The Elder Scrolls Online: Morrowind, el juego donde crear un personaje hecho a la medida del jugador

The Elder Scrolls Online: Morrowind, el juego donde crear un personaje hecho a la medida del jugador
Antes de adentrarse en Morrowind, el nuevo capítulo de The Elder Scrolls Online, el jugador tiene que enfrentarse a una decisión fundamental ¿A quién elegirá como su personaje? Aspectos como la raza o la clase pueden afectar enormemente a la experiencia, incluso a la disponibilidad de los árboles de habilidades y a algunos elementos de la historia. Por suerte, dedicar tiempo a crear un personaje es uno de los grandes placeres de los juegos de rol, y así sucede también en TESO.
/COMUNICAE/

The Elder Scrolls Online: Morrowind, el juego donde crear un personaje hecho a la medida del jugador

Antes de adentrarse en Morrowind, el nuevo capítulo de The Elder Scrolls Online, el jugador tiene que enfrentarse a una decisión fundamental ¿A quién elegirá como su personaje? Aspectos como la raza o la clase pueden afectar enormemente a la experiencia, incluso a la disponibilidad de los árboles de habilidades y a algunos elementos de la historia. Por suerte, dedicar tiempo a crear un personaje es uno de los grandes placeres de los juegos de rol, y así sucede también en TESO.


Antes de adentrarse en Morrowind, el nuevo capítulo de The Elder Scrolls Online, el jugador tiene que enfrentarse a una decisión fundamental ¿A quién elegirá como su personaje?

Conviene pensarlo bien antes de responder. Aspectos como la raza o la clase pueden afectar enormemente a la experiencia, incluso a la disponibilidad de los árboles de habilidades y a algunos elementos de la historia. Por suerte, dedicar tiempo a crear un personaje es uno de los grandes placeres de los juegos de rol, y así sucede también en TESO. Si el jugador ya conoce alguna entrega anterior de The Elder Scrolls, sobre todo The Elder Scrolls V: Skyrim, el proceso le resultará familiar. Primero tendrá que seleccionar la raza y el sexo, a continuación elegirá la clase y, por último, personalizará el aspecto. No obstante, existen algunas diferencias que los fans veteranos de Skyrim y del Morrowind original deberían saber.

Las razas
En The Elder Scrolls Online, cada una de las nueve razas principales está vinculada a una de las tres alianzas. Los bretones, los orcos y los guardias rojos forman la Daggerfall Covenant (Alianza del Salto de la Daga); los altos elfos, los elfos del bosque y los khajiitas son miembros del Aldmeri Dominion (Dominio de Aldmer); y los argonianos, los elfos oscuros y los nórdicos pertenecen al Ebonheart Pact (Pacto de Ebonheart).

Al empezar Morrowind con cualquier raza, el jugador se encontrará en un barco rumbo a la isla volcánica de Vvardenfell. Si así lo desea podrá explorar todo Tamriel desde el principio, así que si prefiere ignorar las zonas introductorias y comenzar su aventura en otra parte, podrá hacerlo. Si esta es la primera vez que juega a The Elder Scrolls Online, el tutorial de Morrowind forma parte de la historia y es un gran punto de partida. Los fans de The Elder Scrolls también sabrán que cada raza tiene una serie de habilidades y unas bonificaciones concretas. Por ejemplo, los khajiitas son muy ágiles y los altos elfos son muy aficionados a la magia. Dejemos claro que todas las razas pueden pertenecer a cualquier clase, pero hay razas que son ligeramente mejores en algunas clases.

Las clases
Después de elegir la raza de su personaje el jugador tendrá que decidir en qué disciplina va a especializarse. En Morrowind hay cinco opciones: Dragonknight (jinete de dragón), que mezcla la magia ofensiva con el combate cuerpo a cuerpo; Sorcerer (hechicero), que usa bastones junto a una magia poderosa e invocaciones; Nightblade (guerrero nocturno), especializado en el sigilo y los asesinatos; Templar (templario), que combina el combate cuerpo a cuerpo y la magia curativa; y la nueva clase Warden (guardián), exclusiva para aquellos que adquieran Morrowind, que invoca a animales mágicos, tiene habilidades curativas naturales, puede destruir al enemigo con hechizos de escarcha y destaca en los combates a corta distancia.

Cada una de estas clases cuenta con tres árboles de habilidades exclusivos, pero es muy importante recordar que existen otros veintiocho árboles de habilidades disponibles para todos los personajes, independientemente de su clase. El jugador decide cómo desarrollar al personaje, desde la especialidad del arma hasta la fabricación de objetos, sin importar las decisiones tomadas al crearlo. Esto siempre ha sido una de las principales características de todos los juegos de The Elder Scrolls.

La apariencia
Como todo juego de The Elder Scrolls, TESO ofrece una impresionante variedad de opciones para personalizar el aspecto de los personajes. En primer lugar, un triángulo con los vértices deslizantes permite definir la complexión básica del personaje (gordo, delgado o musculoso). A continuación, se puede elegir otras características de su apariencia como la altura, el color de piel o el tamaño de los pies.

Después, llega el momento de personalizar la cara del avatar. Con el deslizador se pueden seleccionar los rasgos básicos y modificar las distintas apariencias (suave, angulosa y heroica) para luego pasar a elegir el peinado, la edad, el color de ojos y otros elementos. El abanico de opciones es amplísimo.

Mejorar constantemente
Una vez terminada la creación del personaje, el jugador puede comenzar a explorar Morrowind y el resto del amplio mundo de Tamriel. Las decisiones respecto al personaje no han hecho más que empezar. Prácticamente todo lo que se hace en TESO sirve para dar forma y desarrollar al personaje, desde cocinar hasta robar o hacer pociones, todo desarrolla un árbol de habilidades propio. Lo más importante es crear un personaje con el que el jugador disfrute. Por suerte, descubrir lo que eso significa también es toda una aventura

The Elder Scrolls: Morrowind está ya disponible para PC, Xbox One y PlayStation 4.

Fuente Comunicae