PROTEGE TUS OBJETOS DE VALOR

Por qué las cajas fuertes siguen siendo el mejor sistema de seguridad

La seguridad en el hogar debe ser lo más importante para una persona. Como se suele decir, la vivienda de alguien es un templo sagrado y, como tal, debe ser resguardad

Cajas fuertes. | ED
Cajas fuertes. | ED
Por qué las cajas fuertes siguen siendo el mejor sistema de seguridad

Mucha gente escatima a la hora de comprar sistemas de seguridad para sus hogares, con la excusa de ahorrar, o pensando que “aquí no pasa nada”. Pero son miles las razones por las que un individuo se puede encontrar envuelto, de repente, en situaciones indeseadas. Es entonces cuando se desearía haber guardado mejor los objetos personales.

Hay muchas personas que entran en nuestra casa, si lo pensamos bien, y si algo es completamente cierto es que nunca se puede estar seguro de las intenciones que tienen los demás. Y es que, cuando se trata de objetos de valor, es conveniente tener toda la desconfianza del mundo, pues la tentación puede asomarse y, en un abrir y cerrar de ojos, ese precioso collar y nuestros aretes preferidos estarán perdidos quién sabe dónde.

Lo mejor para proteger tus objetos y los de tu familia es adquirir una caja fuerte, uno de los mejores sistemas de seguridad para guardar todo tipo de bienes preciados. 

¿Por qué una caja fuerte?

Sí, aunque a algunos les pueda parecer un poco exagerado, el tema de tener una caja fuerte en casa es lo mejor para prevenir cualquier situación indeseada, y una de ellas es el robo de nuestros objetos valiosos. 

Y es que nunca se sabe quién puede estar acechando cerca de nuestro hogar para robar, o si tenemos algún conocido que, en realidad, es “amigo de lo ajeno”. Si tienes una caja fuerte en tu hogar, tus tesoros siempre estarán a salvo. 

Las cajas fuertes no solo sirven para guardar dinero o joyas, también pueden contener documentos importantes u objetos de valor sentimental, que terminan siendo los más valorados. Por eso una caja fuerte es una especie de pequeña bóveda segura en tu hogar, en la que podrás guardar todo lo que quieras. 

Una caja fuerte se comercializa en varios modelos, tamaños y con diferentes características. Existe una amplia gama de cajas de seguridad, que van desde las más sencillas hasta las de fabricación especial. Algunos modelos son:

De sobreponer

Las cajas fuertes de sobreponer son las que se conocen como de superficie. Estas son las más sencillas de instalar, pues solo tienen que atornillarse a la superficie donde la persona desea dejarla y ya está. No es necesario realizar ningún trabajo en la pared o en el suelo para su instalación. Las hay de gama baja, media y alta.

De empotrar

Estas cajas de seguridad son perfectas para el hogar. Su instalación tiene que realizarla un experto, ya que conlleva un trabajo previo, pues, como su nombre indica, van empotradas en la pared o el suelo, dependiendo de cómo lo prefiera la persona.

Homologadas

Este tipo de cajas fuertes son especiales, ya que su nombre significa que han cumplido con todos los estándares de seguridad, y que están homologadas según el requerimiento del cliente. Estos modelos de cajas de seguridad están pensados para el almacenaje de armas cortas y son ampliamente usados por su alto nivel de eficacia.

De fabricación especial

Hay clientes que buscan características especiales en una caja fuerte, muy diferentes a las que tienen los modelos estándar. Las empresas de fabricación también realizan este tipo de pedidos especiales, con compartimientos extra, o con un tipo de sistema de seguridad específico.

Camufladas

Este tipo de caja de seguridad es para quienes desean un sistema tan perfecto que ni siquiera parezca que tenemos en nuestra casa una caja fuerte. Como su nombre indica, son cajas de seguridad que simulan ser objetos decorativos y que pasan totalmente desapercibidas.

Son muchos los tipos de caja fuerte que se pueden adquirir, todo dependerá de la necesidad y preferencias de cada persona. También existen cerraduras de seguridad, perfectas para conseguir que en nuestro hogar nos sintamos más seguros.

Cajas fuertes de segunda mano

Hay gente que suele asociar el término "segunda mano" con algo muy usado o desgastado, y la verdad es que se trata de un pensamiento erróneo. El mercado de segunda mano ha adquirido un fuerte impulso. 

En el mercado de las cajas fuertes de seguridad también existen las de segunda mano. Las cajas fuertes de segunda mano son muy buscadas hoy en día, pues debido a su menor precio resultan más accesibles y cuentan con las mismas características que una nueva. 

Comprar una caja fuerte es la mejor decisión que alguien puede tomar. Para adquirirla, una persona deberá saber muy bien qué está comprando, por eso debe asesorarse con expertos en el área. Incluso en las páginas web de las compañías que las fabrican suelen indicar todos los detalles y especificaciones técnicas. 

La altura, anchura, fondo, espesor, capacidad y peso son solo algunas de las características que debemos tener en cuenta a la hora de comprar una caja fuerte. Hay que fijarse también en los materiales con que está fabricada, pues de ellos dependerá su resistencia. El más utilizado suele ser una mezcla de hierro con carbono, pero hay otras aleaciones que también son muy resistentes.

Incluso hay cajas fuertes, las de fabricación especial, que tienen compartimientos ocultos. Las cerraduras pueden ser con llaves, mediante una combinación mecánica o una electrónica, dependiendo de la preferencia del cliente. Y como la tecnología ha abarcado todos los aspectos de la vida cotidiana, también existen cajas fuertes con sistemas de seguridad asociados al móvil; es decir, que puedes controlar cómo abrirla con tu smartphone.

Son muchas las razones para contar con una caja fuerte en casa, pero hay tres esenciales: para proteger tus pertenencias y documentos importantes en caso de robo, porque son un buen escondite, sobre todo las que tienen compartimientos ocultos, y también porque protegen los objetos de valor incluso cuando hay accidentes, como incendios desafortunados.