ANIVERSARIO

Feliz cumpleaños, Betty Boop

La estrella animada de los años 30 cumple 84 años. Icono sexual y mito del cine y la televisión sigue tan atractiva y voluptuosa como la primera vez que se asomó a la pantalla

Betty Boop.
Betty Boop.
Feliz cumpleaños, Betty Boop

El 9 de agosto de 1930 apareció por primera vez en pantalla el mito sexual animado en blanco y negro Betty Boop. Lo hizo en Dizzy Dishes, un corto de  Fleischer Studios. Su creador fue Grimm Natwick, dibujante de Walt Disney, que tomó como modelo a la actriz y cantante de la Paramount Helen Kane. La también actriz Mae Questel pondría voz al personaje.

En un principio, la caricatura estaba basada en una figura canina, algo que no terminaba de convencer a Natwick que en 1932 rediseñó el personaje. Su nariz negra de perro poodle se transformó en un botón negro al que se le dio un rasgo muy femenino y sus orejas de caniche se transformaron en pendientes de aro.

Betty salió en 10 series animadas diferentes con diversos nombres como Nancy Lee o Nan McGrew. En el corto Stopping the Show de 1932 se la comenzó a llamar como luego sería conocida en todo el mundo, Betty Boop. Pero el diseño del personaje seguía sin gustar a sus creadores, por lo que para el corto Minnie the Moocher Dave Fleischer le dio un último retoque más sensual.

Betty Boop se convirtió muy pronto en un símbolo sexual. En su época era el único dibujo animado que representaba a una mujer con su sexualidad. Otros personajes de aquel tiempo, como la ratita Minnie Mouse, la eterna novia de Mickey, no tenían forma completa de mujer. Sin embargo, Minnie solía enseñar con frecuencia su ropa interior.

Betty evidenció su sexualidad, llevaba vestidos cortos, explicitaba su prominente pecho y enseñaba escote. Con falda hawaiana y un lei (collar de flores) bailó el hula en el episodio inaugural de Popeye. Por otro lado, algunos personajes andaban siempre espiándola mientras se cambiaba de ropa.

Los soldados llevaron a Betty Boop tatuada en su piel durante la Segunda Guerra Mundial

Betty Boop fue también novia de América, aunque su existencia estuviera reducida a la pantalla. Los soldados la llevaron tatuada en su piel y los aviones de combate pintada en su fuselaje durante la Segunda Guerra Mundial.

Betty triunfó y recorrió el planeta dibujada en todo tipo de productos de mercadotecnia que usaban su imagen. Esto suscitó alguna que otra envidia. La actriz que inspiró el personaje en 1930, Helen Kane, demandó a los estudios Fleischer en 1934 por haberle copiado su eslogan, así como la forma de bailar y cantar, pero los tribunales no le dieron la razón.

En los años 50 Betty Boop conquistó de nuevo a los espectadores en televisión cuando volvió a emitirse en el canal UMMTV y la NTA. En los 60 los movimientos contraculturales norteamericanos la eligieron como icono de sus reivindicaciones. En 1974 Ivy Films recopiló varios cortos en la película The Betty Boop Scandals que tuvo cierto éxito. En los 80 regresó a la gran pantalla con la película Hurray for Betty Boop, década en la que también realizó un cameo en ¿Quién engañó a Roger Rabbit? Una leyenda hollywoodiense cuenta que los animadores colaron en esta película un fotograma de Betty desnuda.

En 1994, la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos seleccionó su película de 1933 Snow White (no confundir con Blancanieves) para preservarla en el Registro Nacional de Películas.

A día de hoy, la pequeña y voluptuosa mujercita sigue presente en miles de productos con su imagen, desde material de papelería a complementos de nuevas tecnologías o estuches de maquillaje.

Esta mañana hemos podido ver a Betty Boop en la calle Alcalá de Madrid gracias a algún grafitero que no ha querido olvidar su aniversario. Deseemos un feliz cumpleaños a Betty que, por cierto, sigue tan joven como el primer día.