FACTOR DEFINITIVO

La importancia del tratamiento y saneamiento de las aguas residuales

El tratamiento no adecuado de las aguas residuales que se hayan generado por una actividad humana se considera el factor definitivo que propicia la contaminación de las aguas fluviales, subterráneas y marinas, además de ser la causa principal de la alteración y de la degradación de un sinfín de ecosistemas asociados

La importancia del tratamiento y saneamiento de las aguas residuales
La importancia del tratamiento y saneamiento de las aguas residuales
La importancia del tratamiento y saneamiento de las aguas residuales

Existe todo un complicado sistema de depuración a nivel doméstico autónomo que minimizará la contaminación, aunque bien es cierto que gran parte de este problema podría evitarse con la adaptación de una serie de medidas en los hogares.

En cada Comunidad Autónoma se siguen unos protocolos de depuración y unos sistemas muy similares; por ejemplo, en el saneamiento y aguas residuales en Barcelona podemos encontrar métodos muy variados como la filtración de las aguas residuales en fosas sépticas y pozos negros, presencia de acuíferos superficiales en zonas rurales, ..

Dependiendo del grado de contaminación del agua, esta podrá ser tratada con un mayor o menor acierto. Si el agua está en muy mal estado, poco se podrá hacer por ella. Un mal mantenimiento podría dar lugar a todo tipo de problemas en los que se requeriría de, por ejemplo, servicios de desatascos, ya sea a nivel particular, limpieza de fosas sépticas, de alcantarillado, etc.

Algunos consejos para evitar contaminar el agua en el hogar:

Desde Solo Desatascos nos dan 5 consejos que podemos seguir para evitar contaminar el agua de nuestra casa:

  1. Cuidado con tirar al inodoro colillas de cigarro, preservativos, tampones o diferentes elementos relacionados. El problema es que todos estos elementos disponen de fibras que podrían llegar a afectar a los filtros de limpieza. Con el paso del tiempo podrían producir atascos de importancia.

 

  1. Si utilizas rejillas en las duchas, en los lavamanos, en los lavaplatos; conseguiremos que los restos de los alimentos puedan llegar a colarse entre las cañerías, minimizando la contaminación, además de los temidos atascos. La gran mayoría de las llamadas a los fontaneros están relacionadas con atascos en tuberías por la acumulación de restos de comida.

 

  1. No viertas aceite de cocina ni al fregadero ni al inodoro y mucho menos si está caliente. En lugar de ello, se debe de verter en un recipiente de plástico una vez que ya esté frío para que, a continuación, se pueda eliminar de la forma adecuada.

 

  1. Los detergentes, limpiadores o jabones que usemos no deberían de tener fosfato. Este elemento es muy dañino con las tuberías; las irá desgastando y esto afectará a la calidad del agua, además de poder atascarse debido a la acumulación de estos restos que se desprenden.

 

  1. Tampoco se deben tirar ni disolventes ni pinturas por el desagüe; esto tiene su razón de ser, ya que estos elementos tienen una serie de productos químicos que alterarán progresivamente la composición de la tubería.

Con tan solo implantar estas normas en el hogar, conseguiremos reducir la contaminación de las aguas en un porcentaje elevado.