Bohemios y gitanos, en la Fundación Mapfre

Dos nuevas exposiciones llegan a las salas de Paseo de Recoletos de Madrid con nombres tan impactantes como Goya, VanGogh, Picasso, Manet, Sorolla, Watteau, entre otros

La bohemia de finales del siglo XIX y los gitanos se dan la mano en una doble exposición en la Fundación Mapfre en Madrid a través de un centenar de obras maestras, de artistas como Goya, Watteau, Gainsborough, Boucher, Teniers, Corot, Delacroix, Courbet, Manet, Degas, Sorolla, Sargent, Signac, Van Gogh y Picasso, entre otros.

La exposición se divide en 'Impresionistas y postimpresionistas. El nacimiento del arte moderno' y 'Luces de Bohemia. Artistas, gitanos y la definición del mundo moderno'. Según ha explicado el director general del Instituto de Cultura Fundación Mapfre, Pablo Jiménez Burillo, ambas exposiciones tratan de recuperar la "creación del mito del artista moderno", que tuvo su origen en esa época. Ambas se podrán visitar en la Salas Recoletos (Pº de Recoletos, 23. Madrid) hasta el día 5 de mayo.

La relación entre los gitanos y los artistas que decidieron romper con los convencionalismos de las escuelas pictóricas del momento se fortalece debido al modo de vida de los primeros, "libres y errantes". "Cuando los artistas pierden protección, deciden vivir como gitanos y surge una evolución del arte", ha señalado.

En total, 'Impresionistas y postimpresionistas. El nacimiento del arte moderno' consta de una selección de 78 obras procedentes del Museo d'Orsay. La exposición se inicia con las primeras series de Monet y termina con los trabajos decorativos de Vuillard, si bien la obra recoge también piezas de Renoir, Cézanne, Toluose-Lautrec o Gauguin.

Esta muestra parte del año 1886, cuando se celebró la última exposición del grupo impresionista, y describe visualmente el desarrollo de este grupo coincidiendo con la llegada a París de otros artistas como Van Gogh, que cuenta con seis obras en la exposición, tal y como ha señalado la conservadora jefa del Museo d'Orsay, Caroline Mathieu.

Por otro lado, 'Luces de Bohemia' muestra la fascinación de determinados artistas por el modo de vida de los gitanos y vagabundos dando lugar a lo que se conoció como la "bohemia artística". La exposición cuenta con préstamos de instituciones como el Art Institute de Chicago, la New York Public Library o el State Hermitage de San Petersburgo, entre otros.

Manet, Van Gogh o Signac están presentes en una segunda muestra en la que destaca también la importante presencia tanto de artistas españoles como Ramón Casas, Sorolla, Goya o Picasso, así como retratos de gitanos españoles.

España y los gitanos

"Hemos hecho una exposición más española reforzando la imagen de gitana andaluza", ha explicado Jiménez, quien ha recordado la "inclinación" que sentían muchos artistas de la época por la pintura española. Por ello, entiende que "sea de justicia" que esta exposición termine con obras de Goya y Picasso.

"España es probablemente uno de los países en que vanguardia y gitanos han estado muy unidos", ha señalado. En este sentido, ha recordado la influencia de Lorca en las letras, así como los viajes de Jean Cocteau a España rodeándose de este colectivo.

Para el comisario de la muestra, Sylvain Amic, esta exposición supone una oportunidad de conocer a artistas que fueron marginales. "Los marginales son necesarios para renovar la sociedad y siempre hay que tener interés por ellos". Por su parte, el presidente del Museo d'Orsay, Guy Cogeval, ha calificado de "bomba" esta muestra, afirmando que es "una de las más bonitas del postimpresionismo".


Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Al usar este sitio acepta el uso que hacemos de las cookies Más información >