la cuestión de Cataluña. Sin embargo, añadió Simancas, “queremos que se hable de cultura, proponer ideas y recibir propuestas”.

Para incorporar la cultura a la contienda electoral esta vez los socialistas no han convocado un acto al uso, como aquel de la ya lejana “ceja”, sino un coloquio con destacados agentes del sector, gestores culturales y personalidades de la creación, organizado por la Fundación Pablo Iglesias.

Durante el acto, el responsable de cultura del PSOE, Iván García del Blanco, criticó la labor del PP en relación con la cultura, al que acusó de “haber quemado durante estos cuatro años la Biblioteca de Alejandría" ya que el actual Gobierno, señaló, no ha hecho nada para mejorar las cosas, un sector donde el empleo ha crecido en la Unión Europea mientras que en nuestro país se ha reducido significativamente, apuntó.

De esta forma, García del Blanco dio a conocer las líneas maestras del programa electoral del PSOE en relación con la cultura, a la que consideran “una cuestión principal de Estado”. En este sentido, propuso la creación de un catálogo  de derechos y medidas sobre la cultura, consensuadas con todos los partidos, que no estén sometidas al vaivén de los cambios de gobierno. Asimismo, destacó que la cultura debe tener un ministerio propio porque “es importante que la cultura se siente en el Consejo de Ministros”, también abogó por la puesta en marcha de un Consejo Estatal de la Cultura y por la incorporación de personas de la cultura a las delegaciones de España en el exterior. No se olvidó del IVA que, según el programa socialista, primero sería reducido al 10% y después, en una segunda fase, pasaría al tipo superreducido.

El Secretario de Cultura del PSOE subrayó también la necesidad de impulsar una nueva ley de la propiedad intelectual, que ponga en valor los derechos de autor e introduzca mecanismos efectivos para luchar contra la piratería, elaborar un Estatuto del artista y creador, así como trabajar por la igualdad en el ámbito de la cultura.

Por su parte, el portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, aprovechó para recordar que la cultura “es un elemento fundamental de transformación e igualdad social” por lo que no son admisibles recortes presupuestarios en este tema de hasta el 40% como ha venido sucediendo en los últimos tiempos. “Es decisivo que hagamos de la cultura el centro de una sociedad en transformación”, recalcó el portavoz socialista.

También hubo voces críticas y autocríticas durante el acto, que recordaron al PSOE la necesidad de no caer de nuevo en errores del pasado en el caso de que la formación socialista vuelva al Gobierno.

El escritor Lorenzo Silva intervino para recordar que en otros países de nuestro entorno la cultura es un tema clave de la agenda política. Asimismo, tuvo palabras de reproche para la dejación que a su juicio han tenido los poderes públicos en lo referente a la protección de la propiedad intelectual. Igualmente, puso el acento en que todavía no se ha desarrollado la gran Biblioteca pública digital, necesaria para promover el acceso a la cultura, y dijo no entender cómo es posible que “siendo el español la segunda lengua del mundo, después del chino mandarín, no se haga nada con esta mina de oro que tenemos”.

Para finalizar, José Guirao, director general de la Fundación Montemadrid, manifestó la necesidad de que “la cultura vuelva a estar en la agenda del gobierno como una prioridad”, defendiendo “una nueva fiscalidad para los creadores” y también para apoyar a la cultura, donde cabrían medidas como “eximir del IBI a los teatros, librerías o centros culturales”. En este sentido, expresó Guirao, el espectador no debe ser considerado solo como un consumidor de cultura sino también un co-creador y los beneficios fiscales pueden ser “una forma de fomentar la participación de los ciudadanos en la sociedad a través de la cultura”.