SocialBrains revoluciona el mundo de la consultoría con su nueva metodología Social Intelligence

SocialBrains revoluciona el mundo de la consultoría con su nueva metodología Social Intelligence
Social Intelligence es una técnica que combina la ingeniería social con una base tecnológica y aplicaciones disruptivas para unir reputación corporativa, datos, Internet y Transformación Digital. Todo ello aplicado al mundo de la consultoría para empresas y a mejorar los resultados de negocio en base a la toma de decisiones empresariales con una base empírica
/COMUNICAE/

Social Intelligence es una técnica que combina la ingeniería social con una base tecnológica y aplicaciones disruptivas para unir reputación corporativa, datos, Internet y Transformación Digital. Todo ello aplicado al mundo de la consultoría para empresas y a mejorar los resultados de negocio en base a la toma de decisiones empresariales con una base empírica


“Todo comenzó recibimos el encargo de una conocida empresa para monitorizar el impacto online de su anuncio estrella del año”, rememora el presidente y cofundador de SocialBrains, David de Silva, cuando se le pregunta por el origen de su metodología Social Intelligence, que acaban de lanzar al mercado como servicio exclusivo a cargo de la consultora.

“Toda gran empresa conoce desde hace años las técnicas básicas para tratar de aplacar una crisis de reputación online. Pero ahí nos dimos cuenta de que a las empresas les faltan analistas que les cuenten desde fuera y sin medias tintas qué se dice sobre ellas en Internet”, añade el director ejecutivo y también cofundador de la compañía, Alfonso Piñeiro. Fue un invierno de mucho investigar, escuchar y reportar: “nos quedamos sin turrón con la familia, pero ganamos nuestro futuro”.

En estos años de recorrido, SocialBrains ha testeado múltiples herramientas de monitorización y escucha activa, y ha ido perfilando las necesidades detectadas en varias empresas para las que ha prestado servicios. “A algunas marcas de renombre les cuesta entender que no son ellas las que dominan el tempo de la conversación online”, explica el director de SocialBrains. “Nosotros -añade-, venimos de varios años de trabajo en labores de comunicación digital, y es importante haber sido cocinero antes de llegar a fraile. Esto no va de cuánto eres de importante, sino de por qué te has convertido en noticia para decenas de miles de personas”.

Hoy SocialBrains colabora con la startup española Oteara, responsable del desarrollo de la herramienta Oraquo. Una amistad corporativa que parecía llamada a fraguarse incluso desde antes de que estuvieran en contacto. No en vano, la herramienta lleva por lema “Inteligencia Social”, mientras que el lema de SocialBrains venía siendo “Social Intelligence” desde su presentación en público en diciembre de 2014, en el marco de la Feria Internacional de Contenidos Digitales (FICOD), en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid.

Según Piñeiro, la metodología inspirada en aquel lema tiene como objetivo último acercar a las empresas, “a un binomio hoy muy manido, pero en el que muchas empresas están naufragando, y que no es otro que la Transformación Digital; y lo hacemos desde el punto de vista de la imagen percibida en las fuentes abiertas de Internet como blogs, redes sociales y otras plataformas”.

Otro binomio que lleva tiempo en boca de todo el mundo es el de Big Data. Un concepto “pasado de moda”, según De Silva, “sobre todo si tratas de aplicarlo a entornos reputacionales; nosotros vamos más allá de los KPIs cuantitativos, y detectamos valores cualitativos, como las categorías de reputación, los detonantes de conversación, los atributos del impacto de una empresa, y en definitiva toda la información que genera una correlación de datos válida en operaciones de smart data”. En definitiva, no vale la pena hacer datos “grandes”, sino “inteligentes”.

Como curiosidad, los dos cofundadores recuerdan que en su origen Social Intelligence fue también un binomio obligado como evolución de “SIN”, el concepto con el que se quisieron dar a conocer en su anterior etapa, como agencia de comunicación y marketing online bajo la denominación comercial de Comunicación y Nuevos Medios. “Era un guiño un tanto friki a una de las películas de nuestra infancia, Regreso al futuro”, dice su director ejecutivo. “Una idea feliz que no terminó de cuajar, pero que quizá por nostalgia, no quisimos terminar de deshacernos de ella”, concluye De Silva.

En la web de www.socialbrains.es se encuentran múltiples referencias a lo que hoy conforma su metodología revolucionaria. Por ejemplo:

"Pivotamos nuestra existencia sobre dos conceptos que no son fruto del azar: inteligencia social (Social Intelligence) y Transformación Digital. Creemos que estas dos voces aglutinan la experiencia de los años pasados y ponen sobre la mesa las coordenadas para moverse con solvencia en el terreno del online. (Los océanos azules de la Inteligencia Social).

La preocupación base no es, por tanto, cuánto podemos escuchar y cuánto pasa desapercibido a nuestros radares, sino entender por qué nuestros usuarios y clientes comparten ideas, valores, productos y conocimiento, y por qué deciden hacerlo por unas u otras vías, con acciones las más de las veces basadas en el sentido común. (La prioridad no es hablar ni escuchar, sino entender).

SIN es la suma del mundo de la agencia de comunicación, la consultoría estratégica, la inteligencia de negocio, el análisis de datos y la gestión de comunidades online. Pero es también algo más: un código “oculto” con el que tratamos de ser diferentes, y de hacérselo notar a quienes nos rodean. (El código oculto que hace diferente a una consultora SIN)."

Fuente Comunicae