TENDENCIA AL ALTA

Más del 20% de los funerales que se celebran en las grandes ciudades son ceremonias laicas

A pesar de que el número desciende en ciudades pequeñas y zonas rurales, los profesionales del sector afirman que en unos pocos años nos situaremos al nivel del resto de países europeos en los que este tipo de ceremonias alcanzan casi el 50%

Funeral laico. | ED
Funeral laico. | ED
Más del 20% de los funerales que se celebran en las grandes ciudades son ceremonias laicas

Este fenómeno no hace sino seguir la estela marcada por los bautizos y las bodas. Si uno de cada dos niños que nace en España no se bautiza y dos de cada tres matrimonios se celebran por lo civil, resulta lógico que los funerales sigan esa misma tendencia. Más todavía cuando según el CIS uno de cada cuatro españoles se considera ateo o no creyente y el 61,2% de los que se consideran creyentes admite que no acude a misa nunca o casi nunca.

Las funerarias, capaces de organizar tanto ceremonias de cualquier tipo de religión como de eliminar completamente referencias religiosas, se sirven de las capillas multiconfesionales para adaptarse a las necesidades de las familias

En general, estas despedidas laicas permiten una personalización por parte de los allegados que podrán elegir un texto – redactado a partir de los testimonios y relatos de los familiares y amigos - para leer en la ceremonia u optar por usar la canción favorita del difunto como banda sonora. 

Las aseguradoras también están adaptándose a los nuevos tiempos y dan la posibilidad de especificar qué tipo de funeral se llevará a cabo una vez llegue el momento sin que el precio del seguro de decesos ni el capital del servicio funerario se vean afectados.

En caso de no contar con una póliza de decesos, es posible optar por un funeral laico contratando directamente con la funeraria o, y ésta también es una tendencia al alza, contratar a una empresa especializada en la organización de eventos o funerales no religiosos. 

Los famosos también prefieren las ceremonias laicas

Inclinarse por una opción laica para despedir a un ser querido también es una opción que los famosos adoptan cada vez más. Umberto Eco, autor de ‘El nombre de la rosa’, eligió un funeral laico en el que varios de sus amigos leyeron textos preparados especialmente para la ocasión. No es el único: también en Milán, Dario Fo optó por una ceremonia laica que sirvió para que miles de personas se despidieran del dramaturgo.